Loading
 
 
 
Loading
 
Inician trabajos de restauración de mural oculto en parroquia de Xochimilco, México
Loading
 
8 de Octubre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Xochimilco (Jueves, 08-10-2015, Gaudium Press) El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INHA) de México inició recientemente los trabajos de restauración de un mural que por siglos permaneció oculto tras el retablo principal de la Parroquia de San Bernardino de Siena en Xochimilco, antiguo monasterio edificado por los misioneros franciscanos en el siglo XVI.

La obra, que muestra representaciones de santos frailes franciscanos, fue descubierta en la década de los noventa cuando se adelantaban en el templo varios trabajos de restauración tras los daños ocasionados por un sismo que devastó Ciudad de México en 1985.

Mural.jpg
Mural1.jpg
En el mural se aprecian varios santos de la Orden de los Franciscanos / Foto: SIAME.

De acuerdo con el historiador Melchor Soto Canchola, quien es citado por el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), cuando se intervenía la parte posterior del retablo principal se vio en el muro un monumental trabajo artístico, es decir, un pre retablo en el que aparecen representaciones de santos de la Orden de los Frailes Menores, quienes aparecen entre imágenes pictóricas de Xochimilco. En toda la obra se distinguen cuatro grandes pinturas.

El descubrimiento ha llamado la especial atención de los investigadores, sobre todo porque la obra fue elaborada en papel amate, un material que utilizaban los indígenas para la realización de códices prehispánicos; además de ser una obra única en el mundo, debido a su gran tamaño y a la técnica artística utilizada. "Estamos hablando de que los paños tienen más de 3 metros de alto por 2.8 de largo; habría seis recuadros rescatables, todos elaborados en papel amate, una especie de lámina vegetal fibrosa fabricada de manera artesanal a partir de la corteza de algunos árboles", dice el historiador.

Canchola también describe la obra: "Fue elaborada con mucho cuidado y con una gran técnica artística. En la parte superior del lado izquierdo se ve un cortinaje en tono azul que se abra para mostrar una cornisa de flores pintadas al estilo prehispánico; en la parte baja, entre recuadros formados con este tipo de cordones característicos de los Franciscanos, se puede apreciar la figura de un Santo ataviado con el hábito café, quien levanta una mano y el rostro al cielo. Más abajo hay otro santo, probablemente San Francisco de Asís, y del lado contrario del muro hay uno más, de aspecto apacible y piadoso".

La iglesia de San Bernardino de Siena se construyó aproximadamente en el año 1535, siendo uno de los principales templos edificados durante la conquista española, debido a su ubicación en el centro de la Xochimilco, y a que facilitó el encuentro entre el indígena, el español y los primeros mestizos, siendo epicentro de la labor de los misioneros franciscanos en tierras americanas. Entre los misioneros que pasaron por este lugar se encuentran los frailes Bartolomé de Olmedo y Francisco de Soto, quienes participaron en la edificación del templo, cuyos trabajos culminaron en 1590.

Del templo se destaca el retablo principal, que se caracteriza por su particular ornamentación. En ella se destacan pinturas de Jesús, Nuestra Señora y San Bernandino de Siena, así como varias tallas de santos en madera policromada.

A la entrada de la iglesia se encuentra una imagen de San Judas Tadeo, una de las más veneradas por los fieles que llegan al lugar.

Con información de SIAME.

Loading
Inician trabajos de restauración de mural oculto en parroquia de Xochimilco, México

Xochimilco (Jueves, 08-10-2015, Gaudium Press) El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INHA) de México inició recientemente los trabajos de restauración de un mural que por siglos permaneció oculto tras el retablo principal de la Parroquia de San Bernardino de Siena en Xochimilco, antiguo monasterio edificado por los misioneros franciscanos en el siglo XVI.

La obra, que muestra representaciones de santos frailes franciscanos, fue descubierta en la década de los noventa cuando se adelantaban en el templo varios trabajos de restauración tras los daños ocasionados por un sismo que devastó Ciudad de México en 1985.

Mural.jpg
Mural1.jpg
En el mural se aprecian varios santos de la Orden de los Franciscanos / Foto: SIAME.

De acuerdo con el historiador Melchor Soto Canchola, quien es citado por el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), cuando se intervenía la parte posterior del retablo principal se vio en el muro un monumental trabajo artístico, es decir, un pre retablo en el que aparecen representaciones de santos de la Orden de los Frailes Menores, quienes aparecen entre imágenes pictóricas de Xochimilco. En toda la obra se distinguen cuatro grandes pinturas.

El descubrimiento ha llamado la especial atención de los investigadores, sobre todo porque la obra fue elaborada en papel amate, un material que utilizaban los indígenas para la realización de códices prehispánicos; además de ser una obra única en el mundo, debido a su gran tamaño y a la técnica artística utilizada. "Estamos hablando de que los paños tienen más de 3 metros de alto por 2.8 de largo; habría seis recuadros rescatables, todos elaborados en papel amate, una especie de lámina vegetal fibrosa fabricada de manera artesanal a partir de la corteza de algunos árboles", dice el historiador.

Canchola también describe la obra: "Fue elaborada con mucho cuidado y con una gran técnica artística. En la parte superior del lado izquierdo se ve un cortinaje en tono azul que se abra para mostrar una cornisa de flores pintadas al estilo prehispánico; en la parte baja, entre recuadros formados con este tipo de cordones característicos de los Franciscanos, se puede apreciar la figura de un Santo ataviado con el hábito café, quien levanta una mano y el rostro al cielo. Más abajo hay otro santo, probablemente San Francisco de Asís, y del lado contrario del muro hay uno más, de aspecto apacible y piadoso".

La iglesia de San Bernardino de Siena se construyó aproximadamente en el año 1535, siendo uno de los principales templos edificados durante la conquista española, debido a su ubicación en el centro de la Xochimilco, y a que facilitó el encuentro entre el indígena, el español y los primeros mestizos, siendo epicentro de la labor de los misioneros franciscanos en tierras americanas. Entre los misioneros que pasaron por este lugar se encuentran los frailes Bartolomé de Olmedo y Francisco de Soto, quienes participaron en la edificación del templo, cuyos trabajos culminaron en 1590.

Del templo se destaca el retablo principal, que se caracteriza por su particular ornamentación. En ella se destacan pinturas de Jesús, Nuestra Señora y San Bernandino de Siena, así como varias tallas de santos en madera policromada.

A la entrada de la iglesia se encuentra una imagen de San Judas Tadeo, una de las más veneradas por los fieles que llegan al lugar.

Con información de SIAME.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Secretario de Asuntos Públicos de la Conferencia de Obispos lamentó que la decisión pueda ser ...
 
El respeto de la voluntad de Dios establece un límite necesario a la autoridad humana. ...
 
El Beato Fernando Saperas dio su vida para defender su virginal consagración a Dios. ...
 
En su homilía, el arzobispo además hizo un pedido: "quiero contar con la oración de mi pueblo par ...
 
Haremos una reseña respecto a ese cuarto imperio, o sea, el romano, en la época del Emperador Octa ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading