Loading
 
 
 
Loading
 
Mensaje póstumo de la Beata Alexandrina María da Costa
Loading
 
16 de Octubre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Viernes, 16-10-2015, Gaudium Press) A los 14 años, la Beata Alexandrina María da Costa no dudó en saltar por una alta ventana para preservar su virginidad amenazada por algunos bandidos. Como secuela de la caída sufrió una parálisis, parcial en un comienzo, pero que avanzó inexorablemente hasta que en 1925, a la edad de 21 años, quedó reducida a la inmovilidad total en su lecho de dolores.

1.jpg
Víctima expiatoria, la Beata pasó 30 años en su lecho

Ahí pasó los siguientes 30 años de su vida.

Hasta 1928 pedía la gracia de la curación. Después, comprendiendo que su vocación era el sufrimiento, la abrazó con prontitud. "La Virgen me concedió una gracia todavía mayor. Después de la resignación, me dio la conformidad completa con la voluntad de Dios y, por fin, el deseo de sufrir", confidenció.

Cuanto más dura se volvía su vocación de víctima por la conversión de los pecadores, tanto más crecía su amor al sufrimiento.

El 13 de octubre de 1955 falleció, poco después de haber exclamado: "¡Soy feliz porque voy al Cielo!"

Sobre su lápida pueden leerse estas palabras que tanto deseó: "Pecadores, si las cenizas de mi cuerpo pudieran ser útiles a vuestra salvación, aproximaos: pasad todos encima de ellas, pisadlas hasta que desaparezcan, ¡pero no pequéis más! ¡No ofendáis más a nuestro Jesús! Pecadores, ¡quisiera deciros tantas cosas! ¡No bastaría este gran cementerio para escribirlas todas! ¡Convertios! ¡No perdáis a Jesús por toda la eternidad! Es tan bueno... ¡Amadlo! ¡Amadlo! ¡Basta de pecar!"

 

Loading
Mensaje póstumo de la Beata Alexandrina María da Costa

Redacción (Viernes, 16-10-2015, Gaudium Press) A los 14 años, la Beata Alexandrina María da Costa no dudó en saltar por una alta ventana para preservar su virginidad amenazada por algunos bandidos. Como secuela de la caída sufrió una parálisis, parcial en un comienzo, pero que avanzó inexorablemente hasta que en 1925, a la edad de 21 años, quedó reducida a la inmovilidad total en su lecho de dolores.

1.jpg
Víctima expiatoria, la Beata pasó 30 años en su lecho

Ahí pasó los siguientes 30 años de su vida.

Hasta 1928 pedía la gracia de la curación. Después, comprendiendo que su vocación era el sufrimiento, la abrazó con prontitud. "La Virgen me concedió una gracia todavía mayor. Después de la resignación, me dio la conformidad completa con la voluntad de Dios y, por fin, el deseo de sufrir", confidenció.

Cuanto más dura se volvía su vocación de víctima por la conversión de los pecadores, tanto más crecía su amor al sufrimiento.

El 13 de octubre de 1955 falleció, poco después de haber exclamado: "¡Soy feliz porque voy al Cielo!"

Sobre su lápida pueden leerse estas palabras que tanto deseó: "Pecadores, si las cenizas de mi cuerpo pudieran ser útiles a vuestra salvación, aproximaos: pasad todos encima de ellas, pisadlas hasta que desaparezcan, ¡pero no pequéis más! ¡No ofendáis más a nuestro Jesús! Pecadores, ¡quisiera deciros tantas cosas! ¡No bastaría este gran cementerio para escribirlas todas! ¡Convertios! ¡No perdáis a Jesús por toda la eternidad! Es tan bueno... ¡Amadlo! ¡Amadlo! ¡Basta de pecar!"

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/73798-Mensaje-postumo-de-la-Beata-Alexandrina-Maria-da-Costa. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"En este momento de dolor quiero manifestar mi cercanía y oración a toda la querida población mex ...
 
Los periodistas compararon la gran convocatoria con la de eventos como conciertos musicales. ...
 
Se ofrecen una mesa redonda, talleres y exposición, entre los días 19 y 24 de septiembre, en la se ...
 
Con la proximidad de las conmemoraciones por los 300 años del encuentro de la Imagen de Nuestra Se ...
 
¡Alegría! Todos los fieles de la nave gritan: "La Sangre está líquida, la sangre está suelta". ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading