Loading
 
 
 
Loading
 
Obispos de Canadá envían argumentos en contra de la eutanasia ante posible reglamentación
Loading
 
23 de Octubre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ottawa (Viernes, 23-10-2015, Gaudium Press) El Presidente de la Conferencia Canadiense de Obispos Católicos, Mons. Douglas Crosby, envió un documento oficial con los argumentos de la Iglesia en contra de la eutanasia y el suicidio asistido al panel de expertos establecido para consultar a los canadienses con respecto a una posible reglamentación de la sentencia de la Suprema Corte de Canadá que admite la práctica el suicidio asistido. Los prelados citaron los puntos del Magisterio de la Iglesia concernientes al respecto de la dignidad humana durante el fin de la vida y reafirmaron su posición en favor del bien común, en contra del suicidio asistido, a favor de los cuidados paliativos y la protección de los vulnerables, y solicitando el respeto de la libertad de conciencia y de religión.

CUIDADO PALIATIVO GAUDIUM PRESS.jpg
"Como Obispos católicos, hablamos en términos que están informados por la razón, el diálogo ético, la convicción religiosa y el profundo respeto por la dignidad de la persona humana", comentaron los prelados en el primer punto de su documento, reproducido por agencia Zenit. "Nuestra conciencia está formada por miles de años de reflexión de la humanidad y por nuestras acciones como cristianos que siguen a Jesucristo. Él mostró más plenamente lo que significa servir y estar presente para los demás. Su respuesta al sufrimiento de los otros fue sufrir con ellos, no asesinarlos. Aceptó el sufrimiento de su vida como el camino a la entrega, a la generosidad, a la misericordia. Uno no tiene que ser creyente para reconocer en la vida y acción de Jesús un ejemplo supremo de humanidad".

Esta base en la doctrina y ejemplo de Jesucristo es la que inspira la reacción de la Iglesia, que ha participado activamente para frenar la legalización del suicidio asistido en el país. Los Obispos recordaron la Doctrina de la Iglesia en la materia, incluida en el Catecismo de la Iglesia Católica, en su numeral 2277. "Cualquiera que sea su motivo o su significado, la eutanasia directa consiste en poner fin a la vida de los discapacitados, los enfermos o los moribundos. Esto es moralmente inaceptable. Por tanto, un acto u omisión que por sí mismo o por intención cause la muerte para eliminar a los sufrientes constituye un asesinato gravemente contrario a la dignidad de la persona humana".

Los prelados recordaron también la condena del suicidio incluida en el catecismo de la iglesia católica y el rechazo de los Obispos Católicos Canadienses a la decisión de la Suprema Corte de Canadá con respecto a este procedimiento. "La reglamentación legalizaría una acción que desde tiempo inmemorial ha sido juzgada como inmoral: poner fin a una vida inocente". La respuesta al drama parecido por los pacientes que podrían solicitar el suicidio asistido es el cuidado y no el asesinato, explicaron los Obispos, quienes agradecieron a las personas que se dedican al cuidado de miles de hombres y mujeres vulnerables. Los prelados pidieron un mayor compromiso de la sociedad y el estado para proveer los cuidados paliativos y el acompañamiento debido que los pacientes necesitan.

Finalmente, el documento exige el respeto de la libertad religiosa y de conciencia de los médicos y agentes de la salud afectados por la reglamentación. "Es la convicción de todos los Obispos de Canadá, junto con el clero y los miembros de la vida consagrada, unidos con nuestros fieles católicos, que nuestro país debe a toda costa proteger y defender los derechos de conciencia de los hombres y mujeres que trabajan como dadores de cuidado. Requerir que un médico asesine un paciente siempre será inaceptable". Los prelados concluyeron recordando que representan y guían espiritualmente a más de trece millones de ciudadanos católicos del país.

Con información de Zenit.

 

Loading
Obispos de Canadá envían argumentos en contra de la eutanasia ante posible reglamentación

Ottawa (Viernes, 23-10-2015, Gaudium Press) El Presidente de la Conferencia Canadiense de Obispos Católicos, Mons. Douglas Crosby, envió un documento oficial con los argumentos de la Iglesia en contra de la eutanasia y el suicidio asistido al panel de expertos establecido para consultar a los canadienses con respecto a una posible reglamentación de la sentencia de la Suprema Corte de Canadá que admite la práctica el suicidio asistido. Los prelados citaron los puntos del Magisterio de la Iglesia concernientes al respecto de la dignidad humana durante el fin de la vida y reafirmaron su posición en favor del bien común, en contra del suicidio asistido, a favor de los cuidados paliativos y la protección de los vulnerables, y solicitando el respeto de la libertad de conciencia y de religión.

CUIDADO PALIATIVO GAUDIUM PRESS.jpg
"Como Obispos católicos, hablamos en términos que están informados por la razón, el diálogo ético, la convicción religiosa y el profundo respeto por la dignidad de la persona humana", comentaron los prelados en el primer punto de su documento, reproducido por agencia Zenit. "Nuestra conciencia está formada por miles de años de reflexión de la humanidad y por nuestras acciones como cristianos que siguen a Jesucristo. Él mostró más plenamente lo que significa servir y estar presente para los demás. Su respuesta al sufrimiento de los otros fue sufrir con ellos, no asesinarlos. Aceptó el sufrimiento de su vida como el camino a la entrega, a la generosidad, a la misericordia. Uno no tiene que ser creyente para reconocer en la vida y acción de Jesús un ejemplo supremo de humanidad".

Esta base en la doctrina y ejemplo de Jesucristo es la que inspira la reacción de la Iglesia, que ha participado activamente para frenar la legalización del suicidio asistido en el país. Los Obispos recordaron la Doctrina de la Iglesia en la materia, incluida en el Catecismo de la Iglesia Católica, en su numeral 2277. "Cualquiera que sea su motivo o su significado, la eutanasia directa consiste en poner fin a la vida de los discapacitados, los enfermos o los moribundos. Esto es moralmente inaceptable. Por tanto, un acto u omisión que por sí mismo o por intención cause la muerte para eliminar a los sufrientes constituye un asesinato gravemente contrario a la dignidad de la persona humana".

Los prelados recordaron también la condena del suicidio incluida en el catecismo de la iglesia católica y el rechazo de los Obispos Católicos Canadienses a la decisión de la Suprema Corte de Canadá con respecto a este procedimiento. "La reglamentación legalizaría una acción que desde tiempo inmemorial ha sido juzgada como inmoral: poner fin a una vida inocente". La respuesta al drama parecido por los pacientes que podrían solicitar el suicidio asistido es el cuidado y no el asesinato, explicaron los Obispos, quienes agradecieron a las personas que se dedican al cuidado de miles de hombres y mujeres vulnerables. Los prelados pidieron un mayor compromiso de la sociedad y el estado para proveer los cuidados paliativos y el acompañamiento debido que los pacientes necesitan.

Finalmente, el documento exige el respeto de la libertad religiosa y de conciencia de los médicos y agentes de la salud afectados por la reglamentación. "Es la convicción de todos los Obispos de Canadá, junto con el clero y los miembros de la vida consagrada, unidos con nuestros fieles católicos, que nuestro país debe a toda costa proteger y defender los derechos de conciencia de los hombres y mujeres que trabajan como dadores de cuidado. Requerir que un médico asesine un paciente siempre será inaceptable". Los prelados concluyeron recordando que representan y guían espiritualmente a más de trece millones de ciudadanos católicos del país.

Con información de Zenit.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

A través de una misiva los prelados comparten el dolor de los que lloran a sus familiares y elevan ...
 
Así como las demás localidades brasileñas, la ciudad de San Pablo festejó los 300 años del desc ...
 
Los Franciscanos de Tierra Santa cumplen 800 años de presencia en Oriente Medio. Para celebrar la f ...
 
Los festejos por los 300 años del encuentro de la Imagen de Nuestra Señora Aparecida en las aguas ...
 
Más de medio millón de personas participaron en la celebración en honor de la Santísima Virgen. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading