Loading
 
 
 
Loading
 
Organizaciones católicas alertan hambruna a causa de sequía en Uganda, Sudán del Sur y Tanzania
Loading
 
26 de Octubre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Kotodo (Lunes, 26-10-2015, Gaudium Press) Un sacerdote de la Diócesis de Kotodo en Uganda, lanzó una alerta a SPICMA, una organización católica de caridad de Reino Unido. En su llamado urgente, alertó sobre la hambruna severa que se padece en la región de Karamoja debido a la ausencia de agua. La situación relatada por el sacerdote se reproduce también en Sudán del Sur y es motivo de urgencia en Tanzania, según informaron Independent Catholic News y Missionaries of Africa.

SEQUIA UGANDA GAUDIUM PRESS.jpg
Las próximas lluvias en Karamoja, Uganda, se esperan en marzo o abril de 2016, y la próxima cosecha llegaría en septiembre u octubre de ese año. Foto: SPICMA.
"Una vez más a causa de la falta de lluvias en la temporada, la región de Karamoja esta sufriendo con una hambruna severa. La situación de hambre es complicada y hasta el momento no hay otra organización que esté ofreciendo ayuda", indicó el P. Sylvester, de la Diócesis de Kotodo, Uganda. "Debido a la falta de comida, muchas personas están enfermas, faltas de energía y sufren por el hambre severa, especialmente los ancianos y los niños pequeños".

El sacerdote ya había advertido acerca de las dificultades que enfrentaban los habitantes a causa de la sequía y cómo ya había obligado a algunos de ellos a permanecer en casa. "El domingo pasado una mujer anciana caminó hacia una de nuestra capillas buscando ayuda. Estaba muy débil a causa de la falta de comida", relató el sacerdote. La mujer dijo al misionero: "Yo tenía la opción de quedarme en la casa y esperar por mi muerte, o desafiar mi suerte para encontrarlos". El sacerdote indicó que su parroquia ya no cuenta con recursos para asistir a los damnificados, por lo cual solicitó el apoyo de la comunidad internacional.

La emergencia a causa de la sequía fue también el objeto de un llamado de la comunidad de Missionaries of Africa, que reprodujo una carta recibida por la hermana Honorina Mwehemba, una religiosa que trabaja en Tabora, Tanzania.
"Kipalapala es uno de los lugares más pobres de nuestra región, con infraestructura limitada como caminos o incluso hospitales. La población de la parroquia depende principalmente en la en el cultivo para la subsistencia", relató la religiosa. "La ausencia de agua en Kipalapala ha limitado la habilidad de nuestras hermanas para trabajar en el área. Los retiros, seminarios, encuentros, la educación son muy limitados por la falta de agua. Necesitamos cambiar esto, no sólo para los misioneros que trabajan allí, sino para los hombres y mujeres desesperados que luchan para sobrevivir".

Una situación similar fue reportada por Christian Aid en Sudán del Sur a través de una alerta que pide la inmediata acción humanitaria internacional para prevenir la hambruna en este país. Se calcula que 3.9 millones de personas se consideran severamente inseguras con respecto a la alimentación, con unas 30.000 clasificada sen grado catastrófico por su condición extrema. La situación de violencia ha sido un grave agravante para la sequía y la hambruna ya que se han atacado los cultivos y se ha arrasado con las reservas de alimento en el lugar. Sudán del Sur presenta una grave emergencia con 1.6 millones de desplazados internos y unos 600 mil refugiados que han dejado el país a causa de la violencia.

Con información de Independent Catholic News y Missionaries of Africa.

 

Loading
Organizaciones católicas alertan hambruna a causa de sequía en Uganda, Sudán del Sur y Tanzania

Kotodo (Lunes, 26-10-2015, Gaudium Press) Un sacerdote de la Diócesis de Kotodo en Uganda, lanzó una alerta a SPICMA, una organización católica de caridad de Reino Unido. En su llamado urgente, alertó sobre la hambruna severa que se padece en la región de Karamoja debido a la ausencia de agua. La situación relatada por el sacerdote se reproduce también en Sudán del Sur y es motivo de urgencia en Tanzania, según informaron Independent Catholic News y Missionaries of Africa.

SEQUIA UGANDA GAUDIUM PRESS.jpg
Las próximas lluvias en Karamoja, Uganda, se esperan en marzo o abril de 2016, y la próxima cosecha llegaría en septiembre u octubre de ese año. Foto: SPICMA.
"Una vez más a causa de la falta de lluvias en la temporada, la región de Karamoja esta sufriendo con una hambruna severa. La situación de hambre es complicada y hasta el momento no hay otra organización que esté ofreciendo ayuda", indicó el P. Sylvester, de la Diócesis de Kotodo, Uganda. "Debido a la falta de comida, muchas personas están enfermas, faltas de energía y sufren por el hambre severa, especialmente los ancianos y los niños pequeños".

El sacerdote ya había advertido acerca de las dificultades que enfrentaban los habitantes a causa de la sequía y cómo ya había obligado a algunos de ellos a permanecer en casa. "El domingo pasado una mujer anciana caminó hacia una de nuestra capillas buscando ayuda. Estaba muy débil a causa de la falta de comida", relató el sacerdote. La mujer dijo al misionero: "Yo tenía la opción de quedarme en la casa y esperar por mi muerte, o desafiar mi suerte para encontrarlos". El sacerdote indicó que su parroquia ya no cuenta con recursos para asistir a los damnificados, por lo cual solicitó el apoyo de la comunidad internacional.

La emergencia a causa de la sequía fue también el objeto de un llamado de la comunidad de Missionaries of Africa, que reprodujo una carta recibida por la hermana Honorina Mwehemba, una religiosa que trabaja en Tabora, Tanzania.
"Kipalapala es uno de los lugares más pobres de nuestra región, con infraestructura limitada como caminos o incluso hospitales. La población de la parroquia depende principalmente en la en el cultivo para la subsistencia", relató la religiosa. "La ausencia de agua en Kipalapala ha limitado la habilidad de nuestras hermanas para trabajar en el área. Los retiros, seminarios, encuentros, la educación son muy limitados por la falta de agua. Necesitamos cambiar esto, no sólo para los misioneros que trabajan allí, sino para los hombres y mujeres desesperados que luchan para sobrevivir".

Una situación similar fue reportada por Christian Aid en Sudán del Sur a través de una alerta que pide la inmediata acción humanitaria internacional para prevenir la hambruna en este país. Se calcula que 3.9 millones de personas se consideran severamente inseguras con respecto a la alimentación, con unas 30.000 clasificada sen grado catastrófico por su condición extrema. La situación de violencia ha sido un grave agravante para la sequía y la hambruna ya que se han atacado los cultivos y se ha arrasado con las reservas de alimento en el lugar. Sudán del Sur presenta una grave emergencia con 1.6 millones de desplazados internos y unos 600 mil refugiados que han dejado el país a causa de la violencia.

Con información de Independent Catholic News y Missionaries of Africa.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Desafiando las bajas temperaturas del frente frío, los devotos se congregan en la Basílica de Guad ...
 
Los prelados afirmaron que "se ha hecho justicia" al conseguir la devolución de las obras de arte s ...
 
La obra de San Maximiliano María Kolbe, un ejército espiritual de consagrados a la Santísima Virg ...
 
El concierto será dirigido por el fundador del Coro de la Diócesis de Roma, Mons. Frisina, en la B ...
 
La ceremonia ocurrirá el viernes 15 de diciembre. La Ermita será considerada la menor basílica de ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading