Loading
 
 
 
Loading
 
Cardenal Cipriani clausura Sínodo Limense y crea comisión que pondrá en práctica las propuestas de la consulta
Loading
 
24 de Noviembre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Lima (Martes, 24-11-2015, Gaudium Press) En el marco de una Santa Misa celebrada en la Catedral de Lima el pasado domingo 22 de noviembre, Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado de Perú, clausuró el XX Sínodo Arquidiocesano, que se venía desarrollando desde septiembre de 2014 en la Iglesia particular.

Durante la homilía el purpurado expresó: "Al clausurar el sínodo ponemos en manos de Jesús, el Señor de los Milagros, el documento que presentaré a la Iglesia de Lima y a la comisión que se encargará de ayudarme a poner en práctica todas estas propuestas que se presentan con esperanza y alegría".

También manifestó su agradecimiento a los obispos auxiliares, vicarios episcopales, párrocos, sacerdotes, religiosos y religiosas y laicos que fueron parte activa durante el año y medio de reflexiones que duró el Sínodo, colocando "la oración, el trabajo y el esfuerzo en manos de Dios".

Sinodo Limense.jpg
El Cardenal Cipriani en la Catedral de Lima preside la Clausura del Sínodo Arquidiocesano / Foto: Sínodo Limense.

"El ‘tú tienes la palabra' adquiere hoy un significado solemne. Ahora Cristo tiene que hablar en la persona del Obispo. El Espíritu Santo tiene que trabajar en los frutos del sínodo (...) Hemos trabajado con humildad. ¡Despertemos! El Señor nos pide ser luz y ejemplo en el mundo", agregó el Cardenal.

En otro momento se dirigió a los fieles laicos, haciendo eco de la invitación del Papa Francisco de salir al encuentro del otro. "La tarea de los fieles laicos es llevar el ejemplo de Jesús a los demás. Vale más el que más amó a Dios y el que más amor sembró en su corazón. Por eso es muy importante su presencia constante en las parroquias", les expresó.

El purpurado adelantó que como fruto del Sínodo Limense, la Iglesia particular tiene el gran desafío de las redes sociales atendiéndolas de manera especial: "las redes sociales, gran desafío. El Mundo de hoy nos pide responder con esfuerzo, buscando que se enseñe a usar la tecnología".

Tema que abordó de nuevo al término de la Misa: "En todos los grupos debemos entender que hay una comunicación infinita a través de las redes sociales. La Iglesia siempre ha estado presente en los nuevos ambientes donde nos espera la gente".

Al concluir la homilía el Cardenal exhortó a los fieles para que no apaguen la luz de Cristo y a que promuevan el silencio, la oración, la lealtad y la verdad. "Siembra esperanza, optimismo y alegría. El Reino está en esta tierra. Si quieres formar parte, abrázate a la cruz (...) Sal a las calles y plazas y da a conocer a Cristo a los demás. El Reino de Dios es el reino de la verdad, la paz, la felicidad y el sacrificio", puntualizó.

Sínodo Limense2.jpg
A los fieles laicos el Cardenal llamó a no apagar la luz de Cristo / Foto: Sínodo Limense.

El Sínodo Arquidiocesano de Lima fue convocado por el Cardenal Cipriani mediante decreto con fecha del 16 de junio de 2014. Éste tuvo por objeto analizar cuál es el trabajo de la Iglesia local y proponer un camino a seguir para los próximos años.

En dicho decreto el purpurado estableció cuatro ámbitos de prioridades a través de los cuales giraron los trabajos del Sínodo: "Establecemos que los ámbitos prioritarios de enseñanza y práctica de la fe que deberá estudiar el Sínodo son los referentes a: 1) la preparación del matrimonio, la formación de la familia y otros aspectos relacionados a la vida humana; 2) la participación de los laicos, llamados a la santidad en el mundo, en todos los ámbitos de la vida pública y privada; 3) la preparación y formación permanente de los sacerdotes diocesanos y miembros de la gran familia de institutos femeninos y masculinos de vida consagrada, que trabajan apostólicamente en la Arquidiócesis; 4) las obras y servicio de misericordia y caridad social que se realizan a través de Cáritas diocesana y otras iniciativas solidarias".

El Sínodo Limense fue inaugurado oficialmente el 7 de septiembre de 2014. Contó con la colaboración de más de 10 mil personas que participaron en más de 200 reuniones de reflexión.

Con información del Arzobispado de Lima y XX Sínodo Arquidiocesano Limense.

Loading
Cardenal Cipriani clausura Sínodo Limense y crea comisión que pondrá en práctica las propuestas de la consulta

Lima (Martes, 24-11-2015, Gaudium Press) En el marco de una Santa Misa celebrada en la Catedral de Lima el pasado domingo 22 de noviembre, Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado de Perú, clausuró el XX Sínodo Arquidiocesano, que se venía desarrollando desde septiembre de 2014 en la Iglesia particular.

Durante la homilía el purpurado expresó: "Al clausurar el sínodo ponemos en manos de Jesús, el Señor de los Milagros, el documento que presentaré a la Iglesia de Lima y a la comisión que se encargará de ayudarme a poner en práctica todas estas propuestas que se presentan con esperanza y alegría".

También manifestó su agradecimiento a los obispos auxiliares, vicarios episcopales, párrocos, sacerdotes, religiosos y religiosas y laicos que fueron parte activa durante el año y medio de reflexiones que duró el Sínodo, colocando "la oración, el trabajo y el esfuerzo en manos de Dios".

Sinodo Limense.jpg
El Cardenal Cipriani en la Catedral de Lima preside la Clausura del Sínodo Arquidiocesano / Foto: Sínodo Limense.

"El ‘tú tienes la palabra' adquiere hoy un significado solemne. Ahora Cristo tiene que hablar en la persona del Obispo. El Espíritu Santo tiene que trabajar en los frutos del sínodo (...) Hemos trabajado con humildad. ¡Despertemos! El Señor nos pide ser luz y ejemplo en el mundo", agregó el Cardenal.

En otro momento se dirigió a los fieles laicos, haciendo eco de la invitación del Papa Francisco de salir al encuentro del otro. "La tarea de los fieles laicos es llevar el ejemplo de Jesús a los demás. Vale más el que más amó a Dios y el que más amor sembró en su corazón. Por eso es muy importante su presencia constante en las parroquias", les expresó.

El purpurado adelantó que como fruto del Sínodo Limense, la Iglesia particular tiene el gran desafío de las redes sociales atendiéndolas de manera especial: "las redes sociales, gran desafío. El Mundo de hoy nos pide responder con esfuerzo, buscando que se enseñe a usar la tecnología".

Tema que abordó de nuevo al término de la Misa: "En todos los grupos debemos entender que hay una comunicación infinita a través de las redes sociales. La Iglesia siempre ha estado presente en los nuevos ambientes donde nos espera la gente".

Al concluir la homilía el Cardenal exhortó a los fieles para que no apaguen la luz de Cristo y a que promuevan el silencio, la oración, la lealtad y la verdad. "Siembra esperanza, optimismo y alegría. El Reino está en esta tierra. Si quieres formar parte, abrázate a la cruz (...) Sal a las calles y plazas y da a conocer a Cristo a los demás. El Reino de Dios es el reino de la verdad, la paz, la felicidad y el sacrificio", puntualizó.

Sínodo Limense2.jpg
A los fieles laicos el Cardenal llamó a no apagar la luz de Cristo / Foto: Sínodo Limense.

El Sínodo Arquidiocesano de Lima fue convocado por el Cardenal Cipriani mediante decreto con fecha del 16 de junio de 2014. Éste tuvo por objeto analizar cuál es el trabajo de la Iglesia local y proponer un camino a seguir para los próximos años.

En dicho decreto el purpurado estableció cuatro ámbitos de prioridades a través de los cuales giraron los trabajos del Sínodo: "Establecemos que los ámbitos prioritarios de enseñanza y práctica de la fe que deberá estudiar el Sínodo son los referentes a: 1) la preparación del matrimonio, la formación de la familia y otros aspectos relacionados a la vida humana; 2) la participación de los laicos, llamados a la santidad en el mundo, en todos los ámbitos de la vida pública y privada; 3) la preparación y formación permanente de los sacerdotes diocesanos y miembros de la gran familia de institutos femeninos y masculinos de vida consagrada, que trabajan apostólicamente en la Arquidiócesis; 4) las obras y servicio de misericordia y caridad social que se realizan a través de Cáritas diocesana y otras iniciativas solidarias".

El Sínodo Limense fue inaugurado oficialmente el 7 de septiembre de 2014. Contó con la colaboración de más de 10 mil personas que participaron en más de 200 reuniones de reflexión.

Con información del Arzobispado de Lima y XX Sínodo Arquidiocesano Limense.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Más de 100 imágenes de distintas advocaciones de la Santísima Virgen fueron ricamente adornadas y ...
 
El Pontífice uso en su meditación el Evangelio de ese segundo domingo de adviento ...
 
La fiesta por la patrona de América será precedida por el rezo del Rosario ...
 
El evento será parte del cuarto Congreso Apostólico Mundial sobre la Misericordia. ...
 
El Papa Francisco participó de la Primera de las Predicaciones de Adviento, el pasado viernes. Ella ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading