Loading
 
 
 
Loading
 
Papa habló en el estadio de Bangui de la "otra orilla" a la que somos llamados
Loading
 
30 de Noviembre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Bangui (Lunes, 30-11-2015, Gaudium Press) En la Misa celebrada en el estado Barthélémy Boganda de Bangui, capital de la República Centroafricana, el Papa Francisco habló de la misión, y de la renovación humana y espiritual en el país. Hoy 30 es el último día del periplo que llevó al Papa a 3 naciones del continente negro.

1.png
Foto: Rome Reports

El Pontífice recordó que la sacrificada labor misionera "no hace mucho tiempo trajo por primera vez la alegría del Evangelio a esta amada tierra de Centroáfrica", lo que permite que en presencia de tiempos difíciles, los hombres se puedan reunir "alrededor del Señor, como hacemos hoy, para gozar de su presencia, de su vida nueva y de la salvación que nos propone, como esa ‘otra orilla' hacia la que debemos dirigirnos".

La otra orilla es "la vida eterna, el Cielo que nos espera. Esta mirada tendida hacia el mundo futuro ha fortalecido siempre el ánimo de los cristianos, de los más pobres, de los más pequeños, en su peregrinación terrena. La vida eterna no es una ilusión, no es una fuga del mundo, sino una poderosa realidad que nos llama y compromete a perseverar en la fe y en el amor".

"Pero esa ‘otra orilla' más inmediata que buscamos alcanzar, la salvación que la fe nos obtiene y de la que nos habla san Pablo, es una realidad que transforma ya desde ahora nuestra vida presente y el mundo en que vivimos: «El que cree con el corazón alcanza la justicia» (cf. Rm 10,10). Recibe la misma vida de Cristo que lo hace capaz de amar a Dios y a los hermanos de un modo nuevo, hasta el punto de dar a luz un mundo renovado por el amor", expresó el Papa.

Es claro que la fe recibida es también un apelo constante a la conversión, a "romper continuamente con lo que aún tiene del hombre viejo, del hombre pecador, siempre inclinado a ceder a la tentación del demonio -y cuánto actúa en nuestro mundo y en estos momentos de conflicto, de odio y de guerra-, que lo lleva al egoísmo, a encerrarse en sí mismo y a la desconfianza, a la violencia y al instinto de destrucción, a la venganza, al abandono y a la explotación de los más débiles...". En ese camino, todos estamos llamados a pedir perdón a Dios, y a seguirlo cada vez más de cerca, procurando la santidad, y siendo a su turno misioneros: "odos y cada uno de nosotros estamos llamados a ser este mensajero que nuestro hermano, de cualquier etnia, religión y cultura, espera a menudo sin saberlo. En efecto, ¿cómo podrá este hermano -se pregunta san Pablo- creer en Cristo si no oye ni se le anuncia la Palabra?".

El mensaje cristiano, aún en las situaciones más difíciles, es siempre un mensaje de esperanza: "La ‘otra orilla' está al alcance de la mano, y Jesús atraviesa el río con nosotros. Él ha resucitado de entre los muertos; desde entonces, las dificultades y sufrimientos que padecemos son ocasiones que nos abren a un futuro nuevo, si nos adherimos a su Persona. Cristianos de Centroáfrica, cada uno de ustedes está llamado a ser, con la perseverancia de su fe y de su compromiso misionero, artífice de la renovación humana y espiritual de su País".

El Pontífice concluyó su homilía pidiendo la protección de la Virgen María.

Con información de News.va

Loading
Papa habló en el estadio de Bangui de la "otra orilla" a la que somos llamados

Bangui (Lunes, 30-11-2015, Gaudium Press) En la Misa celebrada en el estado Barthélémy Boganda de Bangui, capital de la República Centroafricana, el Papa Francisco habló de la misión, y de la renovación humana y espiritual en el país. Hoy 30 es el último día del periplo que llevó al Papa a 3 naciones del continente negro.

1.png
Foto: Rome Reports

El Pontífice recordó que la sacrificada labor misionera "no hace mucho tiempo trajo por primera vez la alegría del Evangelio a esta amada tierra de Centroáfrica", lo que permite que en presencia de tiempos difíciles, los hombres se puedan reunir "alrededor del Señor, como hacemos hoy, para gozar de su presencia, de su vida nueva y de la salvación que nos propone, como esa ‘otra orilla' hacia la que debemos dirigirnos".

La otra orilla es "la vida eterna, el Cielo que nos espera. Esta mirada tendida hacia el mundo futuro ha fortalecido siempre el ánimo de los cristianos, de los más pobres, de los más pequeños, en su peregrinación terrena. La vida eterna no es una ilusión, no es una fuga del mundo, sino una poderosa realidad que nos llama y compromete a perseverar en la fe y en el amor".

"Pero esa ‘otra orilla' más inmediata que buscamos alcanzar, la salvación que la fe nos obtiene y de la que nos habla san Pablo, es una realidad que transforma ya desde ahora nuestra vida presente y el mundo en que vivimos: «El que cree con el corazón alcanza la justicia» (cf. Rm 10,10). Recibe la misma vida de Cristo que lo hace capaz de amar a Dios y a los hermanos de un modo nuevo, hasta el punto de dar a luz un mundo renovado por el amor", expresó el Papa.

Es claro que la fe recibida es también un apelo constante a la conversión, a "romper continuamente con lo que aún tiene del hombre viejo, del hombre pecador, siempre inclinado a ceder a la tentación del demonio -y cuánto actúa en nuestro mundo y en estos momentos de conflicto, de odio y de guerra-, que lo lleva al egoísmo, a encerrarse en sí mismo y a la desconfianza, a la violencia y al instinto de destrucción, a la venganza, al abandono y a la explotación de los más débiles...". En ese camino, todos estamos llamados a pedir perdón a Dios, y a seguirlo cada vez más de cerca, procurando la santidad, y siendo a su turno misioneros: "odos y cada uno de nosotros estamos llamados a ser este mensajero que nuestro hermano, de cualquier etnia, religión y cultura, espera a menudo sin saberlo. En efecto, ¿cómo podrá este hermano -se pregunta san Pablo- creer en Cristo si no oye ni se le anuncia la Palabra?".

El mensaje cristiano, aún en las situaciones más difíciles, es siempre un mensaje de esperanza: "La ‘otra orilla' está al alcance de la mano, y Jesús atraviesa el río con nosotros. Él ha resucitado de entre los muertos; desde entonces, las dificultades y sufrimientos que padecemos son ocasiones que nos abren a un futuro nuevo, si nos adherimos a su Persona. Cristianos de Centroáfrica, cada uno de ustedes está llamado a ser, con la perseverancia de su fe y de su compromiso misionero, artífice de la renovación humana y espiritual de su País".

El Pontífice concluyó su homilía pidiendo la protección de la Virgen María.

Con información de News.va

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/74869-Papa-hablo-en-el-estadio-de-Bangui-de-la--otra-orilla--a-la-que-somos-llamados-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Las acciones del grupo terrorista anticristiano Boko Haram bloquean la producción de alimentos. ...
 
Cada mes de mayo el rosal florece nuevamente junto al ábside del templo. ...
 
El evento es organizado por la Pontificia Unión Misional de Polonia, que cumple 100 años de funda ...
 
La misa se realizará a las 19:30 horas en San Francisco el Grande ...
 
Iniciada en este mes de diciembre, la 27ª edición de la Exposición Franciscana de Pesebres tiene ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading