Loading
 
 
 
Loading
 
En la Audiencia General de hoy, el Papa recordó la alegría del buen Pastor que rescata a sus ovejas
Loading
 
9 de Diciembre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 09-12-2015, Gaudium Press) En la Audiencia General de hoy -la primera del Jubileo de la Misericordia-, el Papa Francisco resaltó la importancia de la vivencia de la misericordia divina, aquel don que definió como "lo que más le gusta Dios".

El Papa propuso como intención para este Año Santo "sentir fuerte la alegría de haber sido encontrados por Jesús, que como Buen Pastor ha venido a buscarnos porque nos habíamos perdido... De esta manera fortaleceremos nuestra certeza de que la misericordia puede realmente contribuir a construir un mundo más humano. Especialmente en nuestro tiempo, en el que el perdón es un invitado poco común en los ámbitos de la vida humana, la llamada a la misericordia se hace más urgentie, y esto en todas partes: en la sociedad, las instituciones, en el trabajo, e incluso en la familia".

El Pontífice afirmó que el olvido de la misericordia tiene como raíz el amor propio, que se traduce en la búsqueda exclusiva del interés propio. ''Las manifestaciones del amor propio, que hacen que la misericordia sea extraña al mundo -concluyó- son muchos y muchas veces ni siquiera seamos capaces de reconocerlas como límites y como pecado.Por eso es necesario reconocer que somos pecadores, para fortalecer nuestra certeza de misericordia divina'', expresó el Papa.

 

Loading
En la Audiencia General de hoy, el Papa recordó la alegría del buen Pastor que rescata a sus ovejas

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 09-12-2015, Gaudium Press) En la Audiencia General de hoy -la primera del Jubileo de la Misericordia-, el Papa Francisco resaltó la importancia de la vivencia de la misericordia divina, aquel don que definió como "lo que más le gusta Dios".

El Papa propuso como intención para este Año Santo "sentir fuerte la alegría de haber sido encontrados por Jesús, que como Buen Pastor ha venido a buscarnos porque nos habíamos perdido... De esta manera fortaleceremos nuestra certeza de que la misericordia puede realmente contribuir a construir un mundo más humano. Especialmente en nuestro tiempo, en el que el perdón es un invitado poco común en los ámbitos de la vida humana, la llamada a la misericordia se hace más urgentie, y esto en todas partes: en la sociedad, las instituciones, en el trabajo, e incluso en la familia".

El Pontífice afirmó que el olvido de la misericordia tiene como raíz el amor propio, que se traduce en la búsqueda exclusiva del interés propio. ''Las manifestaciones del amor propio, que hacen que la misericordia sea extraña al mundo -concluyó- son muchos y muchas veces ni siquiera seamos capaces de reconocerlas como límites y como pecado.Por eso es necesario reconocer que somos pecadores, para fortalecer nuestra certeza de misericordia divina'', expresó el Papa.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

En medio de la confusión actual, la Iglesia nos da cinco formas seguras de encontrar el rostro del ...
 
"Casa Wanda" así se llama este nuevo centro que busca generar conciencia sobre la enfermedad y el d ...
 
El sábado 30 de septiembre será beatificado en Bratislava el sacerdote salesiano esloveno que dio ...
 
Una ambiciosa campaña de apoyo a la evangelización busca dejar un legado para el futuro. ...
 
El Arzobispo y Primado de México presidió en la Basílica de Guadalupe una Eucaristía por las cas ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading