Loading
 
 
 
Loading
 
La familia de nueve hijos que dejó todo por la misión
Loading
 
13 de Enero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Miércoles, 13-01-2016, Gaudium Press) Dejar todo por seguir a Jesús y dar a conocer su Buena Nueva es la decisión que hace 12 años tomó el matrimonio Guerrero Oliva, hoy con 9 hijos, que dejo su natal España para evangelizar en un barrio conflictivo de San José en Costa Rica.

La pareja de esposos, originarios de Málaga, narró a COPE cómo ha sido su experiencia como familia misionera al otro lado del Océano Atlántico.

"Ya van a ser 12 años desde que el Señor nos llamó, nos sacó y nos permitió colaborar con Él en esta obra impresionante de la Evangelización, de poder contar con nuestra vida para que la gente que, de determinada manera, no conoce al Señor, a través de estos siervos inútiles puedan conocerle", comentó Juan Ignacio Guerrero.

Diocesis de Málaga.jpg
Familia Guerrero Oliva / Foto: Diócesis de Malaga.

El viaje de hace más de una década comenzó con seis hijos, pero la familia ya ha crecido; la mayor tiene 20 años y el menor 6; hoy son nueve más un hijo que falleció hace un tiempo cuando apenas contaba con 4. "Fuimos con los niños muy pequeños y ellos mismos han vivido la misión", comentaron.

"La familia es el don más grande que Dios ha otorgado a esta humanidad. Es la forma de proyectar el amor de Dios a la persona, es donde crecemos, donde tomamos nuestra fe, nuestra vida, nuestra esencia (...) Y si la familia no se mueve, la familia no es luz, la familia no le da al mundo lo que Dios le ha dado, tenemos que descubrirlo también", subrayó el padre de familia, quien agregó: "Toda familia tiene una luz que aportar al mundo, sea como sea".

Guerrero también dijo que la experiencia en Costa Rica ha sido difícil, ya que viven como familia en un barrio marginal donde hay narcotráfico, prostitución y pobreza. "Les ha impresionado que llevemos allí 12 años con ellos. Entonces, nuestra presencia es un signo de que Dios no se ha olvidado de ellos. Hemos visto que la principal misión Dios nos ha concedido estar con ellos estos 12 años, viviendo con ellos, y mis hijos estudiando en una escuela de allí de la zona marginal", ilustró.

Una de las principales labores misioneras de los Guerrero Oliva ha sido en la Pastoral Familiar llevando comunidades neocatecumenales, misma a la que pertenecen. "Hemos hecho una labor impresionante, de mucho trabajo a nivel de parroquia de pastoral familiar, en colegios, incluso ya tenemos montado un centro de atención a familias en dificultad, de jóvenes. Todas las mañanas, y las noches tenemos alguna actividad en las parroquias del arco marginal", señaló.

Labor que ya ha tenido impacto con madres solteras, matrimonios que quieren reconstruirse y parejas en unión libre que quieren unir su vida en el Sacramento del Matrimonio. "Nosotros no hemos ido a Costa Rica a cambiar estructuras; hemos ido a intentar cambiar corazones de parte del Señor y sabemos que los que lo han cambiado, han empezado a vivir de otra manera, han empezado a vivir dignamente, como hijos de Dios (...) La misión te da más de lo que tu das (...) En el corazón nuestro está gratitud de haber recibido muchísimas cosas", subrayaron.

Para los hijos también ha sido importante la misión. Sobre todo luego de la muerte de uno de ellos en un trágico accidente en España. "Han tomado la misión con mayor madurez, con más deseos de comunicar a todos lo que Dios ha hecho con ellos. Ellos han evangelizado mucho desde el testimonio, y desde esa experiencia de vida que tuvieron, sobre todo como tomaron la fe, de vivir el sentido profundo de buscar al Señor para entender que hay un cielo que nos espera (...) Han entendido que las cosas materiales no les dan la felicidad (...) Ellos allí son felices", dicen los esposos.

Con información de Diócesis de Málaga.

Loading
La familia de nueve hijos que dejó todo por la misión

Redacción (Miércoles, 13-01-2016, Gaudium Press) Dejar todo por seguir a Jesús y dar a conocer su Buena Nueva es la decisión que hace 12 años tomó el matrimonio Guerrero Oliva, hoy con 9 hijos, que dejo su natal España para evangelizar en un barrio conflictivo de San José en Costa Rica.

La pareja de esposos, originarios de Málaga, narró a COPE cómo ha sido su experiencia como familia misionera al otro lado del Océano Atlántico.

"Ya van a ser 12 años desde que el Señor nos llamó, nos sacó y nos permitió colaborar con Él en esta obra impresionante de la Evangelización, de poder contar con nuestra vida para que la gente que, de determinada manera, no conoce al Señor, a través de estos siervos inútiles puedan conocerle", comentó Juan Ignacio Guerrero.

Diocesis de Málaga.jpg
Familia Guerrero Oliva / Foto: Diócesis de Malaga.

El viaje de hace más de una década comenzó con seis hijos, pero la familia ya ha crecido; la mayor tiene 20 años y el menor 6; hoy son nueve más un hijo que falleció hace un tiempo cuando apenas contaba con 4. "Fuimos con los niños muy pequeños y ellos mismos han vivido la misión", comentaron.

"La familia es el don más grande que Dios ha otorgado a esta humanidad. Es la forma de proyectar el amor de Dios a la persona, es donde crecemos, donde tomamos nuestra fe, nuestra vida, nuestra esencia (...) Y si la familia no se mueve, la familia no es luz, la familia no le da al mundo lo que Dios le ha dado, tenemos que descubrirlo también", subrayó el padre de familia, quien agregó: "Toda familia tiene una luz que aportar al mundo, sea como sea".

Guerrero también dijo que la experiencia en Costa Rica ha sido difícil, ya que viven como familia en un barrio marginal donde hay narcotráfico, prostitución y pobreza. "Les ha impresionado que llevemos allí 12 años con ellos. Entonces, nuestra presencia es un signo de que Dios no se ha olvidado de ellos. Hemos visto que la principal misión Dios nos ha concedido estar con ellos estos 12 años, viviendo con ellos, y mis hijos estudiando en una escuela de allí de la zona marginal", ilustró.

Una de las principales labores misioneras de los Guerrero Oliva ha sido en la Pastoral Familiar llevando comunidades neocatecumenales, misma a la que pertenecen. "Hemos hecho una labor impresionante, de mucho trabajo a nivel de parroquia de pastoral familiar, en colegios, incluso ya tenemos montado un centro de atención a familias en dificultad, de jóvenes. Todas las mañanas, y las noches tenemos alguna actividad en las parroquias del arco marginal", señaló.

Labor que ya ha tenido impacto con madres solteras, matrimonios que quieren reconstruirse y parejas en unión libre que quieren unir su vida en el Sacramento del Matrimonio. "Nosotros no hemos ido a Costa Rica a cambiar estructuras; hemos ido a intentar cambiar corazones de parte del Señor y sabemos que los que lo han cambiado, han empezado a vivir de otra manera, han empezado a vivir dignamente, como hijos de Dios (...) La misión te da más de lo que tu das (...) En el corazón nuestro está gratitud de haber recibido muchísimas cosas", subrayaron.

Para los hijos también ha sido importante la misión. Sobre todo luego de la muerte de uno de ellos en un trágico accidente en España. "Han tomado la misión con mayor madurez, con más deseos de comunicar a todos lo que Dios ha hecho con ellos. Ellos han evangelizado mucho desde el testimonio, y desde esa experiencia de vida que tuvieron, sobre todo como tomaron la fe, de vivir el sentido profundo de buscar al Señor para entender que hay un cielo que nos espera (...) Han entendido que las cosas materiales no les dan la felicidad (...) Ellos allí son felices", dicen los esposos.

Con información de Diócesis de Málaga.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/75912-La-familia-de-nueve-hijos-que-dejo-todo-por-la-mision-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

A través de una misiva los prelados comparten el dolor de los que lloran a sus familiares y elevan ...
 
Así como las demás localidades brasileñas, la ciudad de San Pablo festejó los 300 años del desc ...
 
Los Franciscanos de Tierra Santa cumplen 800 años de presencia en Oriente Medio. Para celebrar la f ...
 
Los festejos por los 300 años del encuentro de la Imagen de Nuestra Señora Aparecida en las aguas ...
 
Más de medio millón de personas participaron en la celebración en honor de la Santísima Virgen. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading