Loading
 
 
 
Loading
 
Papa abrió ciclo de catequesis sobre la misericordia
Loading
 
14 de Enero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Jueves, 14-01-2016, Gaudium Press) La Audiencia General de ayer miércoles fue realizada en la Sala Pablo VI, en el Vaticano. El título de esta Audiencia podría ser "El nombre de Dios es ‘el misericordioso'".

Con sus reflexiones, Francisco dio inicio a un nuevo ciclo de catequesis que deberán tratar de la misericordia en la perspectiva bíblica.

Abordaje bíblico de la Misericordia

El Papa recordó que en el Éxodo, el Señor se presenta como "Dios misericordioso" y con este nombre, Él nos revela su rostro y su corazón, rico en clemencia y lealtad. Él tiene compasión, está siempre dispuesto a acoger, a comprender y a perdonar, como el Padre con su Hijo pródigo.

Para Francisco, ‘Misericordia' evoca un dispensar de ternura, una vez que el término en hebraico usado en las Sagradas Escrituras significa entrañas.
Y esto nos lleva a pensar en el amor visceral materno. Dios está dispuesto a amar, proteger y ayudar, dándose todo por nosotros.

Dios es lento a la Ira

La ‘Paciencia' es otra virtud de este Dios misericordioso, dijo el Papa, agregando que Él es "lento a la ira": tiene gran capacidad de soportar; sabe esperar, no es impaciente como los hombres. El Evangelio de Marcos, en la parábola de la cizaña y el trigo, fue recordado por Francisco para explicar que Dios es como el agricultor que sabe esperar, deja crecer el buen trigo y, por amor a él, no arranca siquiera la cizaña.

El Señor se proclama "grande en el amor y la fidelidad", dijo el Papa exaltando la belleza de esta definición: "Aquí está todo, porque Dios es grande y poderoso, y lo expresa en el amor, el cariño, la gracia y la bondad. Es el amor que da el primer paso, no depende de los méritos humanos, sino de una inmensa gratuidad. Ni el pecado lo detiene, porque su amor va más allá y sabe vencerlo y perdonarlo."

Salmo 121

La fidelidad del Señor, que fue la última palabra de la revelación de Dios a Moisés, la "Fidelidad" de Dios también dura para siempre, no duerme ni dormita.

Dios está siempre atento, es el guardián que "nos protege cuando salimos y cuando entramos, desde ahora y para siempre", dijo el Pontífice, citando el Salmo 121.

Finalizando sus pensamientos, Francisco aseguró que el Señor es totalmente y siempre confiable.

Y, al concluir el encuentro, él recordó que "Dios es misericordioso y piadoso, lento en la ira y grande en el amor y la fidelidad". (JSG)

 

 

Loading
Papa abrió ciclo de catequesis sobre la misericordia

Ciudad del Vaticano (Jueves, 14-01-2016, Gaudium Press) La Audiencia General de ayer miércoles fue realizada en la Sala Pablo VI, en el Vaticano. El título de esta Audiencia podría ser "El nombre de Dios es ‘el misericordioso'".

Con sus reflexiones, Francisco dio inicio a un nuevo ciclo de catequesis que deberán tratar de la misericordia en la perspectiva bíblica.

Abordaje bíblico de la Misericordia

El Papa recordó que en el Éxodo, el Señor se presenta como "Dios misericordioso" y con este nombre, Él nos revela su rostro y su corazón, rico en clemencia y lealtad. Él tiene compasión, está siempre dispuesto a acoger, a comprender y a perdonar, como el Padre con su Hijo pródigo.

Para Francisco, ‘Misericordia' evoca un dispensar de ternura, una vez que el término en hebraico usado en las Sagradas Escrituras significa entrañas.
Y esto nos lleva a pensar en el amor visceral materno. Dios está dispuesto a amar, proteger y ayudar, dándose todo por nosotros.

Dios es lento a la Ira

La ‘Paciencia' es otra virtud de este Dios misericordioso, dijo el Papa, agregando que Él es "lento a la ira": tiene gran capacidad de soportar; sabe esperar, no es impaciente como los hombres. El Evangelio de Marcos, en la parábola de la cizaña y el trigo, fue recordado por Francisco para explicar que Dios es como el agricultor que sabe esperar, deja crecer el buen trigo y, por amor a él, no arranca siquiera la cizaña.

El Señor se proclama "grande en el amor y la fidelidad", dijo el Papa exaltando la belleza de esta definición: "Aquí está todo, porque Dios es grande y poderoso, y lo expresa en el amor, el cariño, la gracia y la bondad. Es el amor que da el primer paso, no depende de los méritos humanos, sino de una inmensa gratuidad. Ni el pecado lo detiene, porque su amor va más allá y sabe vencerlo y perdonarlo."

Salmo 121

La fidelidad del Señor, que fue la última palabra de la revelación de Dios a Moisés, la "Fidelidad" de Dios también dura para siempre, no duerme ni dormita.

Dios está siempre atento, es el guardián que "nos protege cuando salimos y cuando entramos, desde ahora y para siempre", dijo el Pontífice, citando el Salmo 121.

Finalizando sus pensamientos, Francisco aseguró que el Señor es totalmente y siempre confiable.

Y, al concluir el encuentro, él recordó que "Dios es misericordioso y piadoso, lento en la ira y grande en el amor y la fidelidad". (JSG)

 

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/75942-Papa-abrio-ciclo-de-catequesis-sobre-la-misericordia-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El hecho fue calificado por el purpurado como "una bofetada al Santo Padre". ...
 
Los coros de la Arquidiócesis participaron en un encuentro especial en el mes de noviembre. ...
 
Polémicas sentencias en favor del aborto, la eutanasia y la exclusión de la Iglesia en el Servicio ...
 
El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading