Loading
 
 
 
Loading
 
"El mártir da testimonio de su Fe en Jesús, que es único Señor", según Cardenal de Río
Loading
 
15 de Enero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Río de Janeiro (Viernes, 15-01-2016, Gaudium Press) "La historia del Cristianismo se mezcla con la historia de incontables mártires que, desde los primeros siglos hasta los días de hoy, testimonian, con el derramamiento de sangre, la Fe incondicional en el Salvador de la humanidad".

1.jpgDe esta forma, el Cardenal Arzobispo de Río de Janeiro, Orani João Tempesta, inició su artículo sobre los santos mártires que dedicaron sus vidas a la defensa de la Fe cristiana.

"Antes que nada, podemos preguntarnos: ¿qué es un mártir?", indaga Mons. Orani. Y enseguida responde: "mártir evoca aquel que muere en medio a suplicios debido a la persecución por causa de la Fe. Pero es necesario recordar que esa palabra griega significa ‘testigo' ".

"El mártir da testimonio de su Fe en Jesús, que es único Señor, excluyendo cualquier otro, hasta incluso un emperador. El cristiano no busca el martirio, aunque eso pueda ocurrir. Él defiende su vida y puede huir a la persecución, pero, cuando esta llega, da testimonio hasta el fin, imitando a Jesús hasta en su pasión y en su muerte. Así, el mártir se identifica con Jesús", explica.

Según Mons. Orani, "no existieron mártires solo en los primeros siglos, sino en todas las épocas y lugares tenemos muchos testimonios de mártires. La historia de la Iglesia en todos los rincones del planeta está impregnada con el testimonio de los mártires, semillas de nuevos cristianos. Sin embargo, cuando hablamos de persecución al Cristianismo, nada puede compararse al siglo XX y a este inicio del siglo XXI".

"Solo los mártires provenientes de las grandes revoluciones y regímenes dictatoriales superan los de toda la historia. La Revolución Rusa (1917), por ejemplo, llevó a la muerte a cerca de 17 mil sacerdotes y 34 mil religiosos. El Comunismo se esparció por el mundo y declaró la religión como subversiva y enemiga del Estado. Iglesias, conventos y seminarios son cerrados y destruidos. Es incontable el números de mártires por diversos motivos en países como la Unión Soviética, Lituania, Rumania, China, Vietnam, Camboya y Cuba. Incluso en países tenidos como cristianos, como España y México, entre tantos otros, encontramos la persecución y el martirio", explica.

Según el purpurado, la persecución en los días actuales "no es solamente la física, o sea, el martirio de sangre", una vez que "existe otra forma de persecución que se esparce por el mundo y por países que, antes, eran profundamente cristianos".

"Según el Papa Emérito Benedicto XVI: ‘hoy existe el martirio de la ridiculización, o sea, si usted se denomina cristiano en el trabajo, en la universidad o se coloca un crucifijo en el pecho, ellos lo ridiculizan. Van a llamarlo de alienado, de fundamentalista, medieval. No es una persecución que viene con las armas, sino con la cultura'. Este es uno de los tipos que en el Occidente, tenido como cristiano, más ha vilipendiado la religión y ofendido a los católicos que ven su fe siendo ridiculizada en tantas situaciones".

Siendo así, agrega, "mártir es todo aquel que muere en nombre de la Fe. A estos queremos pedir la gracia, y que nos enseñen a tener una Fe madura y fundada en la roca que es Jesucristo".

"En estos días en que nuestra Arquidiócesis celebra a su Patrono, el mártir San Sebastián, hago nuevamente la invocación de la Iglesia primitiva: ‘que la sangre de los mártires sea semilla de nuevos cristianos' ", concluye Mons. Orani. (LMI)

 

Loading
"El mártir da testimonio de su Fe en Jesús, que es único Señor", según Cardenal de Río

Río de Janeiro (Viernes, 15-01-2016, Gaudium Press) "La historia del Cristianismo se mezcla con la historia de incontables mártires que, desde los primeros siglos hasta los días de hoy, testimonian, con el derramamiento de sangre, la Fe incondicional en el Salvador de la humanidad".

1.jpgDe esta forma, el Cardenal Arzobispo de Río de Janeiro, Orani João Tempesta, inició su artículo sobre los santos mártires que dedicaron sus vidas a la defensa de la Fe cristiana.

"Antes que nada, podemos preguntarnos: ¿qué es un mártir?", indaga Mons. Orani. Y enseguida responde: "mártir evoca aquel que muere en medio a suplicios debido a la persecución por causa de la Fe. Pero es necesario recordar que esa palabra griega significa ‘testigo' ".

"El mártir da testimonio de su Fe en Jesús, que es único Señor, excluyendo cualquier otro, hasta incluso un emperador. El cristiano no busca el martirio, aunque eso pueda ocurrir. Él defiende su vida y puede huir a la persecución, pero, cuando esta llega, da testimonio hasta el fin, imitando a Jesús hasta en su pasión y en su muerte. Así, el mártir se identifica con Jesús", explica.

Según Mons. Orani, "no existieron mártires solo en los primeros siglos, sino en todas las épocas y lugares tenemos muchos testimonios de mártires. La historia de la Iglesia en todos los rincones del planeta está impregnada con el testimonio de los mártires, semillas de nuevos cristianos. Sin embargo, cuando hablamos de persecución al Cristianismo, nada puede compararse al siglo XX y a este inicio del siglo XXI".

"Solo los mártires provenientes de las grandes revoluciones y regímenes dictatoriales superan los de toda la historia. La Revolución Rusa (1917), por ejemplo, llevó a la muerte a cerca de 17 mil sacerdotes y 34 mil religiosos. El Comunismo se esparció por el mundo y declaró la religión como subversiva y enemiga del Estado. Iglesias, conventos y seminarios son cerrados y destruidos. Es incontable el números de mártires por diversos motivos en países como la Unión Soviética, Lituania, Rumania, China, Vietnam, Camboya y Cuba. Incluso en países tenidos como cristianos, como España y México, entre tantos otros, encontramos la persecución y el martirio", explica.

Según el purpurado, la persecución en los días actuales "no es solamente la física, o sea, el martirio de sangre", una vez que "existe otra forma de persecución que se esparce por el mundo y por países que, antes, eran profundamente cristianos".

"Según el Papa Emérito Benedicto XVI: ‘hoy existe el martirio de la ridiculización, o sea, si usted se denomina cristiano en el trabajo, en la universidad o se coloca un crucifijo en el pecho, ellos lo ridiculizan. Van a llamarlo de alienado, de fundamentalista, medieval. No es una persecución que viene con las armas, sino con la cultura'. Este es uno de los tipos que en el Occidente, tenido como cristiano, más ha vilipendiado la religión y ofendido a los católicos que ven su fe siendo ridiculizada en tantas situaciones".

Siendo así, agrega, "mártir es todo aquel que muere en nombre de la Fe. A estos queremos pedir la gracia, y que nos enseñen a tener una Fe madura y fundada en la roca que es Jesucristo".

"En estos días en que nuestra Arquidiócesis celebra a su Patrono, el mártir San Sebastián, hago nuevamente la invocación de la Iglesia primitiva: ‘que la sangre de los mártires sea semilla de nuevos cristianos' ", concluye Mons. Orani. (LMI)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La muestra está organizada en las categorías: "El Nacimiento", "El piso de la Diócesis", "Rezar y ...
 
La Comisión Arquidiocesana de Animación para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en Salvador ...
 
Se trató de la 10ª edición del festival de villancicos "Nadalenques al carrer" que se realiza con ...
 
Algunos días después de la Encarnación del Verbo, María Santísima fue "de prisa a las montañas ...
 
Se trató de Andrew Patrick Larking, un joven estadounidense de 22 años, procedente de Michigan, qu ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading