Loading
 
 
 
Loading
 
Con gran alegría cientos de fieles participaron de la eucaristía de clausura de las Escuelas de Verano 2016, en Santiago de Chile
Loading
 
18 de Enero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Santiago (Lunes, 18-01-2016, Gaudium Press) El pasado sábado 16 de enero se realizó en la parroquia San Miguel Arcángel la ceremonia de clausura de las Escuelas de Verano del Arzobispado de Santiago. Con la presencia de numerosos participantes y agentes pastorales, el cardenal Ricardo Ezzati agradeció a Dios la gran convocatoria que tuvo esta versión, donde cerca 980 personas se inscribieron en los 43 talleres de formación que se dictaron en la Zona Sur de la capital.

1.jpg
Cardenal Ezzati saluda a los asistentes a la eucaristía

Antes de la Santa Misa, el pastor metropolitano junto al Vicario de la Zona Sur, monseñor Pedro Ossandón, compartió con los cerca de 50 formadores de las escuelas de verano a fin de realizar juntos un balance de lo que fueron estas dos semanas de actividades. En este contexto, el cardenal aprovechó de transmitir el mensaje que trajo desde su viaje a Roma donde se reunió con el Santo Padre Francisco: "El Papa nos invita a construir juntos el Reino de Dios y nos llama a fortalecer el espíritu del bien".

"Cada uno de los formadores son portadores de la palabra de Dios son escogidos para anunciar el Evangelio para que la familia se convierta en una iglesia doméstica. La tarea no es fácil. Hay que tener la audacia y el amor para estar presentes en esta cultura actual", agregó.

Durante la eucaristía, el cardenal Ezzati reiteró a los más de 600 fieles presentes su llamado a vivir en plenitud el Año de la Misericordia: "Es una invitación a entrar por la puerta santa, que es la puerta del corazón de Jesús y poder encontrar los brazos abiertos para vivir la revolución que el padre Dios quiere hacer presente en nuestra propia vida y en nuestra propia sociedad", dijo.

Las Escuelas de Verano son una instancia formativa dirigida a los fieles y público en general que tradicionalmente se realizan durante las primeras dos semanas de enero. Colegios, capillas y parroquias sirven de aulas para los diversos talleres que abarcan y profundizan sobre los más variados ámbitos de la vida de la Iglesia.

"Creo que valorar la formación debe ser algo permanente y jamás decir yo ya estoy formado, sino que darse cuenta que lo que uno no sabe es mucho más de lo que sabe", expresó a la prensa católica el padre Fernando Tapia, encargado de las escuelas de la Zona Sur de Santiago, durante la ceremonia de clausura.

 

Loading
Con gran alegría cientos de fieles participaron de la eucaristía de clausura de las Escuelas de Verano 2016, en Santiago de Chile

Santiago (Lunes, 18-01-2016, Gaudium Press) El pasado sábado 16 de enero se realizó en la parroquia San Miguel Arcángel la ceremonia de clausura de las Escuelas de Verano del Arzobispado de Santiago. Con la presencia de numerosos participantes y agentes pastorales, el cardenal Ricardo Ezzati agradeció a Dios la gran convocatoria que tuvo esta versión, donde cerca 980 personas se inscribieron en los 43 talleres de formación que se dictaron en la Zona Sur de la capital.

1.jpg
Cardenal Ezzati saluda a los asistentes a la eucaristía

Antes de la Santa Misa, el pastor metropolitano junto al Vicario de la Zona Sur, monseñor Pedro Ossandón, compartió con los cerca de 50 formadores de las escuelas de verano a fin de realizar juntos un balance de lo que fueron estas dos semanas de actividades. En este contexto, el cardenal aprovechó de transmitir el mensaje que trajo desde su viaje a Roma donde se reunió con el Santo Padre Francisco: "El Papa nos invita a construir juntos el Reino de Dios y nos llama a fortalecer el espíritu del bien".

"Cada uno de los formadores son portadores de la palabra de Dios son escogidos para anunciar el Evangelio para que la familia se convierta en una iglesia doméstica. La tarea no es fácil. Hay que tener la audacia y el amor para estar presentes en esta cultura actual", agregó.

Durante la eucaristía, el cardenal Ezzati reiteró a los más de 600 fieles presentes su llamado a vivir en plenitud el Año de la Misericordia: "Es una invitación a entrar por la puerta santa, que es la puerta del corazón de Jesús y poder encontrar los brazos abiertos para vivir la revolución que el padre Dios quiere hacer presente en nuestra propia vida y en nuestra propia sociedad", dijo.

Las Escuelas de Verano son una instancia formativa dirigida a los fieles y público en general que tradicionalmente se realizan durante las primeras dos semanas de enero. Colegios, capillas y parroquias sirven de aulas para los diversos talleres que abarcan y profundizan sobre los más variados ámbitos de la vida de la Iglesia.

"Creo que valorar la formación debe ser algo permanente y jamás decir yo ya estoy formado, sino que darse cuenta que lo que uno no sabe es mucho más de lo que sabe", expresó a la prensa católica el padre Fernando Tapia, encargado de las escuelas de la Zona Sur de Santiago, durante la ceremonia de clausura.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Secretario de Asuntos Públicos de la Conferencia de Obispos lamentó que la decisión pueda ser ...
 
El respeto de la voluntad de Dios establece un límite necesario a la autoridad humana. ...
 
El Beato Fernando Saperas dio su vida para defender su virginal consagración a Dios. ...
 
En su homilía, el arzobispo además hizo un pedido: "quiero contar con la oración de mi pueblo par ...
 
Haremos una reseña respecto a ese cuarto imperio, o sea, el romano, en la época del Emperador Octa ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading