Loading
 
 
 
Loading
 
La festividad de la Virgen de la Candelaria se vive de manera especial en Medellín
Loading
 
2 de Febrero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Medellín (Martes, 02-02-2016, Gaudium Press) Los orígenes de la ciudad de Medellín, en Colombia, están estrechamente vinculados con la advocación mariana de Nuestra Señora de la Candelaria, cuya festividad celebramos este 2 de febrero -solemnidad también de la Presentación del Señor. Con ocasión de la conmemoración el Arzobispo de Medellín, Mons. Ricardo Tobón Restrepo, ha dirigido un mensaje en el que destaca este hecho y el gran significado que tiene la Madre de Dios para la ciudad.

Virgen de la Candelaria Arquidiocesis de Medellin.jpg
Virgen de la Candelaria / Foto: Arquidiócesis de Medellín.

"Desde el comienzo de la evangelización, hace ahora 400 años, en este Valle de Aburrá ha estado presente la Santísima Virgen María. Así nos lo sugiere la imagen de Nuestra Señora de la Candelaria que, desde entonces, ha acompañado y presidido la vida religiosa y civil de nuestra comunidad. En esta venerada imagen tenemos, ciertamente, un signo de la cercanía y de la actuación de la Madre de Jesús, desde el principio, en medio de nosotros", escribe el prelado.

En la misiva, Mons. Tobón Restrepo estimula a toda la comunidad arquidiocesana -sacerdotes, religiosos y fieles- para que con ocasión de la festividad de la Patrona de Medellín se reviva "la experiencia del cenáculo para ‘perseverar en la oración, con un mismo espíritu, en compañía de María, la Madre de Jesús'".

Luego agrega: "Entremos en la escuela de la Virgen para que aprendamos a ser una Iglesia diocesana más contemplativa y más misionera. Que con ella contemplemos la gloria de la divinidad que resplandece en el rostro de Cristo. Que con ella, también, salgamos todos sin miedo a evangelizar".

En este sentido, el Arzobispo hace un llamado de atención y una invitación: "Esta no puede ser una Iglesia que vive de exterioridades y de programaciones intrascendentes. Como María tiene que entrar en el drama de la redención y desde allí decir un ‘sí', al precio que le cueste, a los designios de Dios. Es hora de interioridad, de fidelidad y de valentía".

El prelado concluye recordando que una Iglesia Misionera, cercana a la Madre de Dios, "aprovecha las grandes posibilidades que hoy tiene para anunciar la buena noticia de Jesús, se renueva con la permanente efusión del Espíritu para asumir los desafíos de la nueva evangelización, lleva a un encuentro personal y a un seguimiento permanente de Cristo, prepara evangelizadores competentes y santos, se entrega sin descanso por los más pobres y los más alejados del Evangelio y de la comunidad eclesial".

Arquidiocesis de Medellin.jpg
Mons. Ricardo Tobón Restrepo, Arzobispo de Medellín / Foto: Arquidiócesis de Medellín.

Medellín fue fundada el 2 de noviembre de 1640 recibiendo por nombre Villa Nueva del Valle de Aburrá de Nuestra Señora de la Candelaria, el cual cambió el 2 de noviembre de 1675 cuando se dio la consolidación definitiva de ciudad y pasó a llamarse Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín.

Por eso, desde los inicios, esta ciudad colombiana ha estado bajo la protección de la Virgen María. Su imagen hace parte del escudo de la ciudad y también de la Arquidiócesis de Medellín.

Los orígenes de esta advocación datan del siglo VI cuando se veneraba a la Madre de Dios desde el misterio de la purificación. En Tenerife, isla canaria, se honraba desde 1393, de allí se extendió ampliamente a España y luego en América durante la conquista y la colonia.

Con información de la Arquidiócesis de Medellín.

Loading
La festividad de la Virgen de la Candelaria se vive de manera especial en Medellín

Medellín (Martes, 02-02-2016, Gaudium Press) Los orígenes de la ciudad de Medellín, en Colombia, están estrechamente vinculados con la advocación mariana de Nuestra Señora de la Candelaria, cuya festividad celebramos este 2 de febrero -solemnidad también de la Presentación del Señor. Con ocasión de la conmemoración el Arzobispo de Medellín, Mons. Ricardo Tobón Restrepo, ha dirigido un mensaje en el que destaca este hecho y el gran significado que tiene la Madre de Dios para la ciudad.

Virgen de la Candelaria Arquidiocesis de Medellin.jpg
Virgen de la Candelaria / Foto: Arquidiócesis de Medellín.

"Desde el comienzo de la evangelización, hace ahora 400 años, en este Valle de Aburrá ha estado presente la Santísima Virgen María. Así nos lo sugiere la imagen de Nuestra Señora de la Candelaria que, desde entonces, ha acompañado y presidido la vida religiosa y civil de nuestra comunidad. En esta venerada imagen tenemos, ciertamente, un signo de la cercanía y de la actuación de la Madre de Jesús, desde el principio, en medio de nosotros", escribe el prelado.

En la misiva, Mons. Tobón Restrepo estimula a toda la comunidad arquidiocesana -sacerdotes, religiosos y fieles- para que con ocasión de la festividad de la Patrona de Medellín se reviva "la experiencia del cenáculo para ‘perseverar en la oración, con un mismo espíritu, en compañía de María, la Madre de Jesús'".

Luego agrega: "Entremos en la escuela de la Virgen para que aprendamos a ser una Iglesia diocesana más contemplativa y más misionera. Que con ella contemplemos la gloria de la divinidad que resplandece en el rostro de Cristo. Que con ella, también, salgamos todos sin miedo a evangelizar".

En este sentido, el Arzobispo hace un llamado de atención y una invitación: "Esta no puede ser una Iglesia que vive de exterioridades y de programaciones intrascendentes. Como María tiene que entrar en el drama de la redención y desde allí decir un ‘sí', al precio que le cueste, a los designios de Dios. Es hora de interioridad, de fidelidad y de valentía".

El prelado concluye recordando que una Iglesia Misionera, cercana a la Madre de Dios, "aprovecha las grandes posibilidades que hoy tiene para anunciar la buena noticia de Jesús, se renueva con la permanente efusión del Espíritu para asumir los desafíos de la nueva evangelización, lleva a un encuentro personal y a un seguimiento permanente de Cristo, prepara evangelizadores competentes y santos, se entrega sin descanso por los más pobres y los más alejados del Evangelio y de la comunidad eclesial".

Arquidiocesis de Medellin.jpg
Mons. Ricardo Tobón Restrepo, Arzobispo de Medellín / Foto: Arquidiócesis de Medellín.

Medellín fue fundada el 2 de noviembre de 1640 recibiendo por nombre Villa Nueva del Valle de Aburrá de Nuestra Señora de la Candelaria, el cual cambió el 2 de noviembre de 1675 cuando se dio la consolidación definitiva de ciudad y pasó a llamarse Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín.

Por eso, desde los inicios, esta ciudad colombiana ha estado bajo la protección de la Virgen María. Su imagen hace parte del escudo de la ciudad y también de la Arquidiócesis de Medellín.

Los orígenes de esta advocación datan del siglo VI cuando se veneraba a la Madre de Dios desde el misterio de la purificación. En Tenerife, isla canaria, se honraba desde 1393, de allí se extendió ampliamente a España y luego en América durante la conquista y la colonia.

Con información de la Arquidiócesis de Medellín.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76400-La-festividad-de-la-Virgen-de-la-Candelaria-se-vive-de-manera-especial-en-Medellin. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Secretario de Asuntos Públicos de la Conferencia de Obispos lamentó que la decisión pueda ser ...
 
El respeto de la voluntad de Dios establece un límite necesario a la autoridad humana. ...
 
El Beato Fernando Saperas dio su vida para defender su virginal consagración a Dios. ...
 
En su homilía, el arzobispo además hizo un pedido: "quiero contar con la oración de mi pueblo par ...
 
Haremos una reseña respecto a ese cuarto imperio, o sea, el romano, en la época del Emperador Octa ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading