Loading
 
 
 
Loading
 
Por fuertes sequías en Colombia, sacerdotes orarán para que llueva
Loading
 
4 de Febrero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Bogotá (Jueves, 04-02-2016, Gaudium Press) Desde finales de 2015 gran parte del territorio colombiano se ha visto afectado por el llamado "Fenómeno del Niño" que ha traído consigo una fuerte sequía: los ríos han disminuido su cause, varios de los productos agrícolas han comenzado a escasear, ha sido necesario los cortes del servicio de agua en algunas ciudades y se han presentado incendios forestales en diferentes poblaciones.

Ante esta dramática situación la Iglesia en Colombia está invitando a los sacerdotes, diócesis y comunidades parroquiales, para que durante las Eucaristías dominicales del próximo 7 de febrero se eleven rogativas para que llueva y cese la sequía que afecta gran parte de Colombia.

El agua es bendita.jpg
Foto: Conferencia Episcopal de Colombia.

El llamado ha venido del Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia, y Obispo Auxiliar de Cali, Mons. José Daniel Falla, quien a través de un mensaje los invitó a realizar dichas plegarias para pedir el don de la lluvia: "Se sugiere que, antes de terminada la Eucaristía, bendigan un poco de agua en un recipiente visible a todos los fieles y realicen la oración correspondiente a las rogativas para pedir la lluvia (Misal Romano, pg. 956), dando el mensaje que todos los bautizados y personas de buena voluntad tenemos el compromiso de cuidar el agua, que es don de Dios, para que el preciado líquido alcance para todos nosotros y las futuras generaciones. Asimismo, donde sea costumbre realizar procesiones con esta intención se invita a realizarlas".

El prelado también apeló para que se genere conciencia sobre la importancia de cuidar el agua: "quiero invitarlos para que animen a sus sacerdotes a vincularse con un signo muy nuestro que ayudará a los fieles a tomar conciencia de la importancia del agua y del compromiso de cuidarla (...) hagan hincapié en ‘el agua es bendita, debemos cuidarla'".

Este llamado hace también eco de las palabras del Papa Francisco en la Encíclica "Laudato si", donde señala que " el agua potable y limpia representa una cuestión de primera importancia, porque es indispensable para la vida humana y para sustentar los ecosistemas terrestres y acuáticos".

"El suelo, el agua, las montañas, todo es caricia de Dios. La historia de la propia amistad con Dios siempre se desarrolla en un espacio geográfico que se convierte en un signo personalísimo, y cada uno de nosotros guarda en la memoria lugares cuyo recuerdo le hace mucho bien. Quien ha crecido entre los montes, o quien de niño se sentaba junto al arroyo a beber, o quien jugaba en una plaza de su barrio, cuando vuelve a esos lugares, se siente llamado a recuperar su propia identidad", dice también el Papa en la Encíclica.

Oración del Papa Pablo VI para pedir la lluvia

Dios Padre Nuestro, Señor del cielo y de la tierra.
Tú eres para nosotros; existencia, energía y vida.
Tú has creado al ser humano a tu imagen y semejanza,
para que con su trabajo, haga fructificar las riquezas de la tierra, colaborando así a tu creación.
Somos conscientes de nuestra miseria y debilidad.
Nada podemos sin Ti.
Tú, Padre Bueno, que haces brillar el Sol sobre todos y haces caer la lluvia,
ten compasión de cuantos sufren durante la sequía en estos días.
Escucha con bondad las oraciones que tu Iglesia te dirige con confianza,
como escuchaste las súplicas del Profeta Elías, que intercedía a favor de su pueblo.
Haz que caiga del cielo sobre la tierra árida, la lluvia tan deseada, para que renazcan los frutos y se salven los seres humanos y los animales.
Que la lluvia sea para nosotros el signo de tu gracia y bendición.
Así, confortados por tu misericordia, te rendimos gracias por todo don de la tierra y del cielo, con que tu Espíritu satisfaga nuestra sed.
Por Jesucristo, Tu Hijo, que nos ha revelado tu amor,
Fuente de Agua Viva que brota hasta la vida eterna. Amén.

Con información de la Conferencia Episcopal de Colombia y Vatican.va.

 

Loading
Por fuertes sequías en Colombia, sacerdotes orarán para que llueva

Bogotá (Jueves, 04-02-2016, Gaudium Press) Desde finales de 2015 gran parte del territorio colombiano se ha visto afectado por el llamado "Fenómeno del Niño" que ha traído consigo una fuerte sequía: los ríos han disminuido su cause, varios de los productos agrícolas han comenzado a escasear, ha sido necesario los cortes del servicio de agua en algunas ciudades y se han presentado incendios forestales en diferentes poblaciones.

Ante esta dramática situación la Iglesia en Colombia está invitando a los sacerdotes, diócesis y comunidades parroquiales, para que durante las Eucaristías dominicales del próximo 7 de febrero se eleven rogativas para que llueva y cese la sequía que afecta gran parte de Colombia.

El agua es bendita.jpg
Foto: Conferencia Episcopal de Colombia.

El llamado ha venido del Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia, y Obispo Auxiliar de Cali, Mons. José Daniel Falla, quien a través de un mensaje los invitó a realizar dichas plegarias para pedir el don de la lluvia: "Se sugiere que, antes de terminada la Eucaristía, bendigan un poco de agua en un recipiente visible a todos los fieles y realicen la oración correspondiente a las rogativas para pedir la lluvia (Misal Romano, pg. 956), dando el mensaje que todos los bautizados y personas de buena voluntad tenemos el compromiso de cuidar el agua, que es don de Dios, para que el preciado líquido alcance para todos nosotros y las futuras generaciones. Asimismo, donde sea costumbre realizar procesiones con esta intención se invita a realizarlas".

El prelado también apeló para que se genere conciencia sobre la importancia de cuidar el agua: "quiero invitarlos para que animen a sus sacerdotes a vincularse con un signo muy nuestro que ayudará a los fieles a tomar conciencia de la importancia del agua y del compromiso de cuidarla (...) hagan hincapié en ‘el agua es bendita, debemos cuidarla'".

Este llamado hace también eco de las palabras del Papa Francisco en la Encíclica "Laudato si", donde señala que " el agua potable y limpia representa una cuestión de primera importancia, porque es indispensable para la vida humana y para sustentar los ecosistemas terrestres y acuáticos".

"El suelo, el agua, las montañas, todo es caricia de Dios. La historia de la propia amistad con Dios siempre se desarrolla en un espacio geográfico que se convierte en un signo personalísimo, y cada uno de nosotros guarda en la memoria lugares cuyo recuerdo le hace mucho bien. Quien ha crecido entre los montes, o quien de niño se sentaba junto al arroyo a beber, o quien jugaba en una plaza de su barrio, cuando vuelve a esos lugares, se siente llamado a recuperar su propia identidad", dice también el Papa en la Encíclica.

Oración del Papa Pablo VI para pedir la lluvia

Dios Padre Nuestro, Señor del cielo y de la tierra.
Tú eres para nosotros; existencia, energía y vida.
Tú has creado al ser humano a tu imagen y semejanza,
para que con su trabajo, haga fructificar las riquezas de la tierra, colaborando así a tu creación.
Somos conscientes de nuestra miseria y debilidad.
Nada podemos sin Ti.
Tú, Padre Bueno, que haces brillar el Sol sobre todos y haces caer la lluvia,
ten compasión de cuantos sufren durante la sequía en estos días.
Escucha con bondad las oraciones que tu Iglesia te dirige con confianza,
como escuchaste las súplicas del Profeta Elías, que intercedía a favor de su pueblo.
Haz que caiga del cielo sobre la tierra árida, la lluvia tan deseada, para que renazcan los frutos y se salven los seres humanos y los animales.
Que la lluvia sea para nosotros el signo de tu gracia y bendición.
Así, confortados por tu misericordia, te rendimos gracias por todo don de la tierra y del cielo, con que tu Espíritu satisfaga nuestra sed.
Por Jesucristo, Tu Hijo, que nos ha revelado tu amor,
Fuente de Agua Viva que brota hasta la vida eterna. Amén.

Con información de la Conferencia Episcopal de Colombia y Vatican.va.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76461-Por-fuertes-sequias-en-Colombia--sacerdotes-oraran-para-que-llueva. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Basílica es uno de los más importantes lugares de oración por las víctimas y sus familiares. ...
 
Hasta el momento se han publicado más de 230 grabaciones del libro litúrgico oficial de la Iglesia ...
 
Tres camiones de provisiones fueron detenidos antes de llegar al centro de acopio de Cáritas y desv ...
 
El gótico es, antes que nada, un vuelo de espíritu ...
 
Tras ocho años, los obispos del Ecuador realizarán su visita Ad Limina. Del 25 al 29 de septiembre ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading