Loading
 
 
 
Loading
 
Doce devociones para los doce meses de año
Loading
 
10 de Febrero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Miércoles, 10-02-2016, Gaudium Press) Cada día la Iglesia celebra la memoria litúrgica de un santo, ésta es una manera de santificar el año entero; pero además de eso también santifica los doce meses del año con doce devociones especiales que surgieron de manera espontánea en la historia de la cristiandad y se conmemoran en la mayoría de países.

La agencia de noticias Aleteia, compartió recientemente las piedades más significativas de cada mes del año, que presentamos a continuación:

Enero: El Santísimo Nombre de Jesús

"Éste es aquel santísimo nombre anhelado por los patriarcas, esperado con ansiedad, demandado con gemidos, invocado con suspiros, requerido con lágrimas, donado al llegar la plenitud de la gracia", expresaba el misionero franciscano San Bernardino de Siena.

La festividad ocurre el 2 de enero, justamente 8 días después de la Navidad, pero se recuerda durante todo enero. Siendo este mes dedicado también a la santa infancia de Jesús.

Se cree que el Santísimo Nombre de Jesús comenzó a venerarse en las liturgias del siglo XIV, una piedad que propagó en gran medida San Bernardino de Siena, junto con sus discípulos. Justamente, el Papa Clemente VII, en el año 1530, concedió a la Orden Franciscana de celebrar por primera vez el Oficio del Santísimo Nombre de Jesús.

Sagrado Corazón.jpg
Junio es el mes dedicado al Sagrado Corazón de Jesús.

Febrero: La Sagrada Familia

La celebración ocurre cada año durante el primer domingo después de la Navidad, pero se recuerda durante febrero.

La Sagrada Familia de Nazaret es modelo de la vida matrimonial y familiar. San Juan Pablo II, en una de sus meditaciones dominicales en diciembre de 1997, señaló: "María y José enseñan con su vida que el matrimonio es una alianza entre el hombre y la mujer, alianza que los compromete a la fidelidad recíproca, y que se apoya en la confianza común en Dios. Se trata de una alianza tan noble, profunda y definitiva, que constituye para los creyentes el sacramento del amor de Cristo y de la Iglesia".

En ocasiones febrero también marca el inicio de la Cuaresma. Pese a ello en este mes se da un espacio entre las celebraciones de la Navidad y dar mayor atención a la vida pública de Jesús.

Marzo: San José

Debido a que la fiesta del Padre Adoptivo de Jesús ocurre el 19 de marzo, San José es recordado durante todo este mes, siendo ocasión para poner la atención en el modelo en el hombre justo, esposo fiel, casto, en el padre amoroso, trabajador y dispuesto a realizar la voluntad de Dios.

San José es uno de los santos más apreciados en la Iglesia Católica, incluso por otros santos, como es el caso de Santa Teresa de Jesús quien recomendaba pedirle con gran devoción, ya que nunca fueron desentendidas las solicitudes que le pidió en sus festividades. Tal fue su fervor al Patrono de la Iglesia Universal, que los monasterios del Carmelo que reformó se llaman San José.

Abril: Eucaristía y Espíritu Santo

La mayoría de veces Pascua cae en el mes de abril, incluso cuando es en marzo el tiempo pascual, los 40 días coinciden con el mes de abril. Al evocar el misterio de la Pascua, inmediatamente se hace referencia al Sacrificio de Cristo: la Eucaristía, que es el centro y la vida de la Iglesia. Un sacrificio que a su vez está relacionado con el don del Espíritu Santo.

Sobre la relación entre la Eucaristía y el Espíritu Santo se refirió San Juan Pablo II en Audiencia General del 13 de septiembre de 1989: "Entre el sacrificio pascual de Cristo y el don del Espíritu existe, por tanto, una relación objetiva. Puesto que la Eucaristía renueva místicamente el sacrificio redentor de Cristo, es fácil, por lo demás, entender el vínculo intrínseco que existe entre este sacramento y el don del Espíritu: formando la Iglesia mediante su propia venida el día de Pentecostés, el Espíritu Santo la constituye haciendo referencia objetiva a la Eucaristía y la orienta hacia la Eucaristía".

Mayo: Virgen María

Durante mayo se conmemoran varias festividades marianas, entre ellas Nuestra Señora de Fátima (13 de mayo), María Auxiliadora (24 de mayo), y la Visitación (31 de mayo), es un mes para fijar la atención en la Madre de Dios. Es en mayo cuando se celebra el Día de las Madres como una manera de resaltar el don de la maternidad.

Virgen María.jpg
La devoción a la Virgen se extiende a todas las naciones en diversidad de advocaciones. Mayo es el mes dedicado a Ella.

La devoción a la Virgen se extiende a todas las naciones en diversidad de advocaciones. Ella es la co-redentora al dar el ‘sí' a Dios y por participar en el misterio de la Salvación. Por su lugar en la Iglesia es mediadora de todas las gracias y la principal intercesora. En honor a Ella, durante mayo también se anima a rezar de manera especial el Santo Rosario.

Junio: Sagrado Corazón de Jesús

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús comenzó alrededor del año 1620 cuando Nuestro Señor le pide a Santa María Alacoque propagar el amor por el Sagrado Corazón. A ella Jesús le prometió que si una persona comulga los primeros viernes de mes, durante nueve meses seguidos, concederá grandes bendiciones a las personas que practiquen esta devoción: dará todas las gracias a su estado, sea casado, soltero, viudo o consagrado; dará paz a sus familias, será refugio durante la vida y en la hora de la muerte, hará fervoroso a los tibios, bendecirá los lugares donde se venere y sea expuesta su imagen, entre otras. Es también una invitación a practicar el amor al Corazón de Jesús desde las obras de caridad.

Julio: La Preciosa Sangre de Cristo

Esta festividad es la que se conmemora el primer domingo del mes y tiene gran significado para el cristiano, ya que la Sangre que derramó Jesús en la Cruz es el "precio de nuestra Salvación".

San Juan XXIII señalaba que la Sangre de Cristo es el "precio de nuestro rescate, prenda de salvación y de vida eterna". Él invitaba para que los fieles la hicieran "objeto de sus más devotas meditaciones y más frecuentes comuniones sacramentales".

Agosto: Las vocaciones

En algunos países, como Brasil, agosto está dedicado a las vocaciones. Durante el mes se reflexiona sobre los diversos estilos de vida con los cuales Dios ha escogido se viva, es decir, la vocación la matrimonio, a la vida sacerdotal, a la vida consagrada y religiosa, y la vida laical.

Es ocasión para fomentar la vocación de los jóvenes, orando por ellos y animándoles a discernir y dar una respuesta ante el camino que Dios quiere para cada uno de ellos.

Septiembre: Mes de la Biblia

Varios países del mundo conmemoran durante septiembre el Mes de la Biblia con el propósito de animar a las comunidades cristianas a acercarse a la Palabra de Dios.

Dos son las razones por las cuales durante este mes se hace especial énfasis a la Biblia. La primera, es porque el 30 se celebra la fiesta litúrgica de San Jerónimo, quien es conocido como el Padre de las ciencias Bíblicas, ya que tradujo la Biblia al Latín. Otra de las razones es porque el 26 de septiembre de 1569 se terminó de imprimir totalmente la Biblia en español, llamada por entonces "Biblia del Oso", nombre que recibió debido a que la tapa del libro tenía un oso comiendo miel. Su traducción estuvo a cargo de Casidoro de Reina y fueron publicados unos 260 ejemplares.

San José.jpg
Marzo está dedicado a San José, Patrono de la Iglesia Universal.

Octubre: El Santo Rosario y las Misiones

Dos son las devociones principales que se tienen durante el mes de octubre: la del Santo Rosario y las Misiones. La primera de ellas para recordar que en el año 1571 la Europa Cristiana se vio libre de la amenaza musulmana que buscaba destruir el cristianismo, recordando la Batalla de Lepanto cuando las fuerzas cristianas ganaron la batalla. Aquel entonces el Papa Pío V pidió a los ejércitos cristianos llevar el "arma del Rosario", saliendo vencedores el 7 de octubre. A razón del hecho milagroso, el Pontífice instituyó la fiesta de la Virgen del Rosario que se conmemora todos los años y se extiende a todo el mes.

Es también durante octubre cuando se fija la atención sobre las misiones con el objeto de animar la misión evangelizadora en el mundo. Se ora por los misioneros y se invita a apoyar la labor que se realiza en tierras de misión.

Noviembre: Almas del Purgatorio

El 2 de noviembre la Iglesia celebra el Día de los Muertos, por esta razón este mes es ocasión para pedir por las Almas del Purgatorio. Fue el Papa Pablo VI quien en 1967, mediante la "Constitución de las Indulgencias", quien otorgó indulgencias plenarias y parciales a las benditas almas, quienes dependen de las oraciones, Eucaristías, penitencias y limosnas de los que aún peregrinan en la tierra. El Pontífice también estableció la semana de las almas que tiene lugar del 1º al 8 de noviembre.

Diciembre: Adviento y Navidad

Las cuatro semanas del Adviento es el tiempo de espera y de preparación espiritual para recibir al Salvador. Un signo de ello es la "Corona de Adviento" con cuatro velas, que se va encendiendo los cuatro domingos previos a la Navidad, cuando se celebra y evoca el nacimiento del Niño Jesús. Durante este tiempo se realiza el pesebre, con el cual se medita el misterio de la encarnación y nacimiento del Hijo de Dios.

Con información de Aleteia y ACI.

 

Loading
Doce devociones para los doce meses de año

Redacción (Miércoles, 10-02-2016, Gaudium Press) Cada día la Iglesia celebra la memoria litúrgica de un santo, ésta es una manera de santificar el año entero; pero además de eso también santifica los doce meses del año con doce devociones especiales que surgieron de manera espontánea en la historia de la cristiandad y se conmemoran en la mayoría de países.

La agencia de noticias Aleteia, compartió recientemente las piedades más significativas de cada mes del año, que presentamos a continuación:

Enero: El Santísimo Nombre de Jesús

"Éste es aquel santísimo nombre anhelado por los patriarcas, esperado con ansiedad, demandado con gemidos, invocado con suspiros, requerido con lágrimas, donado al llegar la plenitud de la gracia", expresaba el misionero franciscano San Bernardino de Siena.

La festividad ocurre el 2 de enero, justamente 8 días después de la Navidad, pero se recuerda durante todo enero. Siendo este mes dedicado también a la santa infancia de Jesús.

Se cree que el Santísimo Nombre de Jesús comenzó a venerarse en las liturgias del siglo XIV, una piedad que propagó en gran medida San Bernardino de Siena, junto con sus discípulos. Justamente, el Papa Clemente VII, en el año 1530, concedió a la Orden Franciscana de celebrar por primera vez el Oficio del Santísimo Nombre de Jesús.

Sagrado Corazón.jpg
Junio es el mes dedicado al Sagrado Corazón de Jesús.

Febrero: La Sagrada Familia

La celebración ocurre cada año durante el primer domingo después de la Navidad, pero se recuerda durante febrero.

La Sagrada Familia de Nazaret es modelo de la vida matrimonial y familiar. San Juan Pablo II, en una de sus meditaciones dominicales en diciembre de 1997, señaló: "María y José enseñan con su vida que el matrimonio es una alianza entre el hombre y la mujer, alianza que los compromete a la fidelidad recíproca, y que se apoya en la confianza común en Dios. Se trata de una alianza tan noble, profunda y definitiva, que constituye para los creyentes el sacramento del amor de Cristo y de la Iglesia".

En ocasiones febrero también marca el inicio de la Cuaresma. Pese a ello en este mes se da un espacio entre las celebraciones de la Navidad y dar mayor atención a la vida pública de Jesús.

Marzo: San José

Debido a que la fiesta del Padre Adoptivo de Jesús ocurre el 19 de marzo, San José es recordado durante todo este mes, siendo ocasión para poner la atención en el modelo en el hombre justo, esposo fiel, casto, en el padre amoroso, trabajador y dispuesto a realizar la voluntad de Dios.

San José es uno de los santos más apreciados en la Iglesia Católica, incluso por otros santos, como es el caso de Santa Teresa de Jesús quien recomendaba pedirle con gran devoción, ya que nunca fueron desentendidas las solicitudes que le pidió en sus festividades. Tal fue su fervor al Patrono de la Iglesia Universal, que los monasterios del Carmelo que reformó se llaman San José.

Abril: Eucaristía y Espíritu Santo

La mayoría de veces Pascua cae en el mes de abril, incluso cuando es en marzo el tiempo pascual, los 40 días coinciden con el mes de abril. Al evocar el misterio de la Pascua, inmediatamente se hace referencia al Sacrificio de Cristo: la Eucaristía, que es el centro y la vida de la Iglesia. Un sacrificio que a su vez está relacionado con el don del Espíritu Santo.

Sobre la relación entre la Eucaristía y el Espíritu Santo se refirió San Juan Pablo II en Audiencia General del 13 de septiembre de 1989: "Entre el sacrificio pascual de Cristo y el don del Espíritu existe, por tanto, una relación objetiva. Puesto que la Eucaristía renueva místicamente el sacrificio redentor de Cristo, es fácil, por lo demás, entender el vínculo intrínseco que existe entre este sacramento y el don del Espíritu: formando la Iglesia mediante su propia venida el día de Pentecostés, el Espíritu Santo la constituye haciendo referencia objetiva a la Eucaristía y la orienta hacia la Eucaristía".

Mayo: Virgen María

Durante mayo se conmemoran varias festividades marianas, entre ellas Nuestra Señora de Fátima (13 de mayo), María Auxiliadora (24 de mayo), y la Visitación (31 de mayo), es un mes para fijar la atención en la Madre de Dios. Es en mayo cuando se celebra el Día de las Madres como una manera de resaltar el don de la maternidad.

Virgen María.jpg
La devoción a la Virgen se extiende a todas las naciones en diversidad de advocaciones. Mayo es el mes dedicado a Ella.

La devoción a la Virgen se extiende a todas las naciones en diversidad de advocaciones. Ella es la co-redentora al dar el ‘sí' a Dios y por participar en el misterio de la Salvación. Por su lugar en la Iglesia es mediadora de todas las gracias y la principal intercesora. En honor a Ella, durante mayo también se anima a rezar de manera especial el Santo Rosario.

Junio: Sagrado Corazón de Jesús

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús comenzó alrededor del año 1620 cuando Nuestro Señor le pide a Santa María Alacoque propagar el amor por el Sagrado Corazón. A ella Jesús le prometió que si una persona comulga los primeros viernes de mes, durante nueve meses seguidos, concederá grandes bendiciones a las personas que practiquen esta devoción: dará todas las gracias a su estado, sea casado, soltero, viudo o consagrado; dará paz a sus familias, será refugio durante la vida y en la hora de la muerte, hará fervoroso a los tibios, bendecirá los lugares donde se venere y sea expuesta su imagen, entre otras. Es también una invitación a practicar el amor al Corazón de Jesús desde las obras de caridad.

Julio: La Preciosa Sangre de Cristo

Esta festividad es la que se conmemora el primer domingo del mes y tiene gran significado para el cristiano, ya que la Sangre que derramó Jesús en la Cruz es el "precio de nuestra Salvación".

San Juan XXIII señalaba que la Sangre de Cristo es el "precio de nuestro rescate, prenda de salvación y de vida eterna". Él invitaba para que los fieles la hicieran "objeto de sus más devotas meditaciones y más frecuentes comuniones sacramentales".

Agosto: Las vocaciones

En algunos países, como Brasil, agosto está dedicado a las vocaciones. Durante el mes se reflexiona sobre los diversos estilos de vida con los cuales Dios ha escogido se viva, es decir, la vocación la matrimonio, a la vida sacerdotal, a la vida consagrada y religiosa, y la vida laical.

Es ocasión para fomentar la vocación de los jóvenes, orando por ellos y animándoles a discernir y dar una respuesta ante el camino que Dios quiere para cada uno de ellos.

Septiembre: Mes de la Biblia

Varios países del mundo conmemoran durante septiembre el Mes de la Biblia con el propósito de animar a las comunidades cristianas a acercarse a la Palabra de Dios.

Dos son las razones por las cuales durante este mes se hace especial énfasis a la Biblia. La primera, es porque el 30 se celebra la fiesta litúrgica de San Jerónimo, quien es conocido como el Padre de las ciencias Bíblicas, ya que tradujo la Biblia al Latín. Otra de las razones es porque el 26 de septiembre de 1569 se terminó de imprimir totalmente la Biblia en español, llamada por entonces "Biblia del Oso", nombre que recibió debido a que la tapa del libro tenía un oso comiendo miel. Su traducción estuvo a cargo de Casidoro de Reina y fueron publicados unos 260 ejemplares.

San José.jpg
Marzo está dedicado a San José, Patrono de la Iglesia Universal.

Octubre: El Santo Rosario y las Misiones

Dos son las devociones principales que se tienen durante el mes de octubre: la del Santo Rosario y las Misiones. La primera de ellas para recordar que en el año 1571 la Europa Cristiana se vio libre de la amenaza musulmana que buscaba destruir el cristianismo, recordando la Batalla de Lepanto cuando las fuerzas cristianas ganaron la batalla. Aquel entonces el Papa Pío V pidió a los ejércitos cristianos llevar el "arma del Rosario", saliendo vencedores el 7 de octubre. A razón del hecho milagroso, el Pontífice instituyó la fiesta de la Virgen del Rosario que se conmemora todos los años y se extiende a todo el mes.

Es también durante octubre cuando se fija la atención sobre las misiones con el objeto de animar la misión evangelizadora en el mundo. Se ora por los misioneros y se invita a apoyar la labor que se realiza en tierras de misión.

Noviembre: Almas del Purgatorio

El 2 de noviembre la Iglesia celebra el Día de los Muertos, por esta razón este mes es ocasión para pedir por las Almas del Purgatorio. Fue el Papa Pablo VI quien en 1967, mediante la "Constitución de las Indulgencias", quien otorgó indulgencias plenarias y parciales a las benditas almas, quienes dependen de las oraciones, Eucaristías, penitencias y limosnas de los que aún peregrinan en la tierra. El Pontífice también estableció la semana de las almas que tiene lugar del 1º al 8 de noviembre.

Diciembre: Adviento y Navidad

Las cuatro semanas del Adviento es el tiempo de espera y de preparación espiritual para recibir al Salvador. Un signo de ello es la "Corona de Adviento" con cuatro velas, que se va encendiendo los cuatro domingos previos a la Navidad, cuando se celebra y evoca el nacimiento del Niño Jesús. Durante este tiempo se realiza el pesebre, con el cual se medita el misterio de la encarnación y nacimiento del Hijo de Dios.

Con información de Aleteia y ACI.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76587-Doce-devociones-para-los-doce-meses-de-ano-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Las acciones del grupo terrorista anticristiano Boko Haram bloquean la producción de alimentos. ...
 
Cada mes de mayo el rosal florece nuevamente junto al ábside del templo. ...
 
El evento es organizado por la Pontificia Unión Misional de Polonia, que cumple 100 años de funda ...
 
La misa se realizará a las 19:30 horas en San Francisco el Grande ...
 
Iniciada en este mes de diciembre, la 27ª edición de la Exposición Franciscana de Pesebres tiene ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading