Loading
 
 
 
Loading
 
Obispo Ermitaño del Líbano recibe rosario del Papa
Loading
 
22 de Febrero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Jounieh - Líbano (Lunes, 22-02-2016, Gaudium Press) El Patriarca maronita Boutros Bechara Rai fue encargado de una misión: visitar el convento de Nuestra Señora de Tamiche, entre Beirut y Jounieh.

El objetivo era encontrarse con el Obispo maronita Mons. Charbel Merhi, que, tornándose obispo emérito, pasó a vivir en un eremitorio.

La visita al "Obispo Ermitaño" fue encomendada por el Papa Francisco: Mons. Bechara debería entregar al prelado un rosario y una copia de la ‘Misericordiae Vultus', la bula de convocación del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, enviados por el Papa Francisco.

Francisco y el Obispo Ermitaño se conocieron en Argentina, durante el período de 23 años en que Mons. Charbel estuvo en Buenos Aires como Obispo de la Diócesis de San Charbel, de los Maronitas.

La misión del Patriarca Rai nació durante la última visita que él hizo al Papa, en Roma.

Francisco pidió noticias del Obispo Merhi y quiso enviarle a través del Patriarca el rosario y la Bula Misericordiae vultus y también el pedido para que el "eremita" rezase por él.

El Obispo Mons. Francois Eid, Procurador patriarcal maronita junto a la Santa Sede, recuerda que tener Obispos eremitas "es una tradición muy difundida en la Iglesia católica de rito maronita, teniendo como ejemplo a San Marón, nuestro padre en la fe. Muchos obispos cuando terminan sus largos años de ministerio pastoral se retiran a un eremitorio para permanecer solos delante de Dios".

"Mons. Charbel Merhi, continúa Mons. Eid, tenía en su corazón el deseo de ser eremita desde joven. Él es oriundo de la Congregación Patriarcal de los Misioneros Libaneses que no contempla en su modo de vida este tipo de retiro eremítico".

"Cuando concluyó su ministerio pastoral, Mons. Merhi volvió de Argentina al Líbano y pidió para vivir como ermitaño. La Orden Maronita Libanesa le dio el permiso y uno le ofreció un eremitorio con el beneplácito del Patriarca.

La vida de Mons. Charbel, como la de aquellos religiosos eremitas que le antecedieron es austera. Su alimentación es suficiente para mantenerse: se alimenta una vez por día".

"Él se aleja del mundo para convivir con Dios, no habla con los hombres para oír mejor a Dios. La soledad y la oración llenan su vida y torna corto el tiempo que pasa sin cesar a su lado". (JSG)

 

Loading
Obispo Ermitaño del Líbano recibe rosario del Papa

Jounieh - Líbano (Lunes, 22-02-2016, Gaudium Press) El Patriarca maronita Boutros Bechara Rai fue encargado de una misión: visitar el convento de Nuestra Señora de Tamiche, entre Beirut y Jounieh.

El objetivo era encontrarse con el Obispo maronita Mons. Charbel Merhi, que, tornándose obispo emérito, pasó a vivir en un eremitorio.

La visita al "Obispo Ermitaño" fue encomendada por el Papa Francisco: Mons. Bechara debería entregar al prelado un rosario y una copia de la ‘Misericordiae Vultus', la bula de convocación del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, enviados por el Papa Francisco.

Francisco y el Obispo Ermitaño se conocieron en Argentina, durante el período de 23 años en que Mons. Charbel estuvo en Buenos Aires como Obispo de la Diócesis de San Charbel, de los Maronitas.

La misión del Patriarca Rai nació durante la última visita que él hizo al Papa, en Roma.

Francisco pidió noticias del Obispo Merhi y quiso enviarle a través del Patriarca el rosario y la Bula Misericordiae vultus y también el pedido para que el "eremita" rezase por él.

El Obispo Mons. Francois Eid, Procurador patriarcal maronita junto a la Santa Sede, recuerda que tener Obispos eremitas "es una tradición muy difundida en la Iglesia católica de rito maronita, teniendo como ejemplo a San Marón, nuestro padre en la fe. Muchos obispos cuando terminan sus largos años de ministerio pastoral se retiran a un eremitorio para permanecer solos delante de Dios".

"Mons. Charbel Merhi, continúa Mons. Eid, tenía en su corazón el deseo de ser eremita desde joven. Él es oriundo de la Congregación Patriarcal de los Misioneros Libaneses que no contempla en su modo de vida este tipo de retiro eremítico".

"Cuando concluyó su ministerio pastoral, Mons. Merhi volvió de Argentina al Líbano y pidió para vivir como ermitaño. La Orden Maronita Libanesa le dio el permiso y uno le ofreció un eremitorio con el beneplácito del Patriarca.

La vida de Mons. Charbel, como la de aquellos religiosos eremitas que le antecedieron es austera. Su alimentación es suficiente para mantenerse: se alimenta una vez por día".

"Él se aleja del mundo para convivir con Dios, no habla con los hombres para oír mejor a Dios. La soledad y la oración llenan su vida y torna corto el tiempo que pasa sin cesar a su lado". (JSG)

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/76885-Obispo-Ermitano-del-Libano-recibe-rosario-del-Papa-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Un reporte da cuenta de un testimonio anónimo de oposición a las presiones de las autoridades. ...
 
Piezas de diversos países escritas desde el siglo XII al XX componen la selección musical de la p ...
 
La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading