Loading
 
 
 
Loading
 
Fiesta de la Cátedra de Pedro: Jubileo de la Curia Romana, Gobernación e Instituciones ligadas a la Santa Sede
Loading
 
23 de Febrero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Martes, 23-02-2016, Gaudium Press) En la mañana de este lunes 22-02, fiesta de la Cátedra del Apóstol Pedro, en la Basílica Vaticana, el Papa Francisco presidió la misa del Jubileo de la Curia Romana, de la Gobernación e Instituciones ligadas a la Santa Sede.

Antes de la Misa tuvo inicio propiamente el Jubileo de la Curia Romana en la Sala Pablo VI, con la celebración del cántico de la Hora Media de la Liturgia de las Horas y una meditación realizada por el director del Centro Aletti, el jesuita P. Marko Ivan Rupnik.

Antes de la celebración eucarística hubo también una procesión de los religiosos y laicos presentes en la Sala Pablo VI hasta la Puerta Santa. Ella fue seguida de la procesión de los sacerdotes.

Fiesta de la Cátedra de Pedro

"La fiesta litúrgica de la Cátedra de Pedro nos reúne para celebrar el Jubileo de la Misericordia. Pasamos por la Puerta Santa y llegamos a la tumba del Apóstol Pedro para hacer nuestra profesión de fe. Hoy, la palabra de Dios ilumina de modo especial nuestros gestos": fueron palabras del Santo Padre, dichas luego al inicio de su homilía, para luego afirmar que "el primero en ser llamado a renovar su profesión de fe es el Sucesor de Pedro, que carga consigo la responsabilidad de confirmar a los hermanos".

‘Tú eres el Cristo, el hijo de Dios vivo': es el fundamento

"Dejemos que la gracia plasme nuevamente nuestro corazón para creer, y abra nuestra boca para cumplir la profesión de fe y obtener la salvación. Hagamos nuestras las palabras de Pedro: ‘Tú eres el Cristo, el hijo de Dios vivo'. Que nuestro pensamiento y nuestra mirada estén fijos en Jesucristo, inicio y fin de toda acción de la Iglesia. Él es el fundamento y nadie puede colocar un pilar diferente. Él es la piedra sobre la cual debemos construir. Es lo que recuerda con palabras expresivas San Agustín cuando escribe que la Iglesia, no obstante agitada y abalada por las vicisitudes de la historia, no cae, porque está fundamentada en la piedra que es Cristo, y sobre este fundamento también Pedro fue edificado", dijo el Pontífice.

Llamado de Cristo, Renovación de la Misión

"A los pastores es pedido que tengan como modelo el propio Dios que cuida de su rebaño. El Profeta Ezequiel describió la manera de actuar de Dios: Él va a la búsqueda de la oveja perdida, reconduce la oveja perdida al pastizal, faja la oveja herida y cura la que está enferma. Un aliento que es señal del amor que no conoce límite. Es una dedicación fiel, constante e incondicionada para que a los más débiles pueda llegar la misericordia", fueron también palabras del Papa.

Según Francisco, es esta profesión de fe que da a cada uno de nosotros la tarea de corresponder al llamado de Cristo y que no debemos olvidarnos que la profecía de Ezequiel viene de una constatación de la falta de pastores en Israel.

"Por tanto, dice Francisco, hace bien también a nosotros, llamados a ser pastores en la Iglesia, dejar que el rostro del Dios Buen Pastor nos ilumine, nos purifique, nos transforme y nos restituya plenamente renovados a nuestra misión".

"Que también en nuestros ambientes de trabajo podamos sentir, cultivar y practicar un fuerte sentido pastoral, sobre todo con las personas que encontramos todos los días". Que "cada uno pueda experimentar, primeramente, el cuidado atencioso del Buen Pastor".

Fidelidad y misericordia

"Somos llamados a ser colaboradores de Dios y a testimoniar con nuestra existencia la fuerza de la gracia que transforma y el poder del Espíritu que renueva. Dejemos que el Señor nos libere de toda tentación que distancia de lo esencial de nuestra misión, y redescubramos la belleza de profesar la fe en el Señor Jesús."

"La fidelidad al ministerio se conjuga bien con la misericordia que queremos hacer experiencia. En la Sagrada Escritura, fidelidad y misericordia son un binomio inseparable. Donde está una, allá se encuentra la otra, y en la reciprocidad y complementariedad se ve la presencia del Buen Pastor".

Al concluir sus palabras, Francisco recordó que la fidelidad que el Señor nos pide "es la de actuar según el corazón de Cristo" y apacentar el rebaño con un corazón generoso. (JSG)

 

Loading
Fiesta de la Cátedra de Pedro: Jubileo de la Curia Romana, Gobernación e Instituciones ligadas a la Santa Sede

Ciudad del Vaticano (Martes, 23-02-2016, Gaudium Press) En la mañana de este lunes 22-02, fiesta de la Cátedra del Apóstol Pedro, en la Basílica Vaticana, el Papa Francisco presidió la misa del Jubileo de la Curia Romana, de la Gobernación e Instituciones ligadas a la Santa Sede.

Antes de la Misa tuvo inicio propiamente el Jubileo de la Curia Romana en la Sala Pablo VI, con la celebración del cántico de la Hora Media de la Liturgia de las Horas y una meditación realizada por el director del Centro Aletti, el jesuita P. Marko Ivan Rupnik.

Antes de la celebración eucarística hubo también una procesión de los religiosos y laicos presentes en la Sala Pablo VI hasta la Puerta Santa. Ella fue seguida de la procesión de los sacerdotes.

Fiesta de la Cátedra de Pedro

"La fiesta litúrgica de la Cátedra de Pedro nos reúne para celebrar el Jubileo de la Misericordia. Pasamos por la Puerta Santa y llegamos a la tumba del Apóstol Pedro para hacer nuestra profesión de fe. Hoy, la palabra de Dios ilumina de modo especial nuestros gestos": fueron palabras del Santo Padre, dichas luego al inicio de su homilía, para luego afirmar que "el primero en ser llamado a renovar su profesión de fe es el Sucesor de Pedro, que carga consigo la responsabilidad de confirmar a los hermanos".

‘Tú eres el Cristo, el hijo de Dios vivo': es el fundamento

"Dejemos que la gracia plasme nuevamente nuestro corazón para creer, y abra nuestra boca para cumplir la profesión de fe y obtener la salvación. Hagamos nuestras las palabras de Pedro: ‘Tú eres el Cristo, el hijo de Dios vivo'. Que nuestro pensamiento y nuestra mirada estén fijos en Jesucristo, inicio y fin de toda acción de la Iglesia. Él es el fundamento y nadie puede colocar un pilar diferente. Él es la piedra sobre la cual debemos construir. Es lo que recuerda con palabras expresivas San Agustín cuando escribe que la Iglesia, no obstante agitada y abalada por las vicisitudes de la historia, no cae, porque está fundamentada en la piedra que es Cristo, y sobre este fundamento también Pedro fue edificado", dijo el Pontífice.

Llamado de Cristo, Renovación de la Misión

"A los pastores es pedido que tengan como modelo el propio Dios que cuida de su rebaño. El Profeta Ezequiel describió la manera de actuar de Dios: Él va a la búsqueda de la oveja perdida, reconduce la oveja perdida al pastizal, faja la oveja herida y cura la que está enferma. Un aliento que es señal del amor que no conoce límite. Es una dedicación fiel, constante e incondicionada para que a los más débiles pueda llegar la misericordia", fueron también palabras del Papa.

Según Francisco, es esta profesión de fe que da a cada uno de nosotros la tarea de corresponder al llamado de Cristo y que no debemos olvidarnos que la profecía de Ezequiel viene de una constatación de la falta de pastores en Israel.

"Por tanto, dice Francisco, hace bien también a nosotros, llamados a ser pastores en la Iglesia, dejar que el rostro del Dios Buen Pastor nos ilumine, nos purifique, nos transforme y nos restituya plenamente renovados a nuestra misión".

"Que también en nuestros ambientes de trabajo podamos sentir, cultivar y practicar un fuerte sentido pastoral, sobre todo con las personas que encontramos todos los días". Que "cada uno pueda experimentar, primeramente, el cuidado atencioso del Buen Pastor".

Fidelidad y misericordia

"Somos llamados a ser colaboradores de Dios y a testimoniar con nuestra existencia la fuerza de la gracia que transforma y el poder del Espíritu que renueva. Dejemos que el Señor nos libere de toda tentación que distancia de lo esencial de nuestra misión, y redescubramos la belleza de profesar la fe en el Señor Jesús."

"La fidelidad al ministerio se conjuga bien con la misericordia que queremos hacer experiencia. En la Sagrada Escritura, fidelidad y misericordia son un binomio inseparable. Donde está una, allá se encuentra la otra, y en la reciprocidad y complementariedad se ve la presencia del Buen Pastor".

Al concluir sus palabras, Francisco recordó que la fidelidad que el Señor nos pide "es la de actuar según el corazón de Cristo" y apacentar el rebaño con un corazón generoso. (JSG)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Con ocasión del Adviento y en vísperas de la solemnidad de la Inmaculada Concepción, Mons. Juan J ...
 
El reconocimiento tuvo lugar en la Universidad Francisco de Vitoria, en la celebración anual que ha ...
 
Hacia el fin del año litúrgico, y en vistas a la preparación para el Adviento, los Evangelios de ...
 
El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Un reporte da cuenta de un testimonio anónimo de oposición a las presiones de las autoridades. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading