Loading
 
 
 
Loading
 
Anuario Pontificio referente a los años 2005 a 2014 ofrece los números de la Iglesia
Loading
 
10 de Marzo de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Jueves, 10-03-2016, Gaudium Press) A cada año, la presentación del directorio del Anuario Pontificio, con las estadísticas de la Iglesia, muestra su vitalidad en el mundo.

El Anuario publicado recientemente ya está disponible desde hace algunos días en las librerías.

Este año, la Oficina Central de Estadísticas de la Iglesia indica una Iglesia dinámica en un mundo en mutación.

África surge como el ‘continente de la esperanza' para la Iglesia Católica, mientras, por otro lado el número de ministros ordenados, incluyendo religiosos, registró un declive principalmente en Europa.

Entre los años 2005 y 2014, período tomado como referencia por los autores del estudio, el número de católicos bautizados aumentó en un ritmo que sobrepasa ampliamente el del crecimiento de la población mundial. Hubo un crecimiento de más de 14,1% en la Iglesia, contra un crecimiento de más 10,8% de la población mundial. La excepción ocurre en Oceanía. En 2014, el mundo contaba con 1.272 billones de católicos. Eso quiere decir que son 157 millones de católicos más que en 2005.

23% de los católicos del mundo viven en Europa, sin embargo el viejo continente, para la Iglesia tiene la menor dinámica de crecimiento del mundo. Hace ya algunos años los católicos bautizados constituyen cerca de 40% de la población europea.

Mientras que África, al contrario, ha sido, de lejos, el continente más dinámico en ese crecimiento. La tasa de crecimiento de los católicos africanos bautizados es superior a 40% y la población en África ha crecido 23,8%. Actualmente, los católicos africanos corresponden al 17% de los católicos de todo el mundo.

América registró un ligero declive, aunque aún tenga alrededor de mitad de los católicos bautizados de todo el mundo.

Siempre dentro de los años 2005 a 2014, el número de obispos tuvo un crecimiento de 8,2% en todo el mundo. El aumento mayor fue en Asia, incluso así, los Estados Unidos y Europa continúan concentrando el mayor número de obispos.

En África, el número de padres, diocesanos y religiosos, aumentó en 32,6% entre 2005 y 2014. Ya en Europa, hubo una caída: el número decayó en más de 8%.

Otros datos sorprenden: después de un período de dinamismo habido entre 2005 y 2014, el crecimiento del número de sacerdotes paró. Y este fenómeno continúa.

Esto se aplica también para los seminaristas: hubo un descenso de vocaciones en todos los continentes, excepto África, y continúa en 17,5%, en Europa.

En 2014, los seminaristas en África y Asia representaban 53,9% del total de ellos en todo el mundo. África tiene actualmente 66 seminaristas por 100 sacerdotes ordenados y esto deja una esperanza de renovación de la generación sacerdotal, mientras que en Europa no existen 10 seminaristas por 100 padres: presagio de un rápido envejecimiento del clero.

El clero religioso es más afectado que el clero diocesano.

Con relación a las vocaciones femeninas, 38% de las monjas todavía están en Europa, pero el viejo continente, así como en América y Oceanía fueron los lugares donde el número de monjas disminuyó más significativamente.

Por otro lado, el número de diáconos permanentes creció considerablemente: 33,5%. Esto ocurrió principalmente en Europa. Los diáconos permanentes son particularmente numerosos en los Estados Unidos.

Estos son los números apuntados por la Oficina Central de Estadísticas de la Iglesia. (JSG)

 

Loading
Anuario Pontificio referente a los años 2005 a 2014 ofrece los números de la Iglesia

Ciudad del Vaticano (Jueves, 10-03-2016, Gaudium Press) A cada año, la presentación del directorio del Anuario Pontificio, con las estadísticas de la Iglesia, muestra su vitalidad en el mundo.

El Anuario publicado recientemente ya está disponible desde hace algunos días en las librerías.

Este año, la Oficina Central de Estadísticas de la Iglesia indica una Iglesia dinámica en un mundo en mutación.

África surge como el ‘continente de la esperanza' para la Iglesia Católica, mientras, por otro lado el número de ministros ordenados, incluyendo religiosos, registró un declive principalmente en Europa.

Entre los años 2005 y 2014, período tomado como referencia por los autores del estudio, el número de católicos bautizados aumentó en un ritmo que sobrepasa ampliamente el del crecimiento de la población mundial. Hubo un crecimiento de más de 14,1% en la Iglesia, contra un crecimiento de más 10,8% de la población mundial. La excepción ocurre en Oceanía. En 2014, el mundo contaba con 1.272 billones de católicos. Eso quiere decir que son 157 millones de católicos más que en 2005.

23% de los católicos del mundo viven en Europa, sin embargo el viejo continente, para la Iglesia tiene la menor dinámica de crecimiento del mundo. Hace ya algunos años los católicos bautizados constituyen cerca de 40% de la población europea.

Mientras que África, al contrario, ha sido, de lejos, el continente más dinámico en ese crecimiento. La tasa de crecimiento de los católicos africanos bautizados es superior a 40% y la población en África ha crecido 23,8%. Actualmente, los católicos africanos corresponden al 17% de los católicos de todo el mundo.

América registró un ligero declive, aunque aún tenga alrededor de mitad de los católicos bautizados de todo el mundo.

Siempre dentro de los años 2005 a 2014, el número de obispos tuvo un crecimiento de 8,2% en todo el mundo. El aumento mayor fue en Asia, incluso así, los Estados Unidos y Europa continúan concentrando el mayor número de obispos.

En África, el número de padres, diocesanos y religiosos, aumentó en 32,6% entre 2005 y 2014. Ya en Europa, hubo una caída: el número decayó en más de 8%.

Otros datos sorprenden: después de un período de dinamismo habido entre 2005 y 2014, el crecimiento del número de sacerdotes paró. Y este fenómeno continúa.

Esto se aplica también para los seminaristas: hubo un descenso de vocaciones en todos los continentes, excepto África, y continúa en 17,5%, en Europa.

En 2014, los seminaristas en África y Asia representaban 53,9% del total de ellos en todo el mundo. África tiene actualmente 66 seminaristas por 100 sacerdotes ordenados y esto deja una esperanza de renovación de la generación sacerdotal, mientras que en Europa no existen 10 seminaristas por 100 padres: presagio de un rápido envejecimiento del clero.

El clero religioso es más afectado que el clero diocesano.

Con relación a las vocaciones femeninas, 38% de las monjas todavía están en Europa, pero el viejo continente, así como en América y Oceanía fueron los lugares donde el número de monjas disminuyó más significativamente.

Por otro lado, el número de diáconos permanentes creció considerablemente: 33,5%. Esto ocurrió principalmente en Europa. Los diáconos permanentes son particularmente numerosos en los Estados Unidos.

Estos son los números apuntados por la Oficina Central de Estadísticas de la Iglesia. (JSG)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Un reporte da cuenta de un testimonio anónimo de oposición a las presiones de las autoridades. ...
 
Piezas de diversos países escritas desde el siglo XII al XX componen la selección musical de la p ...
 
La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading