Loading
 
 
 
Loading
 
Icono mariano más antiguo de la Ciudad Eterna saldrá en procesión por el Foro Romano
Loading
 
15 de Marzo de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Roma (Martes, 15-03-2016, Gaudium Press) Un hecho sin precedentes tiene lugar este martes 15 en Roma. El Icono mariano que es considerado el más antiguo de la Ciudad Eterna, conocido como la "Madonna del Conforto" -Virgen de la Consolación-, será trasladado a la iglesia Santa Maria Antiqua, en el Foro Romano, templo que por siglos permaneció cerrado y que esta semana reabre sus puertas tras treinta años de restauración.

La imagen permanecerá en la restaurada iglesia romana por tres meses junto con una muestra dedicada a las obras de arte y a la historia del antiguo lugar de culto.

Según informó RomaSette.it, medio de comunicación de la Diócesis de Roma, con ocasión de este acontecimiento se celebrará a partir de las 14:30 horas las vísperas solemnes en Santa Maria Nuova -llamada también Santa Francisca Romana-, donde permanece habitualmente el icono de la "Madonna del Conforto". Justamente esta iglesia, situada al lado del Foro Romano, fue construida en el año 982 para acoger la antigua imagen mariana, cuando su anterior sede, la iglesia de Santa Maria Antiqua, fue destruida y luego abandonada.

Snta Frencesca Romana ClemetNic.jpg
Basílica de Santa Francisca Romana -Santa Maria Nuova-, donde permanece el icono de la Virgen de la Consolación / Foto: ClemetNic.

Una vez termine la celebración de las Vísperas, el icono de la Virgen de la Consolación saldrá en procesión hasta la Iglesia de Santa Francisca Romana, un hecho sin presedentes. "Son siglos en los que se hace una procesión en el Foro; como horario se ha escogido la tarde, después de las 17:00, porque el sitio arqueológico será cerrado a los visitantes, por lo que sólo tendrán acceso los fieles que participen en las Vísperas", comentó Don Teodoro Muto, religioso de la Orden de Nuestra Señora del Monte Olivento, que desde hace décadas custodia el ícono de la "Madonna del Conforto".

La imagen, de 132 centímetros de alto y 97 de largo, muestra la Virgen María sosteniendo al Niño Jesús con su brazo derecho y señalándolo con su mano izquierda. Sobre su origen, dicen que puede proceder de Palestina o de Constantinopla, incluso llegó a ser venerada como una verdadera reliquia porque se creía hecha por el Evangelista San Lucas.

Como explica Maria Andaloro, una de las curadoras de la muestra, mencionada por RomaSette.it, el icono fue realizado con dos capas de pintura sobre una tela pegada en madera. "Sobre la superficie del soporte de madera conviven, una al lado de la otra, capas de pintura diferentes. El cuerpo de la Virgen y el del Niño fueron pintados al temple y con ejecución moderna, probablemente del inicio del quinientos. A diferencia de la cara y el cuello de la Madre de Dios, como aquel que resalta del rostro del Niño, que son capas más antiguas".

Fue en 1950, cuando se llevó a cabo una operación delicada para separar ambas capas superpuestas de pintura. Como lo explicó Andaloro: "El éxito de esta operación, delicada, riesgosa, fue la recuperación, de verdad extraordinaria, de dos capas de pintura en relación con el rostro de la Virgen y el del Niño. Las capas así recuperadas fueron cortadas de una obra perdida y pegada a la actual. El rostro del Niño también presenta signos evidentes de quemaduras por efectos de un incendio. Una vez separadas, ambas pinturas tomaron caminos diferentes. La antigua se colocó en la sacristía de la Basílica, la medieval se volvió a poner en el altar".

Una vez termine la muestra en Santa Maria Antiqua, el icono de la Virgen de la Consolación regresará a Santa Maria Nuova.

Con información de RomaSette.it y Tatarte.it.

 

Loading
Icono mariano más antiguo de la Ciudad Eterna saldrá en procesión por el Foro Romano

Roma (Martes, 15-03-2016, Gaudium Press) Un hecho sin precedentes tiene lugar este martes 15 en Roma. El Icono mariano que es considerado el más antiguo de la Ciudad Eterna, conocido como la "Madonna del Conforto" -Virgen de la Consolación-, será trasladado a la iglesia Santa Maria Antiqua, en el Foro Romano, templo que por siglos permaneció cerrado y que esta semana reabre sus puertas tras treinta años de restauración.

La imagen permanecerá en la restaurada iglesia romana por tres meses junto con una muestra dedicada a las obras de arte y a la historia del antiguo lugar de culto.

Según informó RomaSette.it, medio de comunicación de la Diócesis de Roma, con ocasión de este acontecimiento se celebrará a partir de las 14:30 horas las vísperas solemnes en Santa Maria Nuova -llamada también Santa Francisca Romana-, donde permanece habitualmente el icono de la "Madonna del Conforto". Justamente esta iglesia, situada al lado del Foro Romano, fue construida en el año 982 para acoger la antigua imagen mariana, cuando su anterior sede, la iglesia de Santa Maria Antiqua, fue destruida y luego abandonada.

Snta Frencesca Romana ClemetNic.jpg
Basílica de Santa Francisca Romana -Santa Maria Nuova-, donde permanece el icono de la Virgen de la Consolación / Foto: ClemetNic.

Una vez termine la celebración de las Vísperas, el icono de la Virgen de la Consolación saldrá en procesión hasta la Iglesia de Santa Francisca Romana, un hecho sin presedentes. "Son siglos en los que se hace una procesión en el Foro; como horario se ha escogido la tarde, después de las 17:00, porque el sitio arqueológico será cerrado a los visitantes, por lo que sólo tendrán acceso los fieles que participen en las Vísperas", comentó Don Teodoro Muto, religioso de la Orden de Nuestra Señora del Monte Olivento, que desde hace décadas custodia el ícono de la "Madonna del Conforto".

La imagen, de 132 centímetros de alto y 97 de largo, muestra la Virgen María sosteniendo al Niño Jesús con su brazo derecho y señalándolo con su mano izquierda. Sobre su origen, dicen que puede proceder de Palestina o de Constantinopla, incluso llegó a ser venerada como una verdadera reliquia porque se creía hecha por el Evangelista San Lucas.

Como explica Maria Andaloro, una de las curadoras de la muestra, mencionada por RomaSette.it, el icono fue realizado con dos capas de pintura sobre una tela pegada en madera. "Sobre la superficie del soporte de madera conviven, una al lado de la otra, capas de pintura diferentes. El cuerpo de la Virgen y el del Niño fueron pintados al temple y con ejecución moderna, probablemente del inicio del quinientos. A diferencia de la cara y el cuello de la Madre de Dios, como aquel que resalta del rostro del Niño, que son capas más antiguas".

Fue en 1950, cuando se llevó a cabo una operación delicada para separar ambas capas superpuestas de pintura. Como lo explicó Andaloro: "El éxito de esta operación, delicada, riesgosa, fue la recuperación, de verdad extraordinaria, de dos capas de pintura en relación con el rostro de la Virgen y el del Niño. Las capas así recuperadas fueron cortadas de una obra perdida y pegada a la actual. El rostro del Niño también presenta signos evidentes de quemaduras por efectos de un incendio. Una vez separadas, ambas pinturas tomaron caminos diferentes. La antigua se colocó en la sacristía de la Basílica, la medieval se volvió a poner en el altar".

Una vez termine la muestra en Santa Maria Antiqua, el icono de la Virgen de la Consolación regresará a Santa Maria Nuova.

Con información de RomaSette.it y Tatarte.it.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Del 2 al 4 de diciembre se celebró en la Casa Generalicia de los Salesianos en Roma la reunión bie ...
 
El concierto en torno a la figura de María ocurrirá a las 18:30 horas del 7 de diciembre. A cargo ...
 
Francisco comentó que la oveja perdida "no se perdió porque no tenía una brújula. Conocía bien ...
 
El purpurado ofició una misa de acción de gracias en la Catedral de lima. Habló de la importancia ...
 
Más de 100 imágenes de distintas advocaciones de la Santísima Virgen fueron ricamente adornadas y ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading