Loading
 
 
 
Loading
 
Colorida y fervorosa celebración de 'Cuasimodo' en el Arzobispado de Santiago, en Chile
Loading
 
4 de Abril de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Santiago (Lunes, 04-04-2016, Gaudium Press) Con gran devoción se realizó este domingo 3 de abril la tradicional celebración de Cuasimodo en la Iglesia de Santiago, donde cientos de jinetes montados a caballo y vestidos a la usanza de la época colonial se congregaron en la parroquia Nuestra Señora de los Pobres en la comuna de Huechuraba para llevar a Cristo Sacramentado a los enfermos y ancianos de la población La Pincoya.

3.jpg

Esta fiesta es una de las expresiones de piedad popular más importantes del país y se realiza desde el siglo XVIII el domingo inmediatamente siguiente al de Pascua de Resurrección. Obedece a una tradición campesina en la que los cuasimodistas, jinetes a caballo y carretas -ahora incluso en bicicletas y vehículos motorizados- escoltaban a los sacerdotes que llevaban la comunión a personas enfermas y ancianas, evitando así que los presbíteros fueran asaltados en el camino y les robaran los objetos religiosos.

La eucaristía de envío fue presidida por el párroco anfitrión, sacerdote Julio Díaz, y contó también con la participación del Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, quien manifestó su alegría de poder participar en esta versión de Cuasimodo. "En este Año de la Misericordia, poder entrar en muchas casas y llevar la eucaristía a tantos hermanos y hermanas postrados, donde muchas veces hay tanto cariño en medio de tanta pobreza, es un signo enorme de esperanza y un gran acto de fe", dijo.

2.jpg

En cada casa la procesión hacía un alto y los cuasimodistas anunciaban el ingreso de Cristo Sacramentado. Frente al altar familiar, el cardenal dirigía el rezo comunitario y administraba la comunión. Finalmente compartía unas breves palabras e impartía la bendición sobre el hogar y todos sus integrantes.

Tras recorrer varios kilómetros asistiendo en la comunión a los enfermos y ancianos, el pastor capitalino llegó hasta el futuro Centro de la Misericordia, que se instalará al final de la calle Recoleta en la comuna de Huechuraba, para celebrar una misa y bendecir este hermoso proyecto de ayuda a los más pobres y necesitados.

1.jpg

Con información del Dpto. de Prensa del Arzobispado de Santiago.

Loading
Colorida y fervorosa celebración de 'Cuasimodo' en el Arzobispado de Santiago, en Chile

Santiago (Lunes, 04-04-2016, Gaudium Press) Con gran devoción se realizó este domingo 3 de abril la tradicional celebración de Cuasimodo en la Iglesia de Santiago, donde cientos de jinetes montados a caballo y vestidos a la usanza de la época colonial se congregaron en la parroquia Nuestra Señora de los Pobres en la comuna de Huechuraba para llevar a Cristo Sacramentado a los enfermos y ancianos de la población La Pincoya.

3.jpg

Esta fiesta es una de las expresiones de piedad popular más importantes del país y se realiza desde el siglo XVIII el domingo inmediatamente siguiente al de Pascua de Resurrección. Obedece a una tradición campesina en la que los cuasimodistas, jinetes a caballo y carretas -ahora incluso en bicicletas y vehículos motorizados- escoltaban a los sacerdotes que llevaban la comunión a personas enfermas y ancianas, evitando así que los presbíteros fueran asaltados en el camino y les robaran los objetos religiosos.

La eucaristía de envío fue presidida por el párroco anfitrión, sacerdote Julio Díaz, y contó también con la participación del Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, quien manifestó su alegría de poder participar en esta versión de Cuasimodo. "En este Año de la Misericordia, poder entrar en muchas casas y llevar la eucaristía a tantos hermanos y hermanas postrados, donde muchas veces hay tanto cariño en medio de tanta pobreza, es un signo enorme de esperanza y un gran acto de fe", dijo.

2.jpg

En cada casa la procesión hacía un alto y los cuasimodistas anunciaban el ingreso de Cristo Sacramentado. Frente al altar familiar, el cardenal dirigía el rezo comunitario y administraba la comunión. Finalmente compartía unas breves palabras e impartía la bendición sobre el hogar y todos sus integrantes.

Tras recorrer varios kilómetros asistiendo en la comunión a los enfermos y ancianos, el pastor capitalino llegó hasta el futuro Centro de la Misericordia, que se instalará al final de la calle Recoleta en la comuna de Huechuraba, para celebrar una misa y bendecir este hermoso proyecto de ayuda a los más pobres y necesitados.

1.jpg

Con información del Dpto. de Prensa del Arzobispado de Santiago.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

En la misa en que celebró en esta mañana de viernes, en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa ...
 
En preparación para este tiempo especial ocurrió en la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra S ...
 
Mons. Michael Campbell expuso que el amor de Dios siempre afirma la verdad. ...
 
El Prelado busca que estos ítems sean aplicados en lo cotidiano ...
 
El documento apunta a "elevar el nivel de la música eclesiástica y dar la debida dignidad y seried ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading