Loading
 
 
 
Loading
 
En las Huellas de Santo Tomás, Apóstol de la India Parte IV - El Monte de Santo Tomás
Loading
 
5 de Abril de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Martes, 05-04-2016, Gaudium Press) Dominando desde las alturas los suburbios de la antigua colonia Inglesa de Madrás, el santuario Mount St Thomas (Monte de Santo Tomé), presenta a los visitantes un paradisíaco refugio ajeno al tráfico caótico de las calles circundantes. Luego de sortear esa maraña indescifrable que es el tráfico en la India, nuestro taxista nos deposita ante el Santuario. Se trata, en efecto, del lugar donde el legendario apóstol se retiraba a rezar, siguiendo el ejemplo del Divino Maestro.

SantoTomas_Gaudium_Press.jpg

Reliquia del dedo de Santo Tomás

Santuario del Monte de Santo Tomás, Madrás, India

Foto: Gustavo Kralj / Gaudium Press

Tras subir los 150 peldaños de la escalera que conduce al Santuario, los visitantes pueden acceder a la Capilla de Nuestra Señora de la Expectación (Nossa Senhora da Expectaçäo), dedicada así por los portugueses en 1547. En el altar principal de la capilla, puede venerarse la Cruz tallada en la Roca por manos del propio Santo Tomás. De acuerdo con los registros históricos de la época, la misma solía exudar sangre y agua todos los días 18 de Diciembre de cada año. El milagroso fenómeno se verificó anualmente desde 1558 hasta 1704, año en que definitivamente cesó.

A su lado, puede venerarse la pintura atribuida a la autoría de San Lucas representando a la Santísima Virgen y al Niño Dios, y que fuera pintada por éste en vida de la propia Madre de Jesús. La reliquia fue traída por Santo Tomás a la India. Narra la tradición que Santo Tomás tenía una gran devoción por la Madre de Cristo, y que antes de partir a su misión en tierras lejanas, le pidió al Evangelista San Lucas que pintase un retrato que pudiese llevar consigo.

También puede venerarse sobre el altar, una reliquia del dedo de Santo Tomás y pueden admirarse en las paredes laterales, pinturas antiquísimas de los doce apóstoles, de autoría de Pedro Uscan siguiendo las tradiciones del rito Siríaco.

Martirio de Santo Tomás

Y fue aquí donde el 3 de Julio del año 72 en un día oscuro y lluvioso, el apóstol de la India fue confrontado por un grupo de Brahmanes que iban hacia uno de sus templos para ofrecer sacrificios a las divinidades paganas. Llenos de furia, se abalanzaron sobre el Santo para obligarlo a participar de sus planes. Santo Tomás, no sólo se rehusó a tomar parte, sino que trazando un gran signo de la Cruz sobre el templo, lo destruyó instantáneamente. En su ira, los brahmanes traspasaron al apóstol con una lanza, provocándole una herida de muerte. Con una oración en los labios, el Santo entregó su alma al Salvador, para pasar a ocupar el Trono que Dios le tenía reservado al término de sus santas e intrépidas empresas.

Según narran las tradiciones locales, los cristianos lloraron desconsolados la partida de su Padre espiritual. En esos momentos de tribulación, el apóstol les apareció en una visión, prometiendo venir en auxilio de todos aquellos que, en nombre de Jesús, rezasen en su tumba.

SantoTomas1_Gaudium_Press.jpg

Capilla de Nuestra Señora de la Expectación

Santuario del Monte de Santo Tomás, Madrás, India

Foto: Gustavo Kralj / Gaudium Press

Entonces, por orden del Rajá Mehadevan el cuerpo de Santo Tomás fue llevado de retorno hacia Mylapore y allí sepultado. Al poco tiempo, el reino recibe una noticia trágica que se extiende como un reguero de pólvora: Vijayan, el hijo del Rajá de Mylapore se encuentra enfermo en su lecho de muerte...

Los eventos que siguieron habrían de dar lugar a la construcción de una imponente Basílica que tiene el honor de encontrarse entre las tres únicas basílicas en el mundo que albergan la tumba de uno de los primeros Doce: San Pedro en Roma, Santiago de Compostela en España y la misma, Santhomé de Mylapore. Este es el Santuario donde el cuerpo del Apóstol de la India pasará a reposar por algunos siglos, marcando su pasaje con la luminosa estela de maravillas y milagros que continúan hasta hoy. Lo cierto es que la situación del Reino en esos días, se encuentra en los peores momentos. Minuto a minuto la vida del joven Vijayan heredero del trono, parece evaporarse inexorablemente, como la bruma en una mañana de verano. ¿Qué ocurrirá? Eso lo veremos con más detalle en próximo artículo.

Por Gustavo Kralj

 

Loading
En las Huellas de Santo Tomás, Apóstol de la India Parte IV - El Monte de Santo Tomás

Redacción (Martes, 05-04-2016, Gaudium Press) Dominando desde las alturas los suburbios de la antigua colonia Inglesa de Madrás, el santuario Mount St Thomas (Monte de Santo Tomé), presenta a los visitantes un paradisíaco refugio ajeno al tráfico caótico de las calles circundantes. Luego de sortear esa maraña indescifrable que es el tráfico en la India, nuestro taxista nos deposita ante el Santuario. Se trata, en efecto, del lugar donde el legendario apóstol se retiraba a rezar, siguiendo el ejemplo del Divino Maestro.

SantoTomas_Gaudium_Press.jpg

Reliquia del dedo de Santo Tomás

Santuario del Monte de Santo Tomás, Madrás, India

Foto: Gustavo Kralj / Gaudium Press

Tras subir los 150 peldaños de la escalera que conduce al Santuario, los visitantes pueden acceder a la Capilla de Nuestra Señora de la Expectación (Nossa Senhora da Expectaçäo), dedicada así por los portugueses en 1547. En el altar principal de la capilla, puede venerarse la Cruz tallada en la Roca por manos del propio Santo Tomás. De acuerdo con los registros históricos de la época, la misma solía exudar sangre y agua todos los días 18 de Diciembre de cada año. El milagroso fenómeno se verificó anualmente desde 1558 hasta 1704, año en que definitivamente cesó.

A su lado, puede venerarse la pintura atribuida a la autoría de San Lucas representando a la Santísima Virgen y al Niño Dios, y que fuera pintada por éste en vida de la propia Madre de Jesús. La reliquia fue traída por Santo Tomás a la India. Narra la tradición que Santo Tomás tenía una gran devoción por la Madre de Cristo, y que antes de partir a su misión en tierras lejanas, le pidió al Evangelista San Lucas que pintase un retrato que pudiese llevar consigo.

También puede venerarse sobre el altar, una reliquia del dedo de Santo Tomás y pueden admirarse en las paredes laterales, pinturas antiquísimas de los doce apóstoles, de autoría de Pedro Uscan siguiendo las tradiciones del rito Siríaco.

Martirio de Santo Tomás

Y fue aquí donde el 3 de Julio del año 72 en un día oscuro y lluvioso, el apóstol de la India fue confrontado por un grupo de Brahmanes que iban hacia uno de sus templos para ofrecer sacrificios a las divinidades paganas. Llenos de furia, se abalanzaron sobre el Santo para obligarlo a participar de sus planes. Santo Tomás, no sólo se rehusó a tomar parte, sino que trazando un gran signo de la Cruz sobre el templo, lo destruyó instantáneamente. En su ira, los brahmanes traspasaron al apóstol con una lanza, provocándole una herida de muerte. Con una oración en los labios, el Santo entregó su alma al Salvador, para pasar a ocupar el Trono que Dios le tenía reservado al término de sus santas e intrépidas empresas.

Según narran las tradiciones locales, los cristianos lloraron desconsolados la partida de su Padre espiritual. En esos momentos de tribulación, el apóstol les apareció en una visión, prometiendo venir en auxilio de todos aquellos que, en nombre de Jesús, rezasen en su tumba.

SantoTomas1_Gaudium_Press.jpg

Capilla de Nuestra Señora de la Expectación

Santuario del Monte de Santo Tomás, Madrás, India

Foto: Gustavo Kralj / Gaudium Press

Entonces, por orden del Rajá Mehadevan el cuerpo de Santo Tomás fue llevado de retorno hacia Mylapore y allí sepultado. Al poco tiempo, el reino recibe una noticia trágica que se extiende como un reguero de pólvora: Vijayan, el hijo del Rajá de Mylapore se encuentra enfermo en su lecho de muerte...

Los eventos que siguieron habrían de dar lugar a la construcción de una imponente Basílica que tiene el honor de encontrarse entre las tres únicas basílicas en el mundo que albergan la tumba de uno de los primeros Doce: San Pedro en Roma, Santiago de Compostela en España y la misma, Santhomé de Mylapore. Este es el Santuario donde el cuerpo del Apóstol de la India pasará a reposar por algunos siglos, marcando su pasaje con la luminosa estela de maravillas y milagros que continúan hasta hoy. Lo cierto es que la situación del Reino en esos días, se encuentra en los peores momentos. Minuto a minuto la vida del joven Vijayan heredero del trono, parece evaporarse inexorablemente, como la bruma en una mañana de verano. ¿Qué ocurrirá? Eso lo veremos con más detalle en próximo artículo.

Por Gustavo Kralj

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La muestra está organizada en las categorías: "El Nacimiento", "El piso de la Diócesis", "Rezar y ...
 
La Comisión Arquidiocesana de Animación para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en Salvador ...
 
Se trató de la 10ª edición del festival de villancicos "Nadalenques al carrer" que se realiza con ...
 
Algunos días después de la Encarnación del Verbo, María Santísima fue "de prisa a las montañas ...
 
Se trató de Andrew Patrick Larking, un joven estadounidense de 22 años, procedente de Michigan, qu ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading