Loading
 
 
 
Loading
 
El Papa habló sobre el camino de conversión de San Mateo, en la Audiencia General
Loading
 
13 de Abril de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 13-04-2016, Gaudium Press) Continuando sus catequesis sobre la misericordia manifestada en el Señor y registrada en el Nuevo Testamento, el Papa Francisco habló sobre la llamada a Mateo el publicano para que lo siguiera, ante una audiencia de miles de personas que lo acompañaba en la Plaza de San Pedro.

"Queridos hermanos y hermanas: Hemos escuchado la narración evangélica de la llamada de Mateo. Por ser publicano, es decir, un recaudador de impuestos en nombre del imperio romano, era considerado por los fariseos un pecador público. Jesús, en cambio, invita a Mateo a seguirlo, y comparte su mesa con publicanos y pecadores, ofreciendo también a ellos la posibilidad de ser sus discípulos. Con estos gestos, les indica que no mira a su pasado, a su condición social o a los convencionalismos exteriores, sino que los acoge con sencillez y les abre un futuro. Esta actitud de Jesús vale también para cada uno de nosotros: ser cristianos no nos hace impecables", afirmó el Pontífice.

1.png

El Papa destacó que Jesús al llamar a los pecadores a seguirlo, los considera "discípulos en camino" hacia la perfección. Son hombres que deben reconocerse "pecadores y necesitados de su perdón".

"La vida cristiana es, pues, una escuela de humildad que se abre a la gracia, en la que se aprende a ver a nuestros hermanos a la luz del amor y de la misericordia del Padre".

El Señor Jesucristo es "el buen médico que se compadece de nuestras enfermedades. No hay ninguna que él no pueda curar. Nos libra del miedo, de la muerte y del demonio. Nos hace sus comensales, ofreciéndonos la salvación en la doble mesa de la Palabra y de la Eucaristía. Estas son las medicinas con las que el Divino Maestro nos nutre, nos transforma y nos redime", ratificó el Pontífice.

Con la Palabra el Señor ilumina, purifica, da fuerza, esperanza y es un "reconstituyente precioso" en nuestro camino de fe. Con la Eucaristía él mismo se nos da como alimento, nutriéndonos con su propia vida.

"Que el Señor Jesús nos alcance la gracia de mirar siempre a los demás con benevolencia y a reconocerlos como invitados a la mesa del Señor, porque todos, sin excepción, tenemos necesidad de experimentar y de nutrirnos de su misericordia, que es fuente de la que brota nuestra salvación. Muchas gracias", concluyó el Papa.

Con información de Radio Vaticano

Loading
El Papa habló sobre el camino de conversión de San Mateo, en la Audiencia General

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 13-04-2016, Gaudium Press) Continuando sus catequesis sobre la misericordia manifestada en el Señor y registrada en el Nuevo Testamento, el Papa Francisco habló sobre la llamada a Mateo el publicano para que lo siguiera, ante una audiencia de miles de personas que lo acompañaba en la Plaza de San Pedro.

"Queridos hermanos y hermanas: Hemos escuchado la narración evangélica de la llamada de Mateo. Por ser publicano, es decir, un recaudador de impuestos en nombre del imperio romano, era considerado por los fariseos un pecador público. Jesús, en cambio, invita a Mateo a seguirlo, y comparte su mesa con publicanos y pecadores, ofreciendo también a ellos la posibilidad de ser sus discípulos. Con estos gestos, les indica que no mira a su pasado, a su condición social o a los convencionalismos exteriores, sino que los acoge con sencillez y les abre un futuro. Esta actitud de Jesús vale también para cada uno de nosotros: ser cristianos no nos hace impecables", afirmó el Pontífice.

1.png

El Papa destacó que Jesús al llamar a los pecadores a seguirlo, los considera "discípulos en camino" hacia la perfección. Son hombres que deben reconocerse "pecadores y necesitados de su perdón".

"La vida cristiana es, pues, una escuela de humildad que se abre a la gracia, en la que se aprende a ver a nuestros hermanos a la luz del amor y de la misericordia del Padre".

El Señor Jesucristo es "el buen médico que se compadece de nuestras enfermedades. No hay ninguna que él no pueda curar. Nos libra del miedo, de la muerte y del demonio. Nos hace sus comensales, ofreciéndonos la salvación en la doble mesa de la Palabra y de la Eucaristía. Estas son las medicinas con las que el Divino Maestro nos nutre, nos transforma y nos redime", ratificó el Pontífice.

Con la Palabra el Señor ilumina, purifica, da fuerza, esperanza y es un "reconstituyente precioso" en nuestro camino de fe. Con la Eucaristía él mismo se nos da como alimento, nutriéndonos con su propia vida.

"Que el Señor Jesús nos alcance la gracia de mirar siempre a los demás con benevolencia y a reconocerlos como invitados a la mesa del Señor, porque todos, sin excepción, tenemos necesidad de experimentar y de nutrirnos de su misericordia, que es fuente de la que brota nuestra salvación. Muchas gracias", concluyó el Papa.

Con información de Radio Vaticano

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/78212-El-Papa-hablo-sobre-el-camino-de-conversion-de-San-Mateo--en-la-Audiencia-General. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading