Loading
 
 
 
Loading
 
Obispos rusos celebran 25 años de restauración de la Iglesia en Rusia, Bielorrusia y Kazajstán
Loading
 
14 de Abril de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Moscú (Jueves, 14-04-2016, Gaudium Press) Los Obispos Católicos de Rusia han emitido una carta en la cual conmemoran el aniversario número 25 de la restitución de la jerarquía eclesiástica en Rusia, Bielorrusia, y Kazajstán, después de siete décadas de represión por parte del régimen comunista. Monseñor Paolo Pezzi, Arzobispo de Moscú, indicó a Radio Vaticano varios de sus recuerdos de esta difícil época y el testimonio de esperanza de los católicos que aguardaron fielmente el retorno de la Iglesia.

MONS PAOLO PEZZI GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. Paolo Pezzi, Arzobispo de Moscú, Rusia. Foto: GOSC.
Uno de los apartes de la entrevista concedida por Mons. Pezzi recuerda el testimonio de una anciana de Siberia que tenía tan sólo 10 años cuando la Iglesia fue perseguida y erradicada en el lugar: "Mi madre me dijo: ‘La iglesia que ahora ha sido destruida, tú ya no la verás, ni yo la veré más. Pero recuerda que un día volverás a ver a un sacerdote y volverás a ver la posibilidad de que estas iglesias renazcan'", indicó la anciana según relató el prelado. ""Mire, Padre, después de 45 años, soy testimonio de que lo que me decía mi madre es verdad, y nunca he perdido la esperanza en estos años".

La dura persecución a la Iglesia

Los Obispos de Rusia recordaron en la Carta Pastoral las «páginas trágicas pero también gloriosas» de 70 años calificados como un continuo "viacrucis": "Todas las estructuras externas de la Iglesia Católica fueron destruidas: Diócesis, seminarios, iglesias. La Iglesia de las piedras vivas, de nuestros fieles, se enterró en lo profundo", indicaron. "Los creyentes del siglo XXI, deberíamos valorar la memoria de los mártires y confesores del siglo XX".

Los Obispos pidieron tener una visión de misericordia para las personas que perdieron la fe en medio de estos tiempos tan complejos de persecución y destacaron muy especialmente el testimonio de quienes mantuvieron su fidelidad a la Iglesia a pesar de las dificultades. "La gente se reunía para rezar junta. Más tarde comenzaron a llegar sacerdotes en secreto. Algunas comunidades incluso consiguieron ser registradas oficialmente", recordaron los Obispos. "Pero la mayoría de la gente en el vasto territorio de la Unión Soviética sólo recordaba vagamente sus raíces cristianas, y estaban vegetando o muriendo espiritualmente. Estaban ‘extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor'".

La Iglesia Católica en Rusia volvió a la vida después de 1991, cuando San Juan Pablo II restituyó a los Obispos católicos en los lugares antes proscritos por el régimen soviético. Los prelados agradecieron esta decisión del Santo pontífice ya que "la institución de estas estructuras eclesiásticas fue realmente la posibilidad de iniciar también un trabajo pastoral con los católicos. Como bien sabemos, allí donde está el Obispo, está la Iglesia, está la posibilidad de vivir la relación con Pedro, la posibilidad de encontrarse, de recibir los sacramentos y de testimoniar la propia fe". Los prelados también agradecieron la pronta ayuda de misioneros extranjeros que vinieron a suplir la ausencia de sacerdotes propios en los territorios recuperados para la fe.

Con información de Catholic Culture y Alfa y Omega.

 

Loading
Obispos rusos celebran 25 años de restauración de la Iglesia en Rusia, Bielorrusia y Kazajstán

Moscú (Jueves, 14-04-2016, Gaudium Press) Los Obispos Católicos de Rusia han emitido una carta en la cual conmemoran el aniversario número 25 de la restitución de la jerarquía eclesiástica en Rusia, Bielorrusia, y Kazajstán, después de siete décadas de represión por parte del régimen comunista. Monseñor Paolo Pezzi, Arzobispo de Moscú, indicó a Radio Vaticano varios de sus recuerdos de esta difícil época y el testimonio de esperanza de los católicos que aguardaron fielmente el retorno de la Iglesia.

MONS PAOLO PEZZI GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. Paolo Pezzi, Arzobispo de Moscú, Rusia. Foto: GOSC.
Uno de los apartes de la entrevista concedida por Mons. Pezzi recuerda el testimonio de una anciana de Siberia que tenía tan sólo 10 años cuando la Iglesia fue perseguida y erradicada en el lugar: "Mi madre me dijo: ‘La iglesia que ahora ha sido destruida, tú ya no la verás, ni yo la veré más. Pero recuerda que un día volverás a ver a un sacerdote y volverás a ver la posibilidad de que estas iglesias renazcan'", indicó la anciana según relató el prelado. ""Mire, Padre, después de 45 años, soy testimonio de que lo que me decía mi madre es verdad, y nunca he perdido la esperanza en estos años".

La dura persecución a la Iglesia

Los Obispos de Rusia recordaron en la Carta Pastoral las «páginas trágicas pero también gloriosas» de 70 años calificados como un continuo "viacrucis": "Todas las estructuras externas de la Iglesia Católica fueron destruidas: Diócesis, seminarios, iglesias. La Iglesia de las piedras vivas, de nuestros fieles, se enterró en lo profundo", indicaron. "Los creyentes del siglo XXI, deberíamos valorar la memoria de los mártires y confesores del siglo XX".

Los Obispos pidieron tener una visión de misericordia para las personas que perdieron la fe en medio de estos tiempos tan complejos de persecución y destacaron muy especialmente el testimonio de quienes mantuvieron su fidelidad a la Iglesia a pesar de las dificultades. "La gente se reunía para rezar junta. Más tarde comenzaron a llegar sacerdotes en secreto. Algunas comunidades incluso consiguieron ser registradas oficialmente", recordaron los Obispos. "Pero la mayoría de la gente en el vasto territorio de la Unión Soviética sólo recordaba vagamente sus raíces cristianas, y estaban vegetando o muriendo espiritualmente. Estaban ‘extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor'".

La Iglesia Católica en Rusia volvió a la vida después de 1991, cuando San Juan Pablo II restituyó a los Obispos católicos en los lugares antes proscritos por el régimen soviético. Los prelados agradecieron esta decisión del Santo pontífice ya que "la institución de estas estructuras eclesiásticas fue realmente la posibilidad de iniciar también un trabajo pastoral con los católicos. Como bien sabemos, allí donde está el Obispo, está la Iglesia, está la posibilidad de vivir la relación con Pedro, la posibilidad de encontrarse, de recibir los sacramentos y de testimoniar la propia fe". Los prelados también agradecieron la pronta ayuda de misioneros extranjeros que vinieron a suplir la ausencia de sacerdotes propios en los territorios recuperados para la fe.

Con información de Catholic Culture y Alfa y Omega.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading