Loading
 
 
 
Loading
 
El fenómeno de la licuefacción de la sangre de San Jenaro se repitió en Nápoles
Loading
 
5 de Mayo de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Nápoles (Jueves, 05-05-2016, Gaudium Press) Una vez más la Iglesia de Nápoles fue testigo de un fenómeno que se repite todos los años: el prodigio de la licuefacción de la sangre de San Jenaro, Obispo, patrono de la ciudad italiana.

El hecho se registró a las 18:53 del pasado sábado 30 de abril cuando las reliquias del santo italiano eran trasladas en procesión desde la Catedral hasta la Basílica de Santa Clara cuando se conmemoraba la fiesta del traslado del también mártir.

Durante la homilía de la celebración, el Arzobispo de Nápoles, Cardenal Crescenzio Sepe, perpetuó: "La fiesta de hoy nos recuerda que hace mil seiscientos años se abrieron las puertas de Nápoles para acoger las reliquias de San Jenaro (...) Mi predecesor, el Obispo John, quiso trasladar de Angano a Nápoles estas reliquias que se encontraban en un lugar inseguro. La ciudad lo acogió con alegría y abrió su corazón al Santo".

Chiesa di Napoli.jpg
ElCardenal Crescenzio Sepe muestra a los fieles la ampolleta con la Sangre de San Jenaro que se hizo líquida el pasado 30 de abril / Foto: Chiesa di Napoli.

Luego prosiguió: "El Santo Patrono, que ha sido siempre invocado como protector contra las guerras, las pestes, las carestía, las erupciones del Vesubio, se hace presente de aquella manera especial que solo Nápoles posee, mediante aquella reliquia ‘viva' de la Sangre y del Busto que contiene los huesos de la cabeza".

También señaló que la ampolleta muestra que "nuestro Santo sigue vivo", y que el fenómeno va más allá de la curiosidad: "¡Es mucho más! Es el conocimiento que San Jenaro está presente en nuestra vida y que nosotros buscamos de él su ejemplo y un estímulo. Aquella sangre habla de sacrificio, ante todo del sacrificio de Jesucristo; habla de valor, de capacidad de afrontar todo, también la muerte si es necesario, por el bien de aquellos a los que ama".

El fenómeno de San Jenaro está estrechamente ligado con la historia de Nápoles y varios sucesos catastróficos de los que fue prevenida la ciudad que tienen relación directa con el milagro de la sangre del santo que se hace líquida, un prodigio que se conoce desde el año 1398 gracias al cronista medieval Chronicom Siculum, quien describió con estupor el acontecimiento singular de la licuefacción. Ya a partir el siglo XVI se hace referencia al milagro y a San Jenaro, a quien se le atribuye el haber protegido a Nápoles de las guerras, las pestes y los efectos de catástrofes naturales como la erupción del volcán Vesubio.

Real Capilla del Tesoro_Foto_Andrea Tosatto.jpg
Real Capilla del Tesoro, Catedral de Napoles. Aquí se encuntran las reliquias del Obispo Jenaro / Foto: Andrea Tosatto.

Muchos napolitanos creen que si la sangre no se hace líquida para la festividad de San Jenaro, es signo que alguna tragedia caerá sobre la ciudad. Por lo menos así quedó consignado en la historia en 1980 cuando el milagro no tuvo lugar y ese año un terremoto afectó el sur de Nápoles, que dejó más de 2 mil muertos.

Varias son las investigaciones que han hecho los científicos sobre la Sangre de Santo y Mártir, todas sin ninguna explicación, pero que hablan del carácter sobrenatural del suceso. De estas exploraciones, ha llamado la especial atención el hecho palpable que la sangre, en su estado sólido, no ocupa siempre el mismo volumen de la ampolleta donde está contenida, que llega a ocupar, incluso, todo el recipiente.

La reliquia de la Sangre de San Genaro se encuentra resguardada en la Capilla Real que lleva su nombre en la Catedral de Nápoles. Para los ciudadanos y para la Iglesia ella es considerada todo un tesoro (Ver nota anterior: El milagro de San "Gennaro" conservado en la Catedral de Nápoles).

El propio Papa Francisco en su visita pastoral a Nápoles en marzo del pasado 2015 fue testigo de este particular fenómeno. Al impartir la bendición con la reliquia del obispo martirizado la sangre se hizo líquida.

De la redacción de Gaudium Press, con información Chiesa di Napoli.

Loading
El fenómeno de la licuefacción de la sangre de San Jenaro se repitió en Nápoles

Nápoles (Jueves, 05-05-2016, Gaudium Press) Una vez más la Iglesia de Nápoles fue testigo de un fenómeno que se repite todos los años: el prodigio de la licuefacción de la sangre de San Jenaro, Obispo, patrono de la ciudad italiana.

El hecho se registró a las 18:53 del pasado sábado 30 de abril cuando las reliquias del santo italiano eran trasladas en procesión desde la Catedral hasta la Basílica de Santa Clara cuando se conmemoraba la fiesta del traslado del también mártir.

Durante la homilía de la celebración, el Arzobispo de Nápoles, Cardenal Crescenzio Sepe, perpetuó: "La fiesta de hoy nos recuerda que hace mil seiscientos años se abrieron las puertas de Nápoles para acoger las reliquias de San Jenaro (...) Mi predecesor, el Obispo John, quiso trasladar de Angano a Nápoles estas reliquias que se encontraban en un lugar inseguro. La ciudad lo acogió con alegría y abrió su corazón al Santo".

Chiesa di Napoli.jpg
ElCardenal Crescenzio Sepe muestra a los fieles la ampolleta con la Sangre de San Jenaro que se hizo líquida el pasado 30 de abril / Foto: Chiesa di Napoli.

Luego prosiguió: "El Santo Patrono, que ha sido siempre invocado como protector contra las guerras, las pestes, las carestía, las erupciones del Vesubio, se hace presente de aquella manera especial que solo Nápoles posee, mediante aquella reliquia ‘viva' de la Sangre y del Busto que contiene los huesos de la cabeza".

También señaló que la ampolleta muestra que "nuestro Santo sigue vivo", y que el fenómeno va más allá de la curiosidad: "¡Es mucho más! Es el conocimiento que San Jenaro está presente en nuestra vida y que nosotros buscamos de él su ejemplo y un estímulo. Aquella sangre habla de sacrificio, ante todo del sacrificio de Jesucristo; habla de valor, de capacidad de afrontar todo, también la muerte si es necesario, por el bien de aquellos a los que ama".

El fenómeno de San Jenaro está estrechamente ligado con la historia de Nápoles y varios sucesos catastróficos de los que fue prevenida la ciudad que tienen relación directa con el milagro de la sangre del santo que se hace líquida, un prodigio que se conoce desde el año 1398 gracias al cronista medieval Chronicom Siculum, quien describió con estupor el acontecimiento singular de la licuefacción. Ya a partir el siglo XVI se hace referencia al milagro y a San Jenaro, a quien se le atribuye el haber protegido a Nápoles de las guerras, las pestes y los efectos de catástrofes naturales como la erupción del volcán Vesubio.

Real Capilla del Tesoro_Foto_Andrea Tosatto.jpg
Real Capilla del Tesoro, Catedral de Napoles. Aquí se encuntran las reliquias del Obispo Jenaro / Foto: Andrea Tosatto.

Muchos napolitanos creen que si la sangre no se hace líquida para la festividad de San Jenaro, es signo que alguna tragedia caerá sobre la ciudad. Por lo menos así quedó consignado en la historia en 1980 cuando el milagro no tuvo lugar y ese año un terremoto afectó el sur de Nápoles, que dejó más de 2 mil muertos.

Varias son las investigaciones que han hecho los científicos sobre la Sangre de Santo y Mártir, todas sin ninguna explicación, pero que hablan del carácter sobrenatural del suceso. De estas exploraciones, ha llamado la especial atención el hecho palpable que la sangre, en su estado sólido, no ocupa siempre el mismo volumen de la ampolleta donde está contenida, que llega a ocupar, incluso, todo el recipiente.

La reliquia de la Sangre de San Genaro se encuentra resguardada en la Capilla Real que lleva su nombre en la Catedral de Nápoles. Para los ciudadanos y para la Iglesia ella es considerada todo un tesoro (Ver nota anterior: El milagro de San "Gennaro" conservado en la Catedral de Nápoles).

El propio Papa Francisco en su visita pastoral a Nápoles en marzo del pasado 2015 fue testigo de este particular fenómeno. Al impartir la bendición con la reliquia del obispo martirizado la sangre se hizo líquida.

De la redacción de Gaudium Press, con información Chiesa di Napoli.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/78795-El-fenomeno-de-la-licuefaccion-de-la-sangre-de-San-Jenaro-se-repitio-en-Napoles. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

En la misa en que celebró en esta mañana de viernes, en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa ...
 
En preparación para este tiempo especial ocurrió en la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra S ...
 
Mons. Michael Campbell expuso que el amor de Dios siempre afirma la verdad. ...
 
El Prelado busca que estos ítems sean aplicados en lo cotidiano ...
 
El documento apunta a "elevar el nivel de la música eclesiástica y dar la debida dignidad y seried ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading