Loading
 
 
 
Loading
 
Se clausura en Madrid proceso diocesano de Beatificación de gran promotora de la devoción a Cristo Sacerdote
Loading
 
13 de Mayo de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Madrid (Viernes, 13-05-2016, Gaudium Press) En la mañana de este viernes 13 de mayo la Archidiócesis de Madrid clausuró el proceso diocesano de la Causa de Beatificación de la sierva de Dios, Madre María del Carmen Hidalgo de Caviedes y Gómez, fundadora de la Congregación de las HH. Oblatas de Cristo Sacerdote. La religiosa madrileña fue una de las grandes promotoras de la devoción a Cristo Sacerdote.

La sesión de clausura ha tenido lugar a las 12:00 horas en la Casa Madre de la Congregación fundada por la Madre María del Carmen, siendo presidida por el Arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro y con la presencia del Tribunal que trabajó en el proyecto diocesano de la causa, además de sacerdotes, religiosas y varios devotos de la sierva de Dios.

madre maria del carmen.jpg
La Madre María del Carmen Hidalgo de Caviedes y Gómez fue una gran promotora de la devoción a Cristo Sacerdote.

El prelado resaltó que la religiosa "ofreció su vida como oblación por la santidad de los sacerdotes" y también por "todos los monasterios que ellas tienen". Destacó que su congregación y sus religiosas "quieren hacer de sus vidas esa ofrenda a Dios para que, los que por pura gracia hemos recibido el ministerio sacerdotal, vivamos lo que hemos recibido: de la santidad misma y de la vida de Jesucristo"; y así "mostremos con nuestra vida que no solamente hacemos una representación del amor como podríamos hacerla en un teatro, sino que nuestra vida responsa a lo que de verdad estamos diciendo y haciendo".

Mons. Osoro también se refirió a la importancia del ministerio sacerdotal por el cual entregó su vida la Madre María del Carmen: "El ministerio sacerdotal es ese regalo que el Señor, en los momentos últimos de su estancia en este mundo, hizo a la humanidad", llevándolo a cabo "a través de hombres pecadores, igual que todos los demás, pero llamados a la santidad, para hacerle presente realmente en esta historia (...) Es el sacerdote esa presencia de Jesús mismo en la historia, en sus gestos, en su vida".

"En la Eucaristía cuando dice ‘tomad y comed que esto es mi cuerpo', es Jesús mismo en esos momentos (...) sabemos que el Señor ha querido mantener su presencia viva hasta que Él vuelva a través del ministerio sacerdotal". Un ministerio que "cuanto más en santidad se viva, mayor grandeza tendrá para que los hombres vean la presencia de Jesucristo mismo a su lado, en cercanía a sus vidas", siguió el Arzobispo de Madrid.

El prelado además se refirió a Mons. José María García Lahiguera, quien junto con la Madre María del Carmen, "iniciaron esta Congregación, y quienes son una inmensa gracia".

"Que las huellas que D. José María dejó aquí y en el seminario se sigan manteniendo y aumentando, y que las experiencias interiores que tuvo la madre María del Carmen las tengamos también nosotros en estos momentos, cuando clausuramos este proceso aquí", añadió Mons. Osoro.

Un llamado a la vocación religiosa que llego durante la guerra civil española

La Madre María del Carmen Hidalgo de Caviedes y Gómez nació en Madrid el 3 de septiembre de 1913, en el seno de un hogar cristiano y siendo la séptima de ocho hermanos. Desde muy joven sintió el llamado a entregar y consagrar su vida al Señor desde la vida religiosa.

Archidiocesis de Madrid.jpg
El proceso diocesano de Beatificacion de la religiosa fue abierto en septiembre de 2013 / Foto: Archidiócesis de Madrid.

Este llamado fue contundente en el contexto de la guerra civil española, el 20 de julio de 1936, cuando se encontraba en una Capilla de la Iglesia de las Capuchinas, cerca de su casa, y durante el bombardeo del Cuartel de la Montana. En dicha ocasión María del Carmen experimentó una gran fuerza interior que la invitaba a dar su vida por los sacerdotes, ofreciéndose como víctima ‘pro eis' por la santidad de ellos.

Luego de trabajar en el ‘Socorro blanco', donde acompañó espiritual y materialmente a quienes estaban en peligro de muerte llevando la Eucaristía de manera clandestina durante la guerra civil, y de conocer a Don José María García Lahiguera -también en proceso de canonización -, recibe, junto con el sacerdote, un fuerte llamado a fundar una nueva Congregación dedicada a la vida contemplativa y consagrada a la oración sacerdotal.

En mayo de 1950 se les concede el ‘Nihil Obstat' para ser erigida como Congregación de Derecho Diocesano. Ese mismo año, el 16 de junio -durante la festividad del Sagrado Corazón de Jesús -, la religiosa emite sus votos canónicos como la primera Oblata de Cristo Sacerdote.

Finalmente el ‘Decretum Laudis' de la Congregación fue concedido el 24 de enero de 1967, y en esta misma fecha en 1984, se dio la Aprobación definitiva de las Constituciones de la Comunidad.

La Madre María del Carmen falleció el 1º de febrero de 2001 en el Monasterio de Santa María de la Almudena, de Madrid, Casa Madre de la Congregación de HH. Oblatas de Cristo Sacerdote. Su proceso diocesano de beatificación fue abierto en septiembre de 2013.

Con información de la Archidiócesis de Madrid.

 

Loading
Se clausura en Madrid proceso diocesano de Beatificación de gran promotora de la devoción a Cristo Sacerdote

Madrid (Viernes, 13-05-2016, Gaudium Press) En la mañana de este viernes 13 de mayo la Archidiócesis de Madrid clausuró el proceso diocesano de la Causa de Beatificación de la sierva de Dios, Madre María del Carmen Hidalgo de Caviedes y Gómez, fundadora de la Congregación de las HH. Oblatas de Cristo Sacerdote. La religiosa madrileña fue una de las grandes promotoras de la devoción a Cristo Sacerdote.

La sesión de clausura ha tenido lugar a las 12:00 horas en la Casa Madre de la Congregación fundada por la Madre María del Carmen, siendo presidida por el Arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro y con la presencia del Tribunal que trabajó en el proyecto diocesano de la causa, además de sacerdotes, religiosas y varios devotos de la sierva de Dios.

madre maria del carmen.jpg
La Madre María del Carmen Hidalgo de Caviedes y Gómez fue una gran promotora de la devoción a Cristo Sacerdote.

El prelado resaltó que la religiosa "ofreció su vida como oblación por la santidad de los sacerdotes" y también por "todos los monasterios que ellas tienen". Destacó que su congregación y sus religiosas "quieren hacer de sus vidas esa ofrenda a Dios para que, los que por pura gracia hemos recibido el ministerio sacerdotal, vivamos lo que hemos recibido: de la santidad misma y de la vida de Jesucristo"; y así "mostremos con nuestra vida que no solamente hacemos una representación del amor como podríamos hacerla en un teatro, sino que nuestra vida responsa a lo que de verdad estamos diciendo y haciendo".

Mons. Osoro también se refirió a la importancia del ministerio sacerdotal por el cual entregó su vida la Madre María del Carmen: "El ministerio sacerdotal es ese regalo que el Señor, en los momentos últimos de su estancia en este mundo, hizo a la humanidad", llevándolo a cabo "a través de hombres pecadores, igual que todos los demás, pero llamados a la santidad, para hacerle presente realmente en esta historia (...) Es el sacerdote esa presencia de Jesús mismo en la historia, en sus gestos, en su vida".

"En la Eucaristía cuando dice ‘tomad y comed que esto es mi cuerpo', es Jesús mismo en esos momentos (...) sabemos que el Señor ha querido mantener su presencia viva hasta que Él vuelva a través del ministerio sacerdotal". Un ministerio que "cuanto más en santidad se viva, mayor grandeza tendrá para que los hombres vean la presencia de Jesucristo mismo a su lado, en cercanía a sus vidas", siguió el Arzobispo de Madrid.

El prelado además se refirió a Mons. José María García Lahiguera, quien junto con la Madre María del Carmen, "iniciaron esta Congregación, y quienes son una inmensa gracia".

"Que las huellas que D. José María dejó aquí y en el seminario se sigan manteniendo y aumentando, y que las experiencias interiores que tuvo la madre María del Carmen las tengamos también nosotros en estos momentos, cuando clausuramos este proceso aquí", añadió Mons. Osoro.

Un llamado a la vocación religiosa que llego durante la guerra civil española

La Madre María del Carmen Hidalgo de Caviedes y Gómez nació en Madrid el 3 de septiembre de 1913, en el seno de un hogar cristiano y siendo la séptima de ocho hermanos. Desde muy joven sintió el llamado a entregar y consagrar su vida al Señor desde la vida religiosa.

Archidiocesis de Madrid.jpg
El proceso diocesano de Beatificacion de la religiosa fue abierto en septiembre de 2013 / Foto: Archidiócesis de Madrid.

Este llamado fue contundente en el contexto de la guerra civil española, el 20 de julio de 1936, cuando se encontraba en una Capilla de la Iglesia de las Capuchinas, cerca de su casa, y durante el bombardeo del Cuartel de la Montana. En dicha ocasión María del Carmen experimentó una gran fuerza interior que la invitaba a dar su vida por los sacerdotes, ofreciéndose como víctima ‘pro eis' por la santidad de ellos.

Luego de trabajar en el ‘Socorro blanco', donde acompañó espiritual y materialmente a quienes estaban en peligro de muerte llevando la Eucaristía de manera clandestina durante la guerra civil, y de conocer a Don José María García Lahiguera -también en proceso de canonización -, recibe, junto con el sacerdote, un fuerte llamado a fundar una nueva Congregación dedicada a la vida contemplativa y consagrada a la oración sacerdotal.

En mayo de 1950 se les concede el ‘Nihil Obstat' para ser erigida como Congregación de Derecho Diocesano. Ese mismo año, el 16 de junio -durante la festividad del Sagrado Corazón de Jesús -, la religiosa emite sus votos canónicos como la primera Oblata de Cristo Sacerdote.

Finalmente el ‘Decretum Laudis' de la Congregación fue concedido el 24 de enero de 1967, y en esta misma fecha en 1984, se dio la Aprobación definitiva de las Constituciones de la Comunidad.

La Madre María del Carmen falleció el 1º de febrero de 2001 en el Monasterio de Santa María de la Almudena, de Madrid, Casa Madre de la Congregación de HH. Oblatas de Cristo Sacerdote. Su proceso diocesano de beatificación fue abierto en septiembre de 2013.

Con información de la Archidiócesis de Madrid.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Mañana 7 de diciembre Colombia vive una noche llena de luces, faroles y velitas, gracias a una trad ...
 
Mons. Héctor Aguer lo hizo en su programa de TV semana ...
 
A través de la imposición de las manos del Cardenal Odilo Pedro Scherer, la Arquidiócesis de San ...
 
Por ocasión de los 400 años de fundación de la Congregación de las Escuelas Pías y de los 250 a ...
 
La vidente de las apariciones de la Santísima Virgen en Fátima aspiraba a una mayor exaltación d ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading