Loading
 
 
 
Loading
 
La virtud de los verdaderos alpinistas
Loading
 
13 de Junio de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Lunes, 13-06-2016, Gaudium Press) Hay una virtud muy importante y sobre la cual existen conceptos muy deturpados actualmente: la seriedad.

Se juzga que seriedad es sinónimo de malhumor, falta de educación, antipatía o algo del género. Entretanto, Plinio Corrêa de Oliveira define esta virtud de la siguiente forma: "La seriedad es la disposición de alma de una persona que está profundamente penetrada por la Fe Católica y que está penetrada, por tanto, de la gravedad de las cosas de la vida humana, cómo todo pasa, cómo todo se deshace y que, al final de cuentas, eterno es solo Dios, bueno es solo Dios. Y que toda nuestra vida debe ser orientada hacia Dios Nuestro Señor, para la gloria de Él, para la victoria de Él".

1.jpg

Habiendo el hombre sido creado para conocer, amar y servir a Dios y, mediante esto, alcanzar la vida eterna, debe vivir pensando en este fin último, como siempre hicieron aquellos que nos precedieron con la señal de la Fe.

Imitemos a los grandes santos, tomando las actividades prácticas como realidades a las cuales tenemos que dedicarnos como grandes alpinistas, o sea, con los ojos puestos en los pináculos más altos.

Por Luisa Gurgel

Loading
La virtud de los verdaderos alpinistas

Redacción (Lunes, 13-06-2016, Gaudium Press) Hay una virtud muy importante y sobre la cual existen conceptos muy deturpados actualmente: la seriedad.

Se juzga que seriedad es sinónimo de malhumor, falta de educación, antipatía o algo del género. Entretanto, Plinio Corrêa de Oliveira define esta virtud de la siguiente forma: "La seriedad es la disposición de alma de una persona que está profundamente penetrada por la Fe Católica y que está penetrada, por tanto, de la gravedad de las cosas de la vida humana, cómo todo pasa, cómo todo se deshace y que, al final de cuentas, eterno es solo Dios, bueno es solo Dios. Y que toda nuestra vida debe ser orientada hacia Dios Nuestro Señor, para la gloria de Él, para la victoria de Él".

1.jpg

Habiendo el hombre sido creado para conocer, amar y servir a Dios y, mediante esto, alcanzar la vida eterna, debe vivir pensando en este fin último, como siempre hicieron aquellos que nos precedieron con la señal de la Fe.

Imitemos a los grandes santos, tomando las actividades prácticas como realidades a las cuales tenemos que dedicarnos como grandes alpinistas, o sea, con los ojos puestos en los pináculos más altos.

Por Luisa Gurgel

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/79797-La-virtud-de-los-verdaderos-alpinistas. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Las reliquias visitarán 11 Arquidiócesis y Diócesis del país. ...
 
La afirmación fue hecha por Mons. Anacleto Oliveira, Obispo de Viana de Castelo a propósito de la ...
 
En los últimos días, una expresión ha llamado la atención de millares de personas en le mundo en ...
 
La coordinación del evento es a cargo de la Presidente de la Academia Portuguesa de Historia, Manue ...
 
Desde el lunes hasta este miércoles, 26 de abril, se realizó la 19ª reunión del Consejo de Carde ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading