Loading
 
 
 
Loading
 
La Iglesia no solo se preocupa sino que se ocupa del consumo de drogas, dice Iglesia argentina
Loading
 
27 de Junio de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Buenos Aires (Lunes, 27-06-2016, Gaudium Press) Ayer se conmemoró el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. Con tal motivo la Pastoral Nacional sobre Adicciones y Drogadependencia de la Conferencia Episcopal Argentina emitió un documento en el que asegura que  "el tema del consumo de drogas no sólo nos preocupa sino que nos ocupa y desde hace muchos años. Y en eso estamos".

El ente recordó que "abrir las puertas de los corazones y de los espacios eclesiales a jóvenes y niños que ven en nosotros un abrazo misericordioso es un objetivo a realizar como cristianos a modo personal y en nuestras comunidades".

"Las puertas abiertas son la gran prevención que puede ofrecer la Iglesia. En este sentido siempre pensé que la prevención era llegar a la vida de los chicos, antes que la droga, antes que el delito. Qué importante eso del papa Francisco de primerear", expresa el P. José María "Pepe" Di Paola, coordinador de la Comisión Nacional de Drogadependencia, en el libro "La puerta abierta de la misericordia. Una propuesta eclesial al problema de la droga".

El sacerdote reconoció que "cuando hablamos del problema de la droga, a menudo se nos queda la mirada sobre aquellos a los que llegamos tarde. Sobre los que vemos salir alcoholizados del boliche, o los que se pegaron un palo con la moto y después nos enteramos que estaban drogados, los que traen problemas en la escuela, o aquellos cuya adicción prefieren esconder sus padres para no ser señalados o por vergüenza".

"¿Qué hacer con ellos? ¿Qué le corresponde a la iglesia? ¿Qué respuesta es coherente con su misión?", interpeló y respondió: "Yo pienso que es lo mismo... ¡abrir las puertas!".

En el libro, de Ediciones Santa María, hicieron sus aportes monseñor Fernando Maletti, obispo de Merlo-Moreno y delegado episcopal para la Comisión Nacional de Drogadependencia; monseñor Oscar Ojea, obispo de San Isidro y presidente de Cáritas Argentina; monseñor Jorge Lozano, obispo de Gualeguaychú y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social; monseñor Heriberto Rivas, el presbítero Carlos Olivero y el presbítero Gustavo Carrara.

Más informes en www.pastoraldeadiccionesargentina.org

Con información de Aica

 

Loading
La Iglesia no solo se preocupa sino que se ocupa del consumo de drogas, dice Iglesia argentina

Buenos Aires (Lunes, 27-06-2016, Gaudium Press) Ayer se conmemoró el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. Con tal motivo la Pastoral Nacional sobre Adicciones y Drogadependencia de la Conferencia Episcopal Argentina emitió un documento en el que asegura que  "el tema del consumo de drogas no sólo nos preocupa sino que nos ocupa y desde hace muchos años. Y en eso estamos".

El ente recordó que "abrir las puertas de los corazones y de los espacios eclesiales a jóvenes y niños que ven en nosotros un abrazo misericordioso es un objetivo a realizar como cristianos a modo personal y en nuestras comunidades".

"Las puertas abiertas son la gran prevención que puede ofrecer la Iglesia. En este sentido siempre pensé que la prevención era llegar a la vida de los chicos, antes que la droga, antes que el delito. Qué importante eso del papa Francisco de primerear", expresa el P. José María "Pepe" Di Paola, coordinador de la Comisión Nacional de Drogadependencia, en el libro "La puerta abierta de la misericordia. Una propuesta eclesial al problema de la droga".

El sacerdote reconoció que "cuando hablamos del problema de la droga, a menudo se nos queda la mirada sobre aquellos a los que llegamos tarde. Sobre los que vemos salir alcoholizados del boliche, o los que se pegaron un palo con la moto y después nos enteramos que estaban drogados, los que traen problemas en la escuela, o aquellos cuya adicción prefieren esconder sus padres para no ser señalados o por vergüenza".

"¿Qué hacer con ellos? ¿Qué le corresponde a la iglesia? ¿Qué respuesta es coherente con su misión?", interpeló y respondió: "Yo pienso que es lo mismo... ¡abrir las puertas!".

En el libro, de Ediciones Santa María, hicieron sus aportes monseñor Fernando Maletti, obispo de Merlo-Moreno y delegado episcopal para la Comisión Nacional de Drogadependencia; monseñor Oscar Ojea, obispo de San Isidro y presidente de Cáritas Argentina; monseñor Jorge Lozano, obispo de Gualeguaychú y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social; monseñor Heriberto Rivas, el presbítero Carlos Olivero y el presbítero Gustavo Carrara.

Más informes en www.pastoraldeadiccionesargentina.org

Con información de Aica

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Como acostumbra ocurrir en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, el Santo Padre fue ...
 
Durante el feriado nacional, las autoridades habilitaron la carretera para el tránsito de los devot ...
 
Los presbíteros sólo podrán orar por el paciente en esas circunstancias. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading