Loading
 
 
 
Loading
 
Una muestra sobre el Perdón de Asís en la Basílica Papal de Santa María de los Ángeles
Loading
 
8 de Julio de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Asís (Viernes, 08-07-2016, Gaudium Press) Con motivo del VIII Centenario de la Indulgencia de la Porciúncula, la Basílica Papal de Santa María de los Ángeles (La Porciúncula), en unión con el Sacro Convento de Asís, la Conferencia Episcopal de Umbría y la Sociedad Internacional de Estudios Franciscanos, inauguró el pasado 2 de julio la muestra "El Perdón de Asís".

0028 Vision de San Francisco en la iglesia de la Porciuncula - Monasterio de Pedralbes - Barcelona.JPG
Visión de San Francisco de Asís en la Porciúncula, Monastario de Pedralbes, Barcelona.

Teniendo lugar en la Sala San Pío X del Museo de la Porciúncula, donde estará disponible para el público hasta el 1º de noviembre próximo, la exposición incluye documentos, códices y antiguos libros que ilustran la historia de la Indulgencia Plenaria que desde el siglo XIII pueden obtener los fieles que peregrinen hacia el santo lugar cada 2 de agosto.

La muestra está distribuida en diez secciones y 26 vitrinas que contienen los antiguos documentos, los cuales están acompañados de una guía divulgativa y un catálogo que fue editado por la Fundación Centro Italiano de Estudios sobre el Alto Medioevo (Spoleto).Los libros y códices provienen de las bibliotecas del Convento de la Porciúncula, del Sacro Convento de Asís y Apostólica Vaticana, además de otras fuera de Italia.

"Hermanos míos quiero mandaros a todos al Paraíso"

La tradición franciscana del "Perdón de Asís" -también conocido como "El Perdón de la Porciúncula"- tiene su origen en el año 1216 cuando San Francisco de Asís oraba en la pequeña iglesia de la Porciúncula. Encontrándose en fervorosa oración, de manera sorpresiva el santo lugar se ilumina y sobre el altar aparece Jesús junto con la Virgen María.

Aquel instante Jesús le pregunta a San Francisco si desea alguna gracia especial para salvar las almas. Sin durarlo el santo patrono de Italia le pide conceder una generosa indulgencia para todo aquel que visitase la Porciúncula. Nuestro Señor concede a San Francisco este regalo con la condición de que muy pronto se lo solicitase al Papa. Con obediencia el santo acude a Honorio III quien concede la Indulgencia.

El 2 de agosto de ese año los siete obispos de Umbría consagran la pequeña capilla de la Porciúncula y San Francisco anuncia a todos el gran regalo del cielo con la conocida expresión: "Hermanos míos quiero mandaros a todos al Paraíso".

Christopher John SSF.jpg
Iglesia de la Porciúncula / Foto: Christopher John SSF.

La fiesta del "Perdón de Asís", con 8 siglos de tradición, inicia cada año en la mañana del 1º de agosto, y termina al caer la tarde del 2 de agosto, días en los cuales la "Indulgencia de la Porciúncula" es concedida no sólo a los que visiten la pequeña iglesia en Asís, sino para los fieles que visiten cualquier iglesia franciscana en cualquier parte del mundo.

Las condiciones para obtener esta indulgencia son: estar en gracia de Dios y haberse confesado al menos ocho días antes de la fiesta o hacerlo en los ocho días siguientes; participar de la Eucaristía en los templos franciscanos y comulgar en dicha Eucaristía; renovar la profesión de fe mediante la oración del Credo; orar el Padrenuestro para afirmar la dignidad propia como hijos de Dios y orar por las intenciones del Santo Padre.

Como lo recuerda el Código de Derecho Canónico en su numeral 992, "la indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones, consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los Santos".

La gracia del "Perdón de Asís" puede obtenerse durante todo el año en la iglesia de la Porciúncula en Asís, pero durante la Fiesta del Perdón se hace accesible en los templos franciscanos de todo el mundo.

De la redacción de Gaudium Press, con información de assisiofm.it.

 

Loading
Una muestra sobre el Perdón de Asís en la Basílica Papal de Santa María de los Ángeles

Asís (Viernes, 08-07-2016, Gaudium Press) Con motivo del VIII Centenario de la Indulgencia de la Porciúncula, la Basílica Papal de Santa María de los Ángeles (La Porciúncula), en unión con el Sacro Convento de Asís, la Conferencia Episcopal de Umbría y la Sociedad Internacional de Estudios Franciscanos, inauguró el pasado 2 de julio la muestra "El Perdón de Asís".

0028 Vision de San Francisco en la iglesia de la Porciuncula - Monasterio de Pedralbes - Barcelona.JPG
Visión de San Francisco de Asís en la Porciúncula, Monastario de Pedralbes, Barcelona.

Teniendo lugar en la Sala San Pío X del Museo de la Porciúncula, donde estará disponible para el público hasta el 1º de noviembre próximo, la exposición incluye documentos, códices y antiguos libros que ilustran la historia de la Indulgencia Plenaria que desde el siglo XIII pueden obtener los fieles que peregrinen hacia el santo lugar cada 2 de agosto.

La muestra está distribuida en diez secciones y 26 vitrinas que contienen los antiguos documentos, los cuales están acompañados de una guía divulgativa y un catálogo que fue editado por la Fundación Centro Italiano de Estudios sobre el Alto Medioevo (Spoleto).Los libros y códices provienen de las bibliotecas del Convento de la Porciúncula, del Sacro Convento de Asís y Apostólica Vaticana, además de otras fuera de Italia.

"Hermanos míos quiero mandaros a todos al Paraíso"

La tradición franciscana del "Perdón de Asís" -también conocido como "El Perdón de la Porciúncula"- tiene su origen en el año 1216 cuando San Francisco de Asís oraba en la pequeña iglesia de la Porciúncula. Encontrándose en fervorosa oración, de manera sorpresiva el santo lugar se ilumina y sobre el altar aparece Jesús junto con la Virgen María.

Aquel instante Jesús le pregunta a San Francisco si desea alguna gracia especial para salvar las almas. Sin durarlo el santo patrono de Italia le pide conceder una generosa indulgencia para todo aquel que visitase la Porciúncula. Nuestro Señor concede a San Francisco este regalo con la condición de que muy pronto se lo solicitase al Papa. Con obediencia el santo acude a Honorio III quien concede la Indulgencia.

El 2 de agosto de ese año los siete obispos de Umbría consagran la pequeña capilla de la Porciúncula y San Francisco anuncia a todos el gran regalo del cielo con la conocida expresión: "Hermanos míos quiero mandaros a todos al Paraíso".

Christopher John SSF.jpg
Iglesia de la Porciúncula / Foto: Christopher John SSF.

La fiesta del "Perdón de Asís", con 8 siglos de tradición, inicia cada año en la mañana del 1º de agosto, y termina al caer la tarde del 2 de agosto, días en los cuales la "Indulgencia de la Porciúncula" es concedida no sólo a los que visiten la pequeña iglesia en Asís, sino para los fieles que visiten cualquier iglesia franciscana en cualquier parte del mundo.

Las condiciones para obtener esta indulgencia son: estar en gracia de Dios y haberse confesado al menos ocho días antes de la fiesta o hacerlo en los ocho días siguientes; participar de la Eucaristía en los templos franciscanos y comulgar en dicha Eucaristía; renovar la profesión de fe mediante la oración del Credo; orar el Padrenuestro para afirmar la dignidad propia como hijos de Dios y orar por las intenciones del Santo Padre.

Como lo recuerda el Código de Derecho Canónico en su numeral 992, "la indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones, consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los Santos".

La gracia del "Perdón de Asís" puede obtenerse durante todo el año en la iglesia de la Porciúncula en Asís, pero durante la Fiesta del Perdón se hace accesible en los templos franciscanos de todo el mundo.

De la redacción de Gaudium Press, con información de assisiofm.it.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Un atardecer especialmente bello es un absoluto, como reflejo perfecto del Absoluto que es. La vida ...
 
Mons. Severo Caermare presidió la ceremonia de envío de los documentos a la Santa Sede. ...
 
Mons. Edwin de la Peña expresó su satisfacción por el operativo militar que permitió el rescate. ...
 
La Coalición por el Matrimonio, en la que participa la Arquidiócesis de Sídney, se suma al debate ...
 
El Papa comentó el Evangelio dominical (Mt 18, 21-35), en el que Jesús responde a Pedro cuantas ve ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading