Loading
 
 
 
Loading
 
De terreno baldío a Jardines Vaticanos: Libro narra cómo los Papas sembraron la belleza
Loading
 
1 de Agosto de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 01-08-2016, Gaudium Press) Casi la mitad del terreno del Estado de la Ciudad del Vaticano corresponde a los Jardines Vaticanos. Sobre la particular historia de estos terrenos, alguna vez deshabitados y pantanosos, se editó el libro "A Guide to the Vatican Gardens: History, Art, Nature", lanzado recientemente en lengua inglesa y creado por varios expertos de la Biblioteca y los Museos Vaticanos. Fotografías a todo color y grabados ilustran el pasado y presente de los bellos jardines en los que los Papas han orado y descansado en numerosas oportunidades.

JARDINES VATICANOS GAUDIUM PRESS.jpg
Los Jardines Vaticanos combinan el arte, la naturaleza y la fe. Foto: Arsen Gabdullin.
Según recordó Catholic News Service, la historia de estos terrenos se remonta a los inicios del cristianismo, cuando el emperador Calígula creó un coliseo en su proximidad y su sucesor, Nerón, lo expandió como sede de numerosos martirios de cristianos. Los terrenos aledaños fueron empleados para fiestas animadas con el sacrificio de los creyentes en las llamas o en crucifixiones, como la padecida por el Apóstol San Pedro, sepultado en un cementerio cercano.

En los siglos siguientes, la religión cristiana obtuvo finalmente la libertad y la tumba de San Pedro se convirtió en la primera Basílica en su honor, para la cual se aplanaron los terrenos de parte de la colina existente. A pesar de la construcción de algunos otros edificios y un monasterio en la inmediaciones, esta zona fue considerada "rústica y desprotegida", por cuanto los Pontífices no vivieron allí hasta el Siglo V.

El Papa León IV construyó una serie de murallas para proteger el Vaticano tras el ataque musulmán en el año 846 y el área protegida incluyó huertas, viñedos y pantanos, mientras que algunos bosques y praderas la rodeaban. Desde este momento, los Jardines comenzaron a ser transformados por la influencia de sus insignes propietarios. El Papa Nicolás IV es responsable de la creación del jardín botánico más antiguo de Italia en el siglo XIII destinado a la investigación médica. Este Jardín Botánico fue paulatinamente reemplazado por uno más grande y novedoso, construido por el Papa Alejandro VII en territorios perdidos junto a los Estados Pontificios en 1870.

Algunos animales han vivido en los Jardines Vaticanos, siendo célebres un leopardo que residió brevemente en el pontificado de Bonifacio VIII y un elefante regalado al Papa León X por el Rey de Portugal en 1514. Pío XII halló y curó a un canario herido que solía acompañarlo libremente durante su comida. En la actualidad algunos loros y gatos ocasionales son los animales más frecuentemente vistos en el lugar.

Incluso cuando los Papas trasladaron su residencia al Palacio del Quirinal durante unos 300 años, los Jardines Vaticanos fueron embellecidos con ermitas, estatuas y fuentes. El Papa León XII encontró consuelo en un pequeño viñedo durante su reclusión a causa de la liquidación de los Estados Pontificios y los Papas posteriores lo han continuado usando para la reflexión, la oración y el descanso. Notablemente, el Papa emérito Benedicto XVI lo usa diariamente para caminar y rezar el Santo Rosario. Desde hace varios años los Jardines admiten visitas programadas que destacan su combinación del arte, la naturaleza y la fe.

Con información de Catholic News Service.

 

 

Loading
De terreno baldío a Jardines Vaticanos: Libro narra cómo los Papas sembraron la belleza

Ciudad del Vaticano (Lunes, 01-08-2016, Gaudium Press) Casi la mitad del terreno del Estado de la Ciudad del Vaticano corresponde a los Jardines Vaticanos. Sobre la particular historia de estos terrenos, alguna vez deshabitados y pantanosos, se editó el libro "A Guide to the Vatican Gardens: History, Art, Nature", lanzado recientemente en lengua inglesa y creado por varios expertos de la Biblioteca y los Museos Vaticanos. Fotografías a todo color y grabados ilustran el pasado y presente de los bellos jardines en los que los Papas han orado y descansado en numerosas oportunidades.

JARDINES VATICANOS GAUDIUM PRESS.jpg
Los Jardines Vaticanos combinan el arte, la naturaleza y la fe. Foto: Arsen Gabdullin.
Según recordó Catholic News Service, la historia de estos terrenos se remonta a los inicios del cristianismo, cuando el emperador Calígula creó un coliseo en su proximidad y su sucesor, Nerón, lo expandió como sede de numerosos martirios de cristianos. Los terrenos aledaños fueron empleados para fiestas animadas con el sacrificio de los creyentes en las llamas o en crucifixiones, como la padecida por el Apóstol San Pedro, sepultado en un cementerio cercano.

En los siglos siguientes, la religión cristiana obtuvo finalmente la libertad y la tumba de San Pedro se convirtió en la primera Basílica en su honor, para la cual se aplanaron los terrenos de parte de la colina existente. A pesar de la construcción de algunos otros edificios y un monasterio en la inmediaciones, esta zona fue considerada "rústica y desprotegida", por cuanto los Pontífices no vivieron allí hasta el Siglo V.

El Papa León IV construyó una serie de murallas para proteger el Vaticano tras el ataque musulmán en el año 846 y el área protegida incluyó huertas, viñedos y pantanos, mientras que algunos bosques y praderas la rodeaban. Desde este momento, los Jardines comenzaron a ser transformados por la influencia de sus insignes propietarios. El Papa Nicolás IV es responsable de la creación del jardín botánico más antiguo de Italia en el siglo XIII destinado a la investigación médica. Este Jardín Botánico fue paulatinamente reemplazado por uno más grande y novedoso, construido por el Papa Alejandro VII en territorios perdidos junto a los Estados Pontificios en 1870.

Algunos animales han vivido en los Jardines Vaticanos, siendo célebres un leopardo que residió brevemente en el pontificado de Bonifacio VIII y un elefante regalado al Papa León X por el Rey de Portugal en 1514. Pío XII halló y curó a un canario herido que solía acompañarlo libremente durante su comida. En la actualidad algunos loros y gatos ocasionales son los animales más frecuentemente vistos en el lugar.

Incluso cuando los Papas trasladaron su residencia al Palacio del Quirinal durante unos 300 años, los Jardines Vaticanos fueron embellecidos con ermitas, estatuas y fuentes. El Papa León XII encontró consuelo en un pequeño viñedo durante su reclusión a causa de la liquidación de los Estados Pontificios y los Papas posteriores lo han continuado usando para la reflexión, la oración y el descanso. Notablemente, el Papa emérito Benedicto XVI lo usa diariamente para caminar y rezar el Santo Rosario. Desde hace varios años los Jardines admiten visitas programadas que destacan su combinación del arte, la naturaleza y la fe.

Con información de Catholic News Service.

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Con ocasión del Adviento y en vísperas de la solemnidad de la Inmaculada Concepción, Mons. Juan J ...
 
El reconocimiento tuvo lugar en la Universidad Francisco de Vitoria, en la celebración anual que ha ...
 
Hacia el fin del año litúrgico, y en vistas a la preparación para el Adviento, los Evangelios de ...
 
El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Un reporte da cuenta de un testimonio anónimo de oposición a las presiones de las autoridades. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading