Loading
 
 
 
Loading
 
En el Ángelus, el Papa habla de la humildad y la acogida
Loading
 
29 de Agosto de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 29-08-2016, Gaudium Press) Ante miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro para escuchar su meditación previa al Ángelus del último domingo del mes, el Papa Francisco comentó el Evangelio del día, que enuncia "dos breves parábolas con las cuales ofrece dos indicaciones: una se refiere al lugar, la otra se refiere a la recompensa".

1.png

"La primera semejanza está ambientada en un banquete nupcial. Jesús dice: "Si te invitan a un banquete de bodas, no te coloques en el primer lugar, porque puede suceder que haya sido invitada otra persona más importante que tú, y cuando llegue el que los invitó a los dos, tenga que decirte: ‘Déjale el sitio' (...). Al contrario, cuando te inviten, ve a colocarte en el último sitio" (Lc 14, 8-9)", expresa el Pontífice. Es la anterior "una lección sobre el valor de la humildad".

"Cuando nos ponemos ante Dios en esta dimensión de humildad, entonces Dios nos exalta, se inclina hacia nosotros para elevarnos hacia sí; 'Porque todo el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado' (v. 11)", ratificó el Papa. "¡Dios paga mucho más que los hombres! ¡Él nos da un lugar mucho más bello que el que nos dan los hombres! El lugar que nos da Dios está cercano a su corazón y su recompensa es la vida eterna. "¡Feliz de ti - dice Jesús - ! (...). Tendrás tu recompensa en la resurrección de los justos" (v. 14)".

En la segunda parábola, "Jesús indica la actitud de desinterés que debe caracterizar la hospitalidad, y dice: "Cuando des un banquete, invita a los pobres, a los lisiados, a los paralíticos, a los ciegos. ¡Feliz de ti, porque ellos no tienen cómo retribuirte!" (vv. 13-14). Se trata de elegir la gratuidad en lugar del cálculo oportunista que trata de obtener una recompensa, que busca el interés y que busca enriquecerse más".

El Papa concluyó su meditación pidiendo a la Virgen Madre, "que nos conduzca cada día por el camino de la humildad - Ella ha sido humilde toda su vida - y que nos haga capaces de gestos gratuitos de acogida y de solidaridad hacia los marginados, para llegar a ser dignos de la recompensa divina".

Con información de Radio Vaticano

 

 

 

 

Loading
En el Ángelus, el Papa habla de la humildad y la acogida

Ciudad del Vaticano (Lunes, 29-08-2016, Gaudium Press) Ante miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro para escuchar su meditación previa al Ángelus del último domingo del mes, el Papa Francisco comentó el Evangelio del día, que enuncia "dos breves parábolas con las cuales ofrece dos indicaciones: una se refiere al lugar, la otra se refiere a la recompensa".

1.png

"La primera semejanza está ambientada en un banquete nupcial. Jesús dice: "Si te invitan a un banquete de bodas, no te coloques en el primer lugar, porque puede suceder que haya sido invitada otra persona más importante que tú, y cuando llegue el que los invitó a los dos, tenga que decirte: ‘Déjale el sitio' (...). Al contrario, cuando te inviten, ve a colocarte en el último sitio" (Lc 14, 8-9)", expresa el Pontífice. Es la anterior "una lección sobre el valor de la humildad".

"Cuando nos ponemos ante Dios en esta dimensión de humildad, entonces Dios nos exalta, se inclina hacia nosotros para elevarnos hacia sí; 'Porque todo el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado' (v. 11)", ratificó el Papa. "¡Dios paga mucho más que los hombres! ¡Él nos da un lugar mucho más bello que el que nos dan los hombres! El lugar que nos da Dios está cercano a su corazón y su recompensa es la vida eterna. "¡Feliz de ti - dice Jesús - ! (...). Tendrás tu recompensa en la resurrección de los justos" (v. 14)".

En la segunda parábola, "Jesús indica la actitud de desinterés que debe caracterizar la hospitalidad, y dice: "Cuando des un banquete, invita a los pobres, a los lisiados, a los paralíticos, a los ciegos. ¡Feliz de ti, porque ellos no tienen cómo retribuirte!" (vv. 13-14). Se trata de elegir la gratuidad en lugar del cálculo oportunista que trata de obtener una recompensa, que busca el interés y que busca enriquecerse más".

El Papa concluyó su meditación pidiendo a la Virgen Madre, "que nos conduzca cada día por el camino de la humildad - Ella ha sido humilde toda su vida - y que nos haga capaces de gestos gratuitos de acogida y de solidaridad hacia los marginados, para llegar a ser dignos de la recompensa divina".

Con información de Radio Vaticano

 

 

 

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/81662-En-el-Angelus--el-Papa-habla-de-la-humildad-y-la-acogida. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading