Loading
 
 
 
Loading
 
Madre Teresa vista por Juan Pablo II
Loading
 
2 de Septiembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Viernes, 02-09-2016, Gaudium Press) Al día siguiente de la Beatificación de Madre Teresa de Calcuta, el 20 de octubre de 2003, el entonces Papa Juan Pablo II continuaba emocionado.

1.jpgCuando recibía a los numerosos peregrinos de varias partes del mundo que se habían dirigido a Roma a participar de la Beatificación de Madre Teresa, el Papa Wojtyla quiso unirse a la Acción de Gracias que los fieles hacían y, con un breve saludo quiso destacar la "gran estima y sincero afecto» que nutria y lo unía a la Beata que el día 4 de septiembre será canonizada.

Misionera de la Caridad, de la Paz, de la Vida

"Antes que todo, misionera: no cabe dudas de que la nueva beata fue una de las mayores misioneras del siglo XX, afirmó el Papa, subrayando que esta mujer simple, venida de una de las zonas más pobres de Europa, el Señor la constituyó en un instrumento electo para anunciar el Evangelio a todo el mundo, no con la predicación, sino con gestos diarios de amor por los más pobres".

"Misionera con el lenguaje más universal: el de la caridad sin límites ni exclusiones, sin preferencias, salvado por los más abandonados", dijo el Papa que vino de Polonia.

Con Nuestro Señor Jesucristo, "Buen samaritano de la humanidad", Dios que es caridad, a través de los santos de la caridad, -y Madre Teresa resplandece entre ellos de forma especial- sigue inclinándose "sobre el hombre herido en el cuerpo y el espíritu", reiteró el Pontífice.

Juan Pablo II recordó también que "toda la existencia de Madre Teresa fue un Himno a la vida"... "habló siempre claramente en defensa de la vida humana, inclusive cuando su mensaje no era visto con agrado".

"Sus encuentros diarios con la muerte, con la lepra, con el aids, y con todo tipo de sufrimiento hicieron de ella un testimonio convincente del evangelio de la vida".

Ella "renovaba ese ‘sí' cada mañana, en unión con María, a los pies de la cruz de Cristo":

"El mensaje de Madre Teresa, -hoy más que nunca- se presenta como una invitación dirigida a todos. Toda su existencia nos recuerda que ser cristiano significa ser testimonio de la caridad. Este es el lema de la nueva Beata. Haciéndome eco de sus palabras, exhorto a cada uno a seguir con generosidad y valentía los pasos de esta auténtica discípula de Cristo. Por las sendas de la caridad, Madre Teresa camina a vuestro lado". (JSG)

 

Loading
Madre Teresa vista por Juan Pablo II

Ciudad del Vaticano (Viernes, 02-09-2016, Gaudium Press) Al día siguiente de la Beatificación de Madre Teresa de Calcuta, el 20 de octubre de 2003, el entonces Papa Juan Pablo II continuaba emocionado.

1.jpgCuando recibía a los numerosos peregrinos de varias partes del mundo que se habían dirigido a Roma a participar de la Beatificación de Madre Teresa, el Papa Wojtyla quiso unirse a la Acción de Gracias que los fieles hacían y, con un breve saludo quiso destacar la "gran estima y sincero afecto» que nutria y lo unía a la Beata que el día 4 de septiembre será canonizada.

Misionera de la Caridad, de la Paz, de la Vida

"Antes que todo, misionera: no cabe dudas de que la nueva beata fue una de las mayores misioneras del siglo XX, afirmó el Papa, subrayando que esta mujer simple, venida de una de las zonas más pobres de Europa, el Señor la constituyó en un instrumento electo para anunciar el Evangelio a todo el mundo, no con la predicación, sino con gestos diarios de amor por los más pobres".

"Misionera con el lenguaje más universal: el de la caridad sin límites ni exclusiones, sin preferencias, salvado por los más abandonados", dijo el Papa que vino de Polonia.

Con Nuestro Señor Jesucristo, "Buen samaritano de la humanidad", Dios que es caridad, a través de los santos de la caridad, -y Madre Teresa resplandece entre ellos de forma especial- sigue inclinándose "sobre el hombre herido en el cuerpo y el espíritu", reiteró el Pontífice.

Juan Pablo II recordó también que "toda la existencia de Madre Teresa fue un Himno a la vida"... "habló siempre claramente en defensa de la vida humana, inclusive cuando su mensaje no era visto con agrado".

"Sus encuentros diarios con la muerte, con la lepra, con el aids, y con todo tipo de sufrimiento hicieron de ella un testimonio convincente del evangelio de la vida".

Ella "renovaba ese ‘sí' cada mañana, en unión con María, a los pies de la cruz de Cristo":

"El mensaje de Madre Teresa, -hoy más que nunca- se presenta como una invitación dirigida a todos. Toda su existencia nos recuerda que ser cristiano significa ser testimonio de la caridad. Este es el lema de la nueva Beata. Haciéndome eco de sus palabras, exhorto a cada uno a seguir con generosidad y valentía los pasos de esta auténtica discípula de Cristo. Por las sendas de la caridad, Madre Teresa camina a vuestro lado". (JSG)

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/81768-Madre-Teresa-vista-por-Juan-Pablo-II. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El gótico es, antes que nada, un vuelo de espíritu ...
 
Tras ocho años, los obispos del Ecuador realizarán su visita Ad Limina. Del 25 al 29 de septiembre ...
 
"Ni que decir del efecto que produce el sonido y diapasón de un instrumento musical. La personalida ...
 
Esta pastoral no se limita a los sacramentos; sino que va más allá a través de una acción pastor ...
 
En Salvador -Brasil, las parroquias dedicadas a San Francisco de Asís ya están preparando los home ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading