Loading
 
 
 
Loading
 
La ecología cristiana del P. Cantalamessa: Sin glorificación a Dios, el universo carece de luz
Loading
 
2 de Septiembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Viernes, 02-09-2016, Gaudium Press) El Predicador de la Casa Pontificia, P. Raniero Cantalamessa, pronunció la homilía del rezo de Vísperas correspondiente a la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación. En su predicación, el sacerdote descartó la idea pesimista del hombre como parte insignificante del universo y llamó la atención sobre su llamado a glorificar a Dios por y a través del universo.

CREACION GAUDIUM PRESS.jpg
El universo entero espera la obra del hombre de glorificación de Dios. Foto: Nicolas Grevet.
Sobre la visión antropólogica materialista que sustenta un cierto desprecio del ser humano en relación con el resto de la naturaleza, el sacerdote citó las palabras de San Pedro Crisólogo, con las cuales dio inicio a su predicación: "¿Por qué entonces, hombre, eres tan poco valioso ante tus propios ojos y aun tan precioso para Dios?¿Por qué te rindes tanto deshonor cuando eres honrado por Él?¿Por qué preguntas cómo fuiste creado y no buscas saber para qué fuiste hecho?".

Siguiendo la tradición cristiana, el P. Cantalamessa recordó que el universo entero fue hecho para que fuera habitado por el hombre. "Para ti fueron los cielos embellecidos con el variado brillo del sol, de la luna y las estrellas", comentó, citando aún al Santo. "La tierra fue adornada con flores, plantas y frutos; y la constantemente maravillosa variedad de lindas cosas vivas fue creado en el aire, los campos y los mares para ti". Esta visión es coherente con la del Apóstol San Pablo: "ya sea Pablo, o Apolos, o Cefas, o el mundo, o la vida, o la muerte, o lo presente, o lo por venir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios".

La vocación del hombre ante esta realidad no es el de triunfalismo, sino de "responsabilidad hacia los débiles, los pobres, los indefensos". Solo los seres humanos pueden sostener relaciones libres y conscientes, por lo cual son los únicos capaces de participar de la dimensión personal y relacional de Dios, imágenes del Dios Trinidad, comunión de amor. Esta es la diferencia que separa al hombre del resto de las creaturas, con una diferencia aún mayor que la que le separa de Dios, ya que por gracia el hombre puede participar de lo divino por el sacrificio redentor de Cristo.

El deber de dar gloria a Dios

La soberanía del hombre sobre lo creado debe seguir el ejemplo de Dios, quien tiene misericordia, atiende el llanto de los pobres y defiende al débil y oprimido. Cristo al hacerse hombre, mostró también el modelo de hombre que deseó ser, despojado de su ostentación y su poder siendo la voz, "no solo de las creaturas inanimadas, sino también de nuestros hermanos que no han tenido la gracia de la fe". En la Carta a los Romanos, el Apóstol reconoce el pecado como el error de no glorificar y agradecer a Dios.

"Existe un deber con respecto a la creación", expuso el P. Cantalamessa. "Ese deber es el de la doxología, glorificar a Dios por la creación. Una ecología sin una doxología hace el universo opaco, como un inmenso mapa del mundo de cristal sin la luz que debería iluminarlo desde dentro". El universo entero esperó millones de años antes de contar con la presencia del hombre, y "espera que los seres humanos realicen su deber y tomen la tarea, por decirlo así, de dirigir el coro y entonar, en el nombre de toda la creación, 'Gloria a Dios en las
alturas".

La glorificación de Dios no se realiza sólo por las creaturas, sino a través de las creaturas, propuso el predicador, recordando el texto del Cántico de las Criaturas de San Francisco de Asís. En esta célebre oración, el Poverello utiliza la preposición "per" que puede ser traducida como "por", pero también como "a través". En este sentido se comprende el conocido respeto del Santo ante las maravillas de la creación, en un cántico que es "enteramente una doxología y un himno de acción de gracias".

Con información de Zenit.

 

Loading
La ecología cristiana del P. Cantalamessa: Sin glorificación a Dios, el universo carece de luz

Ciudad del Vaticano (Viernes, 02-09-2016, Gaudium Press) El Predicador de la Casa Pontificia, P. Raniero Cantalamessa, pronunció la homilía del rezo de Vísperas correspondiente a la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación. En su predicación, el sacerdote descartó la idea pesimista del hombre como parte insignificante del universo y llamó la atención sobre su llamado a glorificar a Dios por y a través del universo.

CREACION GAUDIUM PRESS.jpg
El universo entero espera la obra del hombre de glorificación de Dios. Foto: Nicolas Grevet.
Sobre la visión antropólogica materialista que sustenta un cierto desprecio del ser humano en relación con el resto de la naturaleza, el sacerdote citó las palabras de San Pedro Crisólogo, con las cuales dio inicio a su predicación: "¿Por qué entonces, hombre, eres tan poco valioso ante tus propios ojos y aun tan precioso para Dios?¿Por qué te rindes tanto deshonor cuando eres honrado por Él?¿Por qué preguntas cómo fuiste creado y no buscas saber para qué fuiste hecho?".

Siguiendo la tradición cristiana, el P. Cantalamessa recordó que el universo entero fue hecho para que fuera habitado por el hombre. "Para ti fueron los cielos embellecidos con el variado brillo del sol, de la luna y las estrellas", comentó, citando aún al Santo. "La tierra fue adornada con flores, plantas y frutos; y la constantemente maravillosa variedad de lindas cosas vivas fue creado en el aire, los campos y los mares para ti". Esta visión es coherente con la del Apóstol San Pablo: "ya sea Pablo, o Apolos, o Cefas, o el mundo, o la vida, o la muerte, o lo presente, o lo por venir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios".

La vocación del hombre ante esta realidad no es el de triunfalismo, sino de "responsabilidad hacia los débiles, los pobres, los indefensos". Solo los seres humanos pueden sostener relaciones libres y conscientes, por lo cual son los únicos capaces de participar de la dimensión personal y relacional de Dios, imágenes del Dios Trinidad, comunión de amor. Esta es la diferencia que separa al hombre del resto de las creaturas, con una diferencia aún mayor que la que le separa de Dios, ya que por gracia el hombre puede participar de lo divino por el sacrificio redentor de Cristo.

El deber de dar gloria a Dios

La soberanía del hombre sobre lo creado debe seguir el ejemplo de Dios, quien tiene misericordia, atiende el llanto de los pobres y defiende al débil y oprimido. Cristo al hacerse hombre, mostró también el modelo de hombre que deseó ser, despojado de su ostentación y su poder siendo la voz, "no solo de las creaturas inanimadas, sino también de nuestros hermanos que no han tenido la gracia de la fe". En la Carta a los Romanos, el Apóstol reconoce el pecado como el error de no glorificar y agradecer a Dios.

"Existe un deber con respecto a la creación", expuso el P. Cantalamessa. "Ese deber es el de la doxología, glorificar a Dios por la creación. Una ecología sin una doxología hace el universo opaco, como un inmenso mapa del mundo de cristal sin la luz que debería iluminarlo desde dentro". El universo entero esperó millones de años antes de contar con la presencia del hombre, y "espera que los seres humanos realicen su deber y tomen la tarea, por decirlo así, de dirigir el coro y entonar, en el nombre de toda la creación, 'Gloria a Dios en las
alturas".

La glorificación de Dios no se realiza sólo por las creaturas, sino a través de las creaturas, propuso el predicador, recordando el texto del Cántico de las Criaturas de San Francisco de Asís. En esta célebre oración, el Poverello utiliza la preposición "per" que puede ser traducida como "por", pero también como "a través". En este sentido se comprende el conocido respeto del Santo ante las maravillas de la creación, en un cántico que es "enteramente una doxología y un himno de acción de gracias".

Con información de Zenit.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Como acostumbra ocurrir en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, el Santo Padre fue ...
 
Durante el feriado nacional, las autoridades habilitaron la carretera para el tránsito de los devot ...
 
Los presbíteros sólo podrán orar por el paciente en esas circunstancias. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading