Loading
 
 
 
Loading
 
Una sola valió
Loading
 
5 de Septiembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Lunes, 05-09-2016, Gaudium Press) En un pequeño pueblo, había una modesta señora que vivía a cierta distancia de la iglesia. Resolvió, un día, hacer una promesa de asistir a un gran número de Misas durante un año a fin de alcanzar una gracia que hace tiempo deseaba.

Comenzó a pagar la promesa. Apenas tocaba la campana para el Santo Sacrificio, interrumpía inmediatamente sus quehaceres y se dirigía con toda prontitud a la iglesia. Para tener la seguridad de que estaba cumpliendo con perfección su promesa, a cada Misa que asistía, colocaba un papelito dentro de una caja y la cerraba con todo cuidado.

Misa_Gaudium_Press.jpg

Pasado un año, no tenía la menor duda de haber cumplido plenamente lo que prometiera y haber alcanzado muchos méritos. Para garantizar que Dios le atendería, abrió la caja en la cual había colocado los papeles de las Misas a las cuales asistiera durante el año. ¡Cuál no fue su sorpresa cuando encontró solo un papel, de los muchos que había depositado!

Desolada, fue a buscar un virtuoso sacerdote y le expuso su caso. Este, dotado de mucha sabiduría, le preguntó cuál era la disposición de alma con que asistía a la Misa. Ella, con toda veracidad, respondió que en el camino para la iglesia iba pensando en lo que tenía que hacer y en los trabajos domésticos. Y, peor aún, durante la celebración eucarística se quedaba pensando en bagatelas y otras cosas, menos en el valor de aquel sublime acto que estaba pasando.

El sacerdote, con mucha bondad, dijo a la pobre señora que ciertamente su Ángel de la Guarda había sacado los papeles y dejado solamente uno, pues solo a una Misa ella había asistido con devoción...

Nosotros, que tenemos la gracia de poder asistir diariamente al Santo Sacrificio, ¿cuál es el valor que le damos? Será que verdaderamente asistimos a muchas Misas o, "solo una" nos valdrá...

Por Marcela Rodrigues

 

 

Loading
Una sola valió

Redacción (Lunes, 05-09-2016, Gaudium Press) En un pequeño pueblo, había una modesta señora que vivía a cierta distancia de la iglesia. Resolvió, un día, hacer una promesa de asistir a un gran número de Misas durante un año a fin de alcanzar una gracia que hace tiempo deseaba.

Comenzó a pagar la promesa. Apenas tocaba la campana para el Santo Sacrificio, interrumpía inmediatamente sus quehaceres y se dirigía con toda prontitud a la iglesia. Para tener la seguridad de que estaba cumpliendo con perfección su promesa, a cada Misa que asistía, colocaba un papelito dentro de una caja y la cerraba con todo cuidado.

Misa_Gaudium_Press.jpg

Pasado un año, no tenía la menor duda de haber cumplido plenamente lo que prometiera y haber alcanzado muchos méritos. Para garantizar que Dios le atendería, abrió la caja en la cual había colocado los papeles de las Misas a las cuales asistiera durante el año. ¡Cuál no fue su sorpresa cuando encontró solo un papel, de los muchos que había depositado!

Desolada, fue a buscar un virtuoso sacerdote y le expuso su caso. Este, dotado de mucha sabiduría, le preguntó cuál era la disposición de alma con que asistía a la Misa. Ella, con toda veracidad, respondió que en el camino para la iglesia iba pensando en lo que tenía que hacer y en los trabajos domésticos. Y, peor aún, durante la celebración eucarística se quedaba pensando en bagatelas y otras cosas, menos en el valor de aquel sublime acto que estaba pasando.

El sacerdote, con mucha bondad, dijo a la pobre señora que ciertamente su Ángel de la Guarda había sacado los papeles y dejado solamente uno, pues solo a una Misa ella había asistido con devoción...

Nosotros, que tenemos la gracia de poder asistir diariamente al Santo Sacrificio, ¿cuál es el valor que le damos? Será que verdaderamente asistimos a muchas Misas o, "solo una" nos valdrá...

Por Marcela Rodrigues

 

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/81847-Una-sola-valio. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El acto religioso incluye la presentación de las credenciales ante las autoridades eclesiásticas d ...
 
El templo, que tiene la dignidad de Basílica Menor, destaca su significado espiritual y su dedicaci ...
 
El Domo de la Trinidad representa a la Santísima Trinidad y la Santísima Virgen, acompañados de A ...
 
El Papa Francisco ha aceptado ayer, 7 de diciembre, la renuncia del Cardenal Norberto Rivera Carrera ...
 
‘El amor salva vidas’ es el tema de la marcha que se desarrollará en el 2018 ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading