Loading
 
 
 
Loading
 
Sacerdote polaco misionero en los Gulag soviéticos es beatificado en Kazajstán
Loading
 
13 de Septiembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Karaganda (Martes, 13-09-2016, Gaudium Press) El sacerdote polaco Wladyslaw Bukowinski fue beatificado en una significativa ceremonia presidida por el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos en la Catedral del Karaganda, Kazajstán. El lugar de la celebración es altamente simbólico del testimonio del Beato: la hermosa Catedral fue construida en los terrenos de uno de los campos de trabajos forzados soviéticos a donde eran enviados quienes eran calificados como enemigos del régimen comunista, incluyendo no pocos católicos. Después de ser enviado como prisionero, el Beato Wladyslaw Bukowinski dedicó el final de su vida al apostolado en la clandestinidad.

Beatificación Wladyslaw Bukowinski Gaudium Press 02.jpeg
Imagen del Beato Wladyslaw Bukowinski expuesta durante su Beatificación. Foto: Catedral de Karaganda.
El Beato nació en 1905 y cursó estudios en la ciudad polaca de Bucovina y tras ingresar en la Facultad de Derecho, realizó estudios de Teología y fue finalmente ordenado sacerdote en 1931. El joven sacerdote sintió una vocación especial para trabajar en el Este, y fue enviado a la ciudad de Lutsk, Ucrania, donde llegó a ser rector de la Catedral en 1939. Para ese momento comenzó a enfrentar los peligros de mantener su apostolado en medio de la restricción a la libertad religiosa, preparando niños para los sacramentos y sirviendo a los refugiados y los más necesitados.

Apostolado clandestino

En 1940, el P. Bukowinski fue arrestado junto a otros sacerdotes, pero escapó en la incursión del ejército alemán en 1941. Hasta 1945 pudo continuar su trabajo pastoral, pero en el día 03 de enero fue arrestado junto al Obispo local, Mons. Peter Adolf Shelenzhekom y enviado a una prisión en Kiev. Su vocación a trabajar en el Este recibió una dura confirmación: fue sentenciado a 10 años de trabajos forzados, inicialmente en los campos de Chelyabinsk y luego en las minas de cobre de Zhezkazgan. En ambos lugares, a pesar de grandes penalidades, mantuvo su apostolado en secreto entre los prisioneros.

Beatificación Wladyslaw Bukowinski Gaudium Press 01.png
La Catedral de Karaganda fue edificada en los terrenos del Gulag Soviético a donde se enviaban a los llamados enemigos del régimen soviético. Foto: Catedral de Karaganda.
El 10 de agosto de 1954 fue puesto en libertad pero enviado a la fuerza a Karaganda, Kazajstán, donde tuvo que trabajar como vigilante nocturno para ocultar su intención de continuar su apostolado. 15 días más tarde ya había celebrado su primera Eucaristía y dio inicio a lo que calificó como el trabajo pastoral más intenso de su vida. Administraba los sacramentos de manera clandestina a veces a familias completas, en ocasiones pasando la noche entera confesando para madrugar a celebrar a Eucaristía. El 30 de junio de 1955 recibió permiso de regresar a Polonia, pero decidió quedarse en Kazajstán, conservando su empleo de vigilante para encubrir su misión.

En 1956 recibió un pasaporte soviético que le permitió viajar a diversas poblaciones para llevar los sacramentos por primera vez en 40 años, con abundantes celebraciones clandestinas. En 1958 fue apresado nuevamente acusado de ser un "espía del Vaticano" y su valiente discurso de defensa le permitió una condena de "sólo" tres años de trabajos forzados en Irkutsk, tras los cuales regresó a Karaganda y retomó su apostolado. Durante los años siguientes realizó otros viajes y visitó Polonia en varias ocasiones, siempre regresando a su apostolado en Karaganda. Cuando perdió la movilidad de sus piernas continuó presidiendo aún la Eucaristía.

El 25 de noviembre de 1974 celebró su última Eucaristía y tras recibir la Unción de los Enfermos por parte del Obispo Mons. Alejandro Hira fue llevado a hospital, donde falleció el día 03 de diciembre. Fue sepultado en el cementerio municipal y en 1992 su tumba fue trasladada cerca de la Catedral de San José y en 2008 al interior del templo, donde es venerado por los fieles.

Con información de Radio Poland y Credo News.

 

Loading
Sacerdote polaco misionero en los Gulag soviéticos es beatificado en Kazajstán

Karaganda (Martes, 13-09-2016, Gaudium Press) El sacerdote polaco Wladyslaw Bukowinski fue beatificado en una significativa ceremonia presidida por el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos en la Catedral del Karaganda, Kazajstán. El lugar de la celebración es altamente simbólico del testimonio del Beato: la hermosa Catedral fue construida en los terrenos de uno de los campos de trabajos forzados soviéticos a donde eran enviados quienes eran calificados como enemigos del régimen comunista, incluyendo no pocos católicos. Después de ser enviado como prisionero, el Beato Wladyslaw Bukowinski dedicó el final de su vida al apostolado en la clandestinidad.

Beatificación Wladyslaw Bukowinski Gaudium Press 02.jpeg
Imagen del Beato Wladyslaw Bukowinski expuesta durante su Beatificación. Foto: Catedral de Karaganda.
El Beato nació en 1905 y cursó estudios en la ciudad polaca de Bucovina y tras ingresar en la Facultad de Derecho, realizó estudios de Teología y fue finalmente ordenado sacerdote en 1931. El joven sacerdote sintió una vocación especial para trabajar en el Este, y fue enviado a la ciudad de Lutsk, Ucrania, donde llegó a ser rector de la Catedral en 1939. Para ese momento comenzó a enfrentar los peligros de mantener su apostolado en medio de la restricción a la libertad religiosa, preparando niños para los sacramentos y sirviendo a los refugiados y los más necesitados.

Apostolado clandestino

En 1940, el P. Bukowinski fue arrestado junto a otros sacerdotes, pero escapó en la incursión del ejército alemán en 1941. Hasta 1945 pudo continuar su trabajo pastoral, pero en el día 03 de enero fue arrestado junto al Obispo local, Mons. Peter Adolf Shelenzhekom y enviado a una prisión en Kiev. Su vocación a trabajar en el Este recibió una dura confirmación: fue sentenciado a 10 años de trabajos forzados, inicialmente en los campos de Chelyabinsk y luego en las minas de cobre de Zhezkazgan. En ambos lugares, a pesar de grandes penalidades, mantuvo su apostolado en secreto entre los prisioneros.

Beatificación Wladyslaw Bukowinski Gaudium Press 01.png
La Catedral de Karaganda fue edificada en los terrenos del Gulag Soviético a donde se enviaban a los llamados enemigos del régimen soviético. Foto: Catedral de Karaganda.
El 10 de agosto de 1954 fue puesto en libertad pero enviado a la fuerza a Karaganda, Kazajstán, donde tuvo que trabajar como vigilante nocturno para ocultar su intención de continuar su apostolado. 15 días más tarde ya había celebrado su primera Eucaristía y dio inicio a lo que calificó como el trabajo pastoral más intenso de su vida. Administraba los sacramentos de manera clandestina a veces a familias completas, en ocasiones pasando la noche entera confesando para madrugar a celebrar a Eucaristía. El 30 de junio de 1955 recibió permiso de regresar a Polonia, pero decidió quedarse en Kazajstán, conservando su empleo de vigilante para encubrir su misión.

En 1956 recibió un pasaporte soviético que le permitió viajar a diversas poblaciones para llevar los sacramentos por primera vez en 40 años, con abundantes celebraciones clandestinas. En 1958 fue apresado nuevamente acusado de ser un "espía del Vaticano" y su valiente discurso de defensa le permitió una condena de "sólo" tres años de trabajos forzados en Irkutsk, tras los cuales regresó a Karaganda y retomó su apostolado. Durante los años siguientes realizó otros viajes y visitó Polonia en varias ocasiones, siempre regresando a su apostolado en Karaganda. Cuando perdió la movilidad de sus piernas continuó presidiendo aún la Eucaristía.

El 25 de noviembre de 1974 celebró su última Eucaristía y tras recibir la Unción de los Enfermos por parte del Obispo Mons. Alejandro Hira fue llevado a hospital, donde falleció el día 03 de diciembre. Fue sepultado en el cementerio municipal y en 1992 su tumba fue trasladada cerca de la Catedral de San José y en 2008 al interior del templo, donde es venerado por los fieles.

Con información de Radio Poland y Credo News.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/82029-Sacerdote-polaco-misionero-en-los-Gulag-sovieticos-es-beatificado-en-Kazajstan. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

...
 
La catequesis de la audiencia general se realizó en el Aula Pablo VI ...
 
Las "grandes ideas" de la asamblea sinodal fueron presentadas por el Cardenal Manuel Clemente en con ...
 
Mañana 7 de diciembre Colombia vive una noche llena de luces, faroles y velitas, gracias a una trad ...
 
Mons. Héctor Aguer lo hizo en su programa de TV semana ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading