Loading
 
 
 
Loading
 
Culmina el Congreso Eucarístico de la Iglesia Italiana. Una procesión en barco marcó la celebración
Loading
 
19 de Septiembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Génova (Lunes, 19-09-2016, Gaudium Press) Con una multitudinaria Misa fue clausurado este domingo 18 en Génova el 26º Congreso Eucarístico Nacional de la Iglesia en Italia, evento que inició el pasado jueves 15 y estuvo marcado por varios eventos. La solemne Misa de Clausura, que ocurrió en la Plaza Kennedy, estuvo presidida por el Cardenal Angelo Bagnasco, Arzobispo de Génova, Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) y enviado del Papa Francisco para la cita Eucarística. "La Eucaristía fuente de la misión. ‘En su misericordia todos vino a cumplir'", fue el lema del evento.

Cardenal CEN.jpg
Clasura CEN.jpg
Cardenal Bagnasco durante la multitudinaria Misa de clausura del Congreso / Fotos: CEI.

"Génova, una vez más, ha sido escogida para acoger el Congreso; escogida y honrada por la presencia de cada uno de ustedes y de las iglesias particulares que representa. Gracias cordiales a cuantos han colaborado con su realización: administradores e instituciones, voluntarios y sacerdotes", expresó el Cardenal al iniciar la homilía de la misa de clausura.

Refiriéndose luego al Sacramento de la Eucaristía, al pasaje del Evangelio y al anhelo de felicidad de cada ser humano, el purpurado señaló: "En el corazón del hombre, de cada hombre, está viva la esperanza de una ‘plenitud', de felicidad y de un ‘para siempre' en el amor; una espera que es mayor que lo temporal y lo puramente mundano (...) Es esta hambre del alma que empuja a la multitud a seguir a Jesús, con la intuición que sus palabras son auténticas -‘palabras de vida eterna'- que revelan y llevan a término el misterio de su existencia".

Dijo también que entrar en el dinamismo Eucarístico, significa "dejarse plasmar por Cristo, confiar en su amor obediente, dejarse guiar por el Espíritu, que nos lleva ‘a cantar regocijándose a una sola voz al tres veces santo'".

También habló de caridad, que revela que en la Eucaristía "nos hemos encontrado con el Señor y con nosotros mismos; que hemos adorado a Dios y no a nosotros mismos. Las obras de misericordia, tan recomendadas por el Papa en este Año de la Misericordia, son, de hecho, obras eucarísticas: marcan la larga tradición de la Iglesia e interpelan toda nuestra existencia".

Una caridad que tuvo durante este Congreso un gesto concreto, por medio de una colecta para apoyar a todos aquellos que se vieron duramente afectados por el terremoto en el centro de Italia. "A toda la población, a los queridos portores de aquellas Iglesias y su clero, confirmamos nuestra cercanía fraterna", señaló el Cardenal Bagnasco.

Uno de los momentos más significativos de este Congreso Eucarístico fue la procesión con el Santísimo Sacramento en barco que ocurrió en la tarde del sábado 17 en el Puerto Antiguo de Génova. El ostensorio fue llevado en un barco patrullero de la Capitanería del Puerto que en los meses pasados salvó en el mar a centenas de refugiados.

ostensorio_CEN.jpg
Uno de los momentos más significativos de este Congreso Eucarístico fue la procesión con el Santísimo Sacramento en barco que ocurrió en el Puerto Antiguo de Génova / Foto: CEI.

El recorrido procesional, que siguió luego por tierra, culminó con una jornada de Adoración y la Bendición Eucarística en la Catedral. Allí los fieles pasaron por la Puerta Santa para así obtener las gracias del Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

"En el silencio, delante de Él, reencontramos el misterio santo de la Misa: si la celebración Eucarística es una inmersión en el Cielo, la adoración es destilar lo eterno en lo cotidiano; si la Eucaristía es el núcleo incandescente, la adoración es un acercarse al fuego hasta irradiar la luz sobre el mundo", reflexionó el Presidente de la CEI una vez culminó la procesión con el Santísimo Sacramento.

"Adorar es reconocer con alegría -hasta las lágrimas - el primado de Dios y, por lo tanto, la verdad de aquello que somos, pequeñas creaturas, pro creaturas amadas", añadió el Cardenal.

Nota relacionada:
Inicia en Italia el 26º Congreso Eucarístico Nacional. Habrá 46 lugares para practicar las Obras de Misericordia

De la redacción de Gaudium Press, con información de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI).

 

Loading
Culmina el Congreso Eucarístico de la Iglesia Italiana. Una procesión en barco marcó la celebración

Génova (Lunes, 19-09-2016, Gaudium Press) Con una multitudinaria Misa fue clausurado este domingo 18 en Génova el 26º Congreso Eucarístico Nacional de la Iglesia en Italia, evento que inició el pasado jueves 15 y estuvo marcado por varios eventos. La solemne Misa de Clausura, que ocurrió en la Plaza Kennedy, estuvo presidida por el Cardenal Angelo Bagnasco, Arzobispo de Génova, Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) y enviado del Papa Francisco para la cita Eucarística. "La Eucaristía fuente de la misión. ‘En su misericordia todos vino a cumplir'", fue el lema del evento.

Cardenal CEN.jpg
Clasura CEN.jpg
Cardenal Bagnasco durante la multitudinaria Misa de clausura del Congreso / Fotos: CEI.

"Génova, una vez más, ha sido escogida para acoger el Congreso; escogida y honrada por la presencia de cada uno de ustedes y de las iglesias particulares que representa. Gracias cordiales a cuantos han colaborado con su realización: administradores e instituciones, voluntarios y sacerdotes", expresó el Cardenal al iniciar la homilía de la misa de clausura.

Refiriéndose luego al Sacramento de la Eucaristía, al pasaje del Evangelio y al anhelo de felicidad de cada ser humano, el purpurado señaló: "En el corazón del hombre, de cada hombre, está viva la esperanza de una ‘plenitud', de felicidad y de un ‘para siempre' en el amor; una espera que es mayor que lo temporal y lo puramente mundano (...) Es esta hambre del alma que empuja a la multitud a seguir a Jesús, con la intuición que sus palabras son auténticas -‘palabras de vida eterna'- que revelan y llevan a término el misterio de su existencia".

Dijo también que entrar en el dinamismo Eucarístico, significa "dejarse plasmar por Cristo, confiar en su amor obediente, dejarse guiar por el Espíritu, que nos lleva ‘a cantar regocijándose a una sola voz al tres veces santo'".

También habló de caridad, que revela que en la Eucaristía "nos hemos encontrado con el Señor y con nosotros mismos; que hemos adorado a Dios y no a nosotros mismos. Las obras de misericordia, tan recomendadas por el Papa en este Año de la Misericordia, son, de hecho, obras eucarísticas: marcan la larga tradición de la Iglesia e interpelan toda nuestra existencia".

Una caridad que tuvo durante este Congreso un gesto concreto, por medio de una colecta para apoyar a todos aquellos que se vieron duramente afectados por el terremoto en el centro de Italia. "A toda la población, a los queridos portores de aquellas Iglesias y su clero, confirmamos nuestra cercanía fraterna", señaló el Cardenal Bagnasco.

Uno de los momentos más significativos de este Congreso Eucarístico fue la procesión con el Santísimo Sacramento en barco que ocurrió en la tarde del sábado 17 en el Puerto Antiguo de Génova. El ostensorio fue llevado en un barco patrullero de la Capitanería del Puerto que en los meses pasados salvó en el mar a centenas de refugiados.

ostensorio_CEN.jpg
Uno de los momentos más significativos de este Congreso Eucarístico fue la procesión con el Santísimo Sacramento en barco que ocurrió en el Puerto Antiguo de Génova / Foto: CEI.

El recorrido procesional, que siguió luego por tierra, culminó con una jornada de Adoración y la Bendición Eucarística en la Catedral. Allí los fieles pasaron por la Puerta Santa para así obtener las gracias del Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

"En el silencio, delante de Él, reencontramos el misterio santo de la Misa: si la celebración Eucarística es una inmersión en el Cielo, la adoración es destilar lo eterno en lo cotidiano; si la Eucaristía es el núcleo incandescente, la adoración es un acercarse al fuego hasta irradiar la luz sobre el mundo", reflexionó el Presidente de la CEI una vez culminó la procesión con el Santísimo Sacramento.

"Adorar es reconocer con alegría -hasta las lágrimas - el primado de Dios y, por lo tanto, la verdad de aquello que somos, pequeñas creaturas, pro creaturas amadas", añadió el Cardenal.

Nota relacionada:
Inicia en Italia el 26º Congreso Eucarístico Nacional. Habrá 46 lugares para practicar las Obras de Misericordia

De la redacción de Gaudium Press, con información de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI).

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El prelado había convocado a una novena de oración en las vísperas de Pentecostés para frenar el ...
 
San Juan Wu Wen Yin ofreció su vida en la persecución del movimiento Yihetuan en el año 1900. ...
 
En una Carta Pastoral, los prelados señalaron la contradicción de pedir los Sacramentos para los n ...
 
El prelado defendió la posición de la Iglesia en temas controversiales y afirmó que su compromiso ...
 
El taller Vetrate d'Arte Giuliani ha fabricado algunas de las conocidas piezas de la Basílica de S ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading