Loading
 
 
 
Loading
 
341 años de la beatificación de Santa Catalina de Génova, patrona de los Hospitales de Italia
Loading
 
21 de Septiembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Miércoles, 21-09-2016, Gaudium Press) La fiesta de Santa Catalina de Génova se celebra el 15 de Septiembre como patrona de los hospitales de Italia; por declaración del Papa Pio XII, fue Beatificada en 1675 por el Papa Clemente X y canonizada por el Papa Clemente XII en 1737; gracias a los escritos encontrados que fueron revisados por la Santa Sede, en los que se evidenció la doctrina que por sí sola indicaba su santidad y que llegaron a ser inspiración para otros líderes religiosos como San Roberto Belarmino y San Francisco de Sales.

¿Quién era Santa Catalina?

1.jpgHija de Jacopo Fieschi y Francesca di Negro, nació en Génova, Italia en el año 1447 en el seno de una familia italiana de fama y en la que hubo dos Papas Inocencio IV y Adriano V. Desde niña ejemplo de obediencia, entregada la oración, con un amor por la pasión de Cristo y las prácticas penitenciales.

Mujer Santa que desde los 13 años quiso entregar su vida al camino religioso, en el convento de las Hermanas de Nuestra Señora de la Gracia, pero por su corta edad no fue admitida en la congregación.

Su vida, su conversión y la de su esposo

Por deseos de sus padres, Catalina es entregada en matrimonio a los 16 años a un noble Genovés, Giuliano Adorno, quien le dio una vida difícil y fue luego motivo de sus oraciones fervorosas para interceder por él y su conversión. Catalina siempre sumisa y silenciosa rogaba con paciencia por su esposo, hasta que logró que él ayudara con buenas obras a los enfermos en el Hospital y tener una vida tranquila junto a él. Las oraciones fervorosas de Santa Catalina fueron escuchadas.

Dedicó su vida a los pobres y enfermos trabajando en la Sociedad de la Misericordia, asociación religiosa constituida por los más distinguidos habitantes de Génova, ella se encargaba de distribuir las limosnas que recaudaban y ayudaba a los enfermos más críticos.

Con mucha humildad servía a estos enfermos, que llevaban cuerpos en ruina y los casos más difíciles. Esta dedicación y amor la hizo merecedora de la administración del Hospital de Pammatone, donde trabajó el resto de su vida por el prójimo y entregada completamente al servicio de la Iglesia y de Dios.

El día de su conversión

21 de Marzo de 1473, por sugerencia de su hermana, Catalina fue a confesarse donde un sacerdote cuando experimentó la gran fortaleza y el amor incondicional de Dios; vio toda su vida pasar por sus ojos y fue consciente de todo su pecado, lo que hizo que tuviera un arrepentimiento genuino y no quisiera pecar nunca más. Pudo también ver por la llagas de Jesús la gran misericordia que la abrazaba, al igual que a todos los hombres, lo que hizo que repudiara aún más al mundo y el pecado.

Su muerte

Los últimos 9 años de su vida, padeció una enfermedad sobrenatural y los mejores médicos de Italia no encontraron cura para ella.

Falleció a los 63 años el 15 de Septiembre de 1510 y fue sepultada en la capilla del Hospital. Después de un tiempo se descubrió un hilo de agua que pasaba debajo de la pared en la que estaba su tumba, así que fue abierto su cajón y ella encontrada con su cuerpo perfectamente incorrupto. Después de ser llevada a varios lugares, fue colocada en una urna de plata revestida con cristales y dejada en la catedral de su ciudad, Génova. Después de que su cuerpo fue examinado cuidadosamente el equipo médico afirmó: "La conservación es verdaderamente excepcional y sorprendente, y merece un análisis de la causa. La sorpresa de los fieles es justificada cuando atribuyen a ello una causa sobrenatural".

Gaudium Press / SMV

Loading
341 años de la beatificación de Santa Catalina de Génova, patrona de los Hospitales de Italia

Redacción (Miércoles, 21-09-2016, Gaudium Press) La fiesta de Santa Catalina de Génova se celebra el 15 de Septiembre como patrona de los hospitales de Italia; por declaración del Papa Pio XII, fue Beatificada en 1675 por el Papa Clemente X y canonizada por el Papa Clemente XII en 1737; gracias a los escritos encontrados que fueron revisados por la Santa Sede, en los que se evidenció la doctrina que por sí sola indicaba su santidad y que llegaron a ser inspiración para otros líderes religiosos como San Roberto Belarmino y San Francisco de Sales.

¿Quién era Santa Catalina?

1.jpgHija de Jacopo Fieschi y Francesca di Negro, nació en Génova, Italia en el año 1447 en el seno de una familia italiana de fama y en la que hubo dos Papas Inocencio IV y Adriano V. Desde niña ejemplo de obediencia, entregada la oración, con un amor por la pasión de Cristo y las prácticas penitenciales.

Mujer Santa que desde los 13 años quiso entregar su vida al camino religioso, en el convento de las Hermanas de Nuestra Señora de la Gracia, pero por su corta edad no fue admitida en la congregación.

Su vida, su conversión y la de su esposo

Por deseos de sus padres, Catalina es entregada en matrimonio a los 16 años a un noble Genovés, Giuliano Adorno, quien le dio una vida difícil y fue luego motivo de sus oraciones fervorosas para interceder por él y su conversión. Catalina siempre sumisa y silenciosa rogaba con paciencia por su esposo, hasta que logró que él ayudara con buenas obras a los enfermos en el Hospital y tener una vida tranquila junto a él. Las oraciones fervorosas de Santa Catalina fueron escuchadas.

Dedicó su vida a los pobres y enfermos trabajando en la Sociedad de la Misericordia, asociación religiosa constituida por los más distinguidos habitantes de Génova, ella se encargaba de distribuir las limosnas que recaudaban y ayudaba a los enfermos más críticos.

Con mucha humildad servía a estos enfermos, que llevaban cuerpos en ruina y los casos más difíciles. Esta dedicación y amor la hizo merecedora de la administración del Hospital de Pammatone, donde trabajó el resto de su vida por el prójimo y entregada completamente al servicio de la Iglesia y de Dios.

El día de su conversión

21 de Marzo de 1473, por sugerencia de su hermana, Catalina fue a confesarse donde un sacerdote cuando experimentó la gran fortaleza y el amor incondicional de Dios; vio toda su vida pasar por sus ojos y fue consciente de todo su pecado, lo que hizo que tuviera un arrepentimiento genuino y no quisiera pecar nunca más. Pudo también ver por la llagas de Jesús la gran misericordia que la abrazaba, al igual que a todos los hombres, lo que hizo que repudiara aún más al mundo y el pecado.

Su muerte

Los últimos 9 años de su vida, padeció una enfermedad sobrenatural y los mejores médicos de Italia no encontraron cura para ella.

Falleció a los 63 años el 15 de Septiembre de 1510 y fue sepultada en la capilla del Hospital. Después de un tiempo se descubrió un hilo de agua que pasaba debajo de la pared en la que estaba su tumba, así que fue abierto su cajón y ella encontrada con su cuerpo perfectamente incorrupto. Después de ser llevada a varios lugares, fue colocada en una urna de plata revestida con cristales y dejada en la catedral de su ciudad, Génova. Después de que su cuerpo fue examinado cuidadosamente el equipo médico afirmó: "La conservación es verdaderamente excepcional y sorprendente, y merece un análisis de la causa. La sorpresa de los fieles es justificada cuando atribuyen a ello una causa sobrenatural".

Gaudium Press / SMV


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Ayer la Iglesia celebró el Domingo Gaudete -Domingo de la Alegría, donde los paramentos de los min ...
 
Las normas prohíbe el comercio y la exposición de las reliquias en lugares profanos. ...
 
Simbang Gabi es una novena de Eucaristías de madrugada que caracteriza el tiempo de Adviento filipi ...
 
El templo había sido gravemente dañado durante la ocupación de las fuerzas de ISIS. ...
 
La muestra está organizada en las categorías: "El Nacimiento", "El piso de la Diócesis", "Rezar y ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading