Loading
 
 
 
Loading
 
Creyente en Lahore, Pakistán, transporta devotos gratis a Santuario desde hace 20 años
Loading
 
26 de Septiembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Lahore (Lunes, 26-09-2016, Gaudium Press) Cuando Arif Sadiq, un sencillo hombre católico de Lahore, Pakistán, y conductor de profesión, encontró que no podía tener hijos en cinco años de matrimonio, se le ocurrió una idea que cambiaría su vida y se convertiría en un llamativo testimonio de fe: Ofreció a la Santísima Virgen la promesa de transportar de forma gratuita a sus devotos al Santuario Nacional de Mariambad si ella le regalaba la gracia de poder procrear.

Mariamabad_Pakistan Gaudium Press.jpg
Procesión mariana en Mariambad, Pakistán. Foto: Religión en Libertad.
"Prometí a la Virgen que le llevaría la mayor cantidad posible de fieles, con la esperanza de ser bendecido con el don de un niño", explicó a AsiaNews Sadiq, quien lleva 20 años desempeñando esta noble labor, fiel a su palabra empeñada. La Madre de Dios cumplió también su parte del pacto y Sadiq cuenta hoy con cinco hijos.

Cuando se avecina la Fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen (08 de septiembre), el Santuario de Mariambad ("Ciudad de María") se convierte en destino de multitudinarias peregrinaciones. Sadiq prepara su camión y cubre una distancia de 200 kilómetros con el mayor número de peregrinos posible. Según AsiaNews, en este año consiguió llevar 60 personas desde Ahata Malik Basu. Su servicio le cuesta unas seis mil rupias de combustible y peajes, además de lo que ganaría por su trabajo como conductor. Pero el creyente no carga ningún costo a los devotos: "esta es mi contribución para ayudar a la misión de la Iglesia", afirmó.

"Estoy contento de transportar a personas que rezan con cualquier clima, haya sol o llueva", relató. "Rezamos antes y después del embarque de los pasajeros". Si bien un viaje de 200 kilómetros podría significar un trayecto relativamente corto, para los fieles es una auténtica peregrinación en medio de un congestionado tráfico durante ocho horas de camino, animadas con cánticos marianos y oraciones.

Los peregrinos viajan de noche, aprovechando la relajación de las normas locales que impiden los trayectos nocturnos y llegan al Santuario con apenas unas tres horas de sueño pero con una gran disposición a orar y encomendar sus necesidades a la Santísima Virgen.

Con información de Religión en Libertad.

 

Loading
Creyente en Lahore, Pakistán, transporta devotos gratis a Santuario desde hace 20 años

Lahore (Lunes, 26-09-2016, Gaudium Press) Cuando Arif Sadiq, un sencillo hombre católico de Lahore, Pakistán, y conductor de profesión, encontró que no podía tener hijos en cinco años de matrimonio, se le ocurrió una idea que cambiaría su vida y se convertiría en un llamativo testimonio de fe: Ofreció a la Santísima Virgen la promesa de transportar de forma gratuita a sus devotos al Santuario Nacional de Mariambad si ella le regalaba la gracia de poder procrear.

Mariamabad_Pakistan Gaudium Press.jpg
Procesión mariana en Mariambad, Pakistán. Foto: Religión en Libertad.
"Prometí a la Virgen que le llevaría la mayor cantidad posible de fieles, con la esperanza de ser bendecido con el don de un niño", explicó a AsiaNews Sadiq, quien lleva 20 años desempeñando esta noble labor, fiel a su palabra empeñada. La Madre de Dios cumplió también su parte del pacto y Sadiq cuenta hoy con cinco hijos.

Cuando se avecina la Fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen (08 de septiembre), el Santuario de Mariambad ("Ciudad de María") se convierte en destino de multitudinarias peregrinaciones. Sadiq prepara su camión y cubre una distancia de 200 kilómetros con el mayor número de peregrinos posible. Según AsiaNews, en este año consiguió llevar 60 personas desde Ahata Malik Basu. Su servicio le cuesta unas seis mil rupias de combustible y peajes, además de lo que ganaría por su trabajo como conductor. Pero el creyente no carga ningún costo a los devotos: "esta es mi contribución para ayudar a la misión de la Iglesia", afirmó.

"Estoy contento de transportar a personas que rezan con cualquier clima, haya sol o llueva", relató. "Rezamos antes y después del embarque de los pasajeros". Si bien un viaje de 200 kilómetros podría significar un trayecto relativamente corto, para los fieles es una auténtica peregrinación en medio de un congestionado tráfico durante ocho horas de camino, animadas con cánticos marianos y oraciones.

Los peregrinos viajan de noche, aprovechando la relajación de las normas locales que impiden los trayectos nocturnos y llegan al Santuario con apenas unas tres horas de sueño pero con una gran disposición a orar y encomendar sus necesidades a la Santísima Virgen.

Con información de Religión en Libertad.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Las reliquias visitarán 11 Arquidiócesis y Diócesis del país. ...
 
La afirmación fue hecha por Mons. Anacleto Oliveira, Obispo de Viana de Castelo a propósito de la ...
 
En los últimos días, una expresión ha llamado la atención de millares de personas en le mundo en ...
 
La coordinación del evento es a cargo de la Presidente de la Academia Portuguesa de Historia, Manue ...
 
Desde el lunes hasta este miércoles, 26 de abril, se realizó la 19ª reunión del Consejo de Carde ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading