Loading
 
 
 
Loading
 
Las Promesas del Santo Rosario
Loading
 
6 de Octubre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Jueves, 06-10-2016, Gaudium Press) Entramos ya en el mes de octubre, un tiempo especial que la Iglesia Católica dedica para meditar sobre los misterios del Santo Rosario y en el gran valor que tiene esta oración mariana, que significa "corona de rosas".

Domingo de guzman.JPG
Domingo de Guzmán recibe el Rosario.
Fue a Santo Domingo de Guzmán, Fundador de la Orden de los Predicadores -Dominicos- a quien Nuestra Señora, a finales del siglo XII, le confió el Santo Rosario y lo llamó a propagar esta devoción. El hecho ocurrió en el año 1208 cuando el santo español se encontraba evangelizando en el sur de Francia donde muchos se habían apartado de la Iglesia Católica a causa de la herejía albingense, que hablaba de la existencia del dios del bien y del dios del mal.

El suceso prodigioso es narrado por el Beato Alano de la Rupe, también Dominico, quien lo expone en detalle en su libro "De la dignidad del Salterio de María":

"Viendo Santo Domingo que los crímenes de los hombres obstaculizan la conversión de los albigenses, entró en un bosque próximo a Tolosa y permaneció allí tres días y tres noches dedicado a la penitencia, a la oración continua, sin cesar de gemir llorar y mortificar su cuerpo con disciplinas para calmar la cólera divina, hasta que cayó medio muerto. La Santísima Virgen se le apareció en compañía de tres princesas celestiales y le dijo: ‘¿Sabes, querido Domingo de qué arma se ha valido la Santísima Trinidad para reformar el mundo?'. Luego la Madre de Dios le respondió: ‘(...) la principal pieza de batalla ha sido el salterio angélico (El Rosario), que es el fundamento del Nuevo Testamento. Por ello, si quieres ganar para Dios esos corazones endurecidos predica mi salterio'".

Fue justamente al Beato Alano de la Rupe, unos siglos después -en la segunda mitad del siglo XV- a quien la Virgen le reveló sus quince promesas para quienes recen con frecuencia el Santo Rosario, pidiéndole, en obediencia, diera a conocer todo cuanto había visto y oído.

Estas son las promesas de Nuestra Señora para quienes rezan frecuentemente y con devoción la oración mariana:

  1. A todos los que recen devotamente mi Rosario, les prometo mi protección especial y grandísimas gracias. 
  2. Quien persevere en el rezo de mi Rosario recibirá grandes beneficios. 
  3. El Rosario es un escudo poderoso contra el infierno; destruirá los vicios, librará del pecado, abatirá las herejías. 
  4. Santo Rosario.jpgEl Rosario hará germinar las virtudes y las buenas obras para que las almas consigan la Misericordia divina. Sustituirá en el corazón de los hombres el amor del mundo con el amor de Dios, elevándoles a desear los bienes celestiales y eternos. ¡Cuántas almas se santificarán con este medio! 
  5. El que se encomiende a mí con el Rosario, no perecerá. 
  6. El que rece devotamente mi Rosario, meditando sus misterios, no se verá oprimido por la desgracia. Si es pecador se convertirá; si es justo, perseverará en gracia y será digno de la vida eterna.
  7. Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos de la Iglesia. 
  8. Todos los que recen mi Rosario tendrán durante su vida y en su muerte la luz de Dios, la plenitud de su gracia y serán partícipes de los méritos de los bienaventurados. 
  9. Libraré bien pronto del purgatorio a las almas devotas de mi Rosario. 
  10. Los verdaderos hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular. 
  11. Todo lo que pidáis por medio del Rosario, lo alcanzaréis. 
  12. Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario. 
  13. He obtenido de mi Hijo que todos los miembros de la Confraternidad del Rosario tengan como hermanos a los santos del cielo durante su vida y en la hora de su muerte. 
  14. Los que rezan fielmente mi Rosario son todos hijos míos muy amados, hermanos y hermanas de Jesucristo. 
  15. La devoción a mi Rosario es una señal manifiesta de predestinación de Gloria.

De la redacción de Gaudium Press, con información de dominicos.org y 30giorni.it.

 

Loading
Las Promesas del Santo Rosario

Redacción (Jueves, 06-10-2016, Gaudium Press) Entramos ya en el mes de octubre, un tiempo especial que la Iglesia Católica dedica para meditar sobre los misterios del Santo Rosario y en el gran valor que tiene esta oración mariana, que significa "corona de rosas".

Domingo de guzman.JPG
Domingo de Guzmán recibe el Rosario.
Fue a Santo Domingo de Guzmán, Fundador de la Orden de los Predicadores -Dominicos- a quien Nuestra Señora, a finales del siglo XII, le confió el Santo Rosario y lo llamó a propagar esta devoción. El hecho ocurrió en el año 1208 cuando el santo español se encontraba evangelizando en el sur de Francia donde muchos se habían apartado de la Iglesia Católica a causa de la herejía albingense, que hablaba de la existencia del dios del bien y del dios del mal.

El suceso prodigioso es narrado por el Beato Alano de la Rupe, también Dominico, quien lo expone en detalle en su libro "De la dignidad del Salterio de María":

"Viendo Santo Domingo que los crímenes de los hombres obstaculizan la conversión de los albigenses, entró en un bosque próximo a Tolosa y permaneció allí tres días y tres noches dedicado a la penitencia, a la oración continua, sin cesar de gemir llorar y mortificar su cuerpo con disciplinas para calmar la cólera divina, hasta que cayó medio muerto. La Santísima Virgen se le apareció en compañía de tres princesas celestiales y le dijo: ‘¿Sabes, querido Domingo de qué arma se ha valido la Santísima Trinidad para reformar el mundo?'. Luego la Madre de Dios le respondió: ‘(...) la principal pieza de batalla ha sido el salterio angélico (El Rosario), que es el fundamento del Nuevo Testamento. Por ello, si quieres ganar para Dios esos corazones endurecidos predica mi salterio'".

Fue justamente al Beato Alano de la Rupe, unos siglos después -en la segunda mitad del siglo XV- a quien la Virgen le reveló sus quince promesas para quienes recen con frecuencia el Santo Rosario, pidiéndole, en obediencia, diera a conocer todo cuanto había visto y oído.

Estas son las promesas de Nuestra Señora para quienes rezan frecuentemente y con devoción la oración mariana:

  1. A todos los que recen devotamente mi Rosario, les prometo mi protección especial y grandísimas gracias. 
  2. Quien persevere en el rezo de mi Rosario recibirá grandes beneficios. 
  3. El Rosario es un escudo poderoso contra el infierno; destruirá los vicios, librará del pecado, abatirá las herejías. 
  4. Santo Rosario.jpgEl Rosario hará germinar las virtudes y las buenas obras para que las almas consigan la Misericordia divina. Sustituirá en el corazón de los hombres el amor del mundo con el amor de Dios, elevándoles a desear los bienes celestiales y eternos. ¡Cuántas almas se santificarán con este medio! 
  5. El que se encomiende a mí con el Rosario, no perecerá. 
  6. El que rece devotamente mi Rosario, meditando sus misterios, no se verá oprimido por la desgracia. Si es pecador se convertirá; si es justo, perseverará en gracia y será digno de la vida eterna.
  7. Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos de la Iglesia. 
  8. Todos los que recen mi Rosario tendrán durante su vida y en su muerte la luz de Dios, la plenitud de su gracia y serán partícipes de los méritos de los bienaventurados. 
  9. Libraré bien pronto del purgatorio a las almas devotas de mi Rosario. 
  10. Los verdaderos hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular. 
  11. Todo lo que pidáis por medio del Rosario, lo alcanzaréis. 
  12. Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario. 
  13. He obtenido de mi Hijo que todos los miembros de la Confraternidad del Rosario tengan como hermanos a los santos del cielo durante su vida y en la hora de su muerte. 
  14. Los que rezan fielmente mi Rosario son todos hijos míos muy amados, hermanos y hermanas de Jesucristo. 
  15. La devoción a mi Rosario es una señal manifiesta de predestinación de Gloria.

De la redacción de Gaudium Press, con información de dominicos.org y 30giorni.it.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/82696-Las-Promesas-del-Santo-Rosario-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El autor recomienda aprender de los grandes defensores de la fe en tiempos de paganismo. ...
 
Los ornamentos litúrgicos son dispuestos de una forma devota y creativa en honor de las principales ...
 
El London Oratory Schola Cantorum lanza un nuevo álbum y realizará una gira mundial. ...
 
Mosul era considerada la capital cristiana de Irak. En junio de 2014 fue invadida por fuerzas extrem ...
 
Desde la Antigua Ley, la persona del sacerdote es cercada de una dignidad que requiere vida ejemplar ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading