Loading
 
 
 
Loading
 
El "Plan de batalla" de Obispo nigeriano contra el terrorismo: El Santo Rosario
Loading
 
13 de Octubre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Londres (Jueves, 13-10-2016, Gaudium Press) Mons. Oliver Doeme, Obispo de Maiduguri, Nigeria, es uno de los prelados que enfrenta directamente los estragos de la violencia terrorista del grupo Boko Haram, responsable de numerosos atentados anticristianos y el desplazamiento de miles de familias en el norte de Nigeria. Para contrarrestar esta situación, el Obispo ha convocado a una campaña de oración para pedir a Dios su intervención para detener la violencia y visitó Londres, Inglaterra para convocar el apoyo de los creyentes. "Debemos promover la devoción a Nuestra Señora", indicó. "María es la solución para el mundo de hoy".

MONS DOEME GAUDIUM PRESS.jpeg
Mons. Oliver Doeme, Obispo de Maiduguri, Nigeria. Foto: #WeAreN2106.
"Boko Haram Haram quiere destruir la Cristiandad en el noroeste, en Nigeria y más allá, incluso en el mundo entero", explicó el prelado en entrevista con National Catholic Register. Según el Obispo, cerca de cinco mil católicos ya han sido eliminados por el grupo terrorista. "Ellos están en el Cielo con los millones de otros Santos y Mártires, intercediendo por nosotros ahora", exclamó. El prelado expuso cómo 25 de sus 46 sacerdotes han sido expulsados de sus territorios, y 45 religiosas han tenido que refugiarse en otros lugares. 350 templos se han destruido y 22 centros parroquiales y capellanías han sido abandonadas.

Una respuesta celestial

Sin embargo, Mons. Doeme conserva la esperanza, porque una experiencia que vivió en octubre de 2014 le mostró una salida. "Estaba en mi capilla en oración privada, recitando el Rosario ante el Santísimo Sacramento expuesto. Entonces el Señor se me apareció, de pie junto al altar. Fue una visión, no físico", relató el Obispo. "Él se apareció como Jesús, el Buen Pastor, y sostenía una espada con ambas manos. Ante esto me puse nervioso. Le dije: 'Señor, ¿qué es esto?' Él no dijo nada, sólo se comenzó a aproximar, se inclinó hacia mí y me dio la espada, la cual se transformó en un Rosario". La visión concluyó cuando Jesucristo dijo en inglés: "Boko haram se ha ido; Boko Haram se ha ido; Boko Haram se ha ido".

Mons. Doeme afirmó que mantuvo esto en silencio durante meses y reflexionó que Jesús se había manifestado porque conoce el dolor de su pueblo y desea fortalecer su fe en momentos en que flaquea su esperanza. "No se apareció a mí porque yo fuera grande. Soy un pobre pecador. Él hizo esto para fortalecer a su pueblo, especialmente con el Rosario", explicó. Por este motivo decidió revelar el hecho en enero de 2015, consagrando su Diócesis al Inmaculado Corazón de María y redactando una Carta Pastoral pidiendo el rezo del Santo Rosario y la realización de procesiones en todos los lugares.

Mons. Doeme citó la intervención de la Santísima Virgen como la razón por la cual Brasil no cayó en el comunismo después de que el Cardenal Jaime de Barros Camara liderara una campaña de oración en 1964 y la caída del régimen del dictador Marcos en Filipinas en 1986 después de que el Cardenal Jaime Sin convocara a un multitudinario Rosario en el que participaron más de dos millones de personas. En ambos casos, la victoria se obtuvo pacíficamente. "No podría comenzar a decir exactamente cómo María Madre hará esto, eso sería como anticipar la mente de Dios y de Nuestra Señora. Ella tiene su propia forma de intervenir, así que dejaremos que sea su designio", comentó. "Estoy seguro de que sucederá. Lo estamos viendo: Boko Haram está retrocediendo, ahora se oculta en los bosques".

Ya ocurren milagros

El prelado afirmó que ya han ocurrido milagros, como la liberación de creyentes secuestrados y el llamativo caso de una familia preservada de la toma de su poblado por parte del grupo terrorista. "Una familia resultó inesperadamente atrapada dentro de su casa. Los vehículos de Boko haram incluso se aparcaban justo fuera, pero milagrosamente nunca entraron a la casa", relató. "La familia se mantuvo dentro de la casa y ¿sabe usted? Su comida nunca se acabó, y su agua nunca se acabó, y esto se extendió por meses. La familia estuvo rezando el Rosario en la mañana, a mediodía y en la noche y se mantuvo segura y viva. Es como si Nuestra Señora cegara a Boko Haram, hizo la casa invisible".

El prelado aseguró que no desea huir a un lugar más seguro, ni considera que su pueblo deba desplazarse. "Este es nuestro hogar, nuestra tierra. ¿A dónde irán? Estamos listos para quedarnos", afirmó. "¿No murió el Señor en la cruz por mí? Entonces, ¿por qué no renunciaría a mi vida por Él? No es demasiado duro hacerlo, considerando lo que Nuestro Señor ha hecho por mí. No huiré". El prelado pidió a los creyentes de los demás países unirse en oración, no sólo por las necesidades de Nigeria. "Hay muchos demonios en el mundo, y Boko Haram es diabólico, pero también hay demonios en Occidente, especialmente el secularismo", advirtió. "La Iglesia debería estar a la altura de la situación, porque sólo la Santísima Virgen María puede contener los demonios. Debemos promover la devoción a Nuestra Señora, sí. María es la solución para el mundo de hoy".

Con información de National Catholic Register.

 

Loading
El "Plan de batalla" de Obispo nigeriano contra el terrorismo: El Santo Rosario

Londres (Jueves, 13-10-2016, Gaudium Press) Mons. Oliver Doeme, Obispo de Maiduguri, Nigeria, es uno de los prelados que enfrenta directamente los estragos de la violencia terrorista del grupo Boko Haram, responsable de numerosos atentados anticristianos y el desplazamiento de miles de familias en el norte de Nigeria. Para contrarrestar esta situación, el Obispo ha convocado a una campaña de oración para pedir a Dios su intervención para detener la violencia y visitó Londres, Inglaterra para convocar el apoyo de los creyentes. "Debemos promover la devoción a Nuestra Señora", indicó. "María es la solución para el mundo de hoy".

MONS DOEME GAUDIUM PRESS.jpeg
Mons. Oliver Doeme, Obispo de Maiduguri, Nigeria. Foto: #WeAreN2106.
"Boko Haram Haram quiere destruir la Cristiandad en el noroeste, en Nigeria y más allá, incluso en el mundo entero", explicó el prelado en entrevista con National Catholic Register. Según el Obispo, cerca de cinco mil católicos ya han sido eliminados por el grupo terrorista. "Ellos están en el Cielo con los millones de otros Santos y Mártires, intercediendo por nosotros ahora", exclamó. El prelado expuso cómo 25 de sus 46 sacerdotes han sido expulsados de sus territorios, y 45 religiosas han tenido que refugiarse en otros lugares. 350 templos se han destruido y 22 centros parroquiales y capellanías han sido abandonadas.

Una respuesta celestial

Sin embargo, Mons. Doeme conserva la esperanza, porque una experiencia que vivió en octubre de 2014 le mostró una salida. "Estaba en mi capilla en oración privada, recitando el Rosario ante el Santísimo Sacramento expuesto. Entonces el Señor se me apareció, de pie junto al altar. Fue una visión, no físico", relató el Obispo. "Él se apareció como Jesús, el Buen Pastor, y sostenía una espada con ambas manos. Ante esto me puse nervioso. Le dije: 'Señor, ¿qué es esto?' Él no dijo nada, sólo se comenzó a aproximar, se inclinó hacia mí y me dio la espada, la cual se transformó en un Rosario". La visión concluyó cuando Jesucristo dijo en inglés: "Boko haram se ha ido; Boko Haram se ha ido; Boko Haram se ha ido".

Mons. Doeme afirmó que mantuvo esto en silencio durante meses y reflexionó que Jesús se había manifestado porque conoce el dolor de su pueblo y desea fortalecer su fe en momentos en que flaquea su esperanza. "No se apareció a mí porque yo fuera grande. Soy un pobre pecador. Él hizo esto para fortalecer a su pueblo, especialmente con el Rosario", explicó. Por este motivo decidió revelar el hecho en enero de 2015, consagrando su Diócesis al Inmaculado Corazón de María y redactando una Carta Pastoral pidiendo el rezo del Santo Rosario y la realización de procesiones en todos los lugares.

Mons. Doeme citó la intervención de la Santísima Virgen como la razón por la cual Brasil no cayó en el comunismo después de que el Cardenal Jaime de Barros Camara liderara una campaña de oración en 1964 y la caída del régimen del dictador Marcos en Filipinas en 1986 después de que el Cardenal Jaime Sin convocara a un multitudinario Rosario en el que participaron más de dos millones de personas. En ambos casos, la victoria se obtuvo pacíficamente. "No podría comenzar a decir exactamente cómo María Madre hará esto, eso sería como anticipar la mente de Dios y de Nuestra Señora. Ella tiene su propia forma de intervenir, así que dejaremos que sea su designio", comentó. "Estoy seguro de que sucederá. Lo estamos viendo: Boko Haram está retrocediendo, ahora se oculta en los bosques".

Ya ocurren milagros

El prelado afirmó que ya han ocurrido milagros, como la liberación de creyentes secuestrados y el llamativo caso de una familia preservada de la toma de su poblado por parte del grupo terrorista. "Una familia resultó inesperadamente atrapada dentro de su casa. Los vehículos de Boko haram incluso se aparcaban justo fuera, pero milagrosamente nunca entraron a la casa", relató. "La familia se mantuvo dentro de la casa y ¿sabe usted? Su comida nunca se acabó, y su agua nunca se acabó, y esto se extendió por meses. La familia estuvo rezando el Rosario en la mañana, a mediodía y en la noche y se mantuvo segura y viva. Es como si Nuestra Señora cegara a Boko Haram, hizo la casa invisible".

El prelado aseguró que no desea huir a un lugar más seguro, ni considera que su pueblo deba desplazarse. "Este es nuestro hogar, nuestra tierra. ¿A dónde irán? Estamos listos para quedarnos", afirmó. "¿No murió el Señor en la cruz por mí? Entonces, ¿por qué no renunciaría a mi vida por Él? No es demasiado duro hacerlo, considerando lo que Nuestro Señor ha hecho por mí. No huiré". El prelado pidió a los creyentes de los demás países unirse en oración, no sólo por las necesidades de Nigeria. "Hay muchos demonios en el mundo, y Boko Haram es diabólico, pero también hay demonios en Occidente, especialmente el secularismo", advirtió. "La Iglesia debería estar a la altura de la situación, porque sólo la Santísima Virgen María puede contener los demonios. Debemos promover la devoción a Nuestra Señora, sí. María es la solución para el mundo de hoy".

Con información de National Catholic Register.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/82840-El--Plan-de-batalla--de-Obispo-nigeriano-contra-el-terrorismo--El-Santo-Rosario. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El gótico es, antes que nada, un vuelo de espíritu ...
 
Tras ocho años, los obispos del Ecuador realizarán su visita Ad Limina. Del 25 al 29 de septiembre ...
 
"Ni que decir del efecto que produce el sonido y diapasón de un instrumento musical. La personalida ...
 
Esta pastoral no se limita a los sacramentos; sino que va más allá a través de una acción pastor ...
 
En Salvador -Brasil, las parroquias dedicadas a San Francisco de Asís ya están preparando los home ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading