Loading
 
 
 
Loading
 
Papa celebró Misa en sufragio de cardenales y obispos fallecidos
Loading
 
7 de Noviembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 07-11-2016, Gaudium Press) En la mañana de este viernes, 04/11, el Papa Francisco celebró la eucaristía en el Altar de la Cátedra de la Capilla Papal de la Basílica de San Pedro en sufragio de las almas de los Cardenales y Obispos fallecidos durante el último año.

En las palabras pronunciadas en la ocasión, el Pontífice acentuó que la memoria de los fieles difuntos "suscita en cada año, en la comunidad eclesial, el pensamiento de la vida más allá de la muerte y sobre todo del encuentro definitivo con el Señor.
Él será Juez de nuestro recorrido terrenal; un juez cuyas características son la misericordia y la piedad".

"Reunidos aquí hoy en torno al altar del Señor en oración de sufragio para los Cardenales y Obispos que concluyeron su jornada terrenal durante los últimos 12 meses", recordó el Papa.

Entregarlos a la bondad del Padre

Francisco continuó con sus palabras: "Y mientras los entregamos, una vez más, a la bondad misericordiosa del Padre, renovamos nuestro reconocimiento por el testimonio de vida cristiana y sacerdotal que ellos nos dejaron. Estos nuestros hermanos alcanzaron la meta, después de haber servido a la Iglesia y haber amado al Señor Jesús, en aquella certeza del amor que el Apóstol Pablo nos recordó en la segunda lectura: ¿quién nos separará del amor de Cristo"?

Camino rumbo a la Casa del Padre

El Papa resaltó que el camino rumbo a la casa del Padre "comienza, para cada uno de nosotros, en el mismo día en que abrimos los ojos a la luz y, mediante el Bautismo, para la Gracia. Una etapa importante de este camino, para nosotros Obispos y sacerdotes, continuó Francisco, es el momento en que pronunciamos nuestro "heme aquí", durante la ordenación sacerdotal.

De hecho, afirmó el Santo Padre, a partir de aquel momento estamos unidos de manera especial con Cristo, asociados a su sacerdocio ministerial. Y en la hora de la muerte pronunciaremos el último "heme aquí" unido al mismo pronunciamiento hecho por Jesús, que murió, precisamente entregando su espíritu en las manos del Padre."

Expresó el Papa que "los Cardenales y los Obispos que hoy recordamos en esta celebración litúrgica, durante toda su vida, sobre todo después de haberla consagrado a Dios, se dedicaron enteramente a testimoniar y a dar a los otros, el amor de Cristo. Y mediante la palabra y el ejemplo, exhortaron los fieles a hacer lo mismo. Ellos fueron pastores del gran rebaño de Cristo, y, a imitación de Cristo, se dedicaron, se ofrecieron y se sacrificaron para la salvación del pueblo de Dios que les fuera confiado.

Por eso, concluyó diciendo Francisco, al término de su existencia, pensamos que el Señor "los apreció como ofrenda de un holocausto".

En la luz de la fe, nos sentimos más próximos de los Hermanos difuntos

"La luz del Misterio Pascual de Cristo, su muerte es, en realidad, el ingreso a la plenitud de la vida. En esta luz de la fe, nos sentimos todavía más próximos de nuestros Hermanos difuntos: la muerte aparentemente nos separó de ellos, pero la potencia de Cristo y de su Espíritu nos une de manera aún más profunda. Continuaremos sintiendo la cercanía de su presencia en la comunión de los santos. Nutridos por el Pan de la vida, también nosotros, juntos con todos aquellos que nos precedieron, atendemos con firme esperanza el día del encuentro frente-a-frente con el rostro luminoso y misericordioso del Padre". (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de RV)

 

Loading
Papa celebró Misa en sufragio de cardenales y obispos fallecidos

Ciudad del Vaticano (Lunes, 07-11-2016, Gaudium Press) En la mañana de este viernes, 04/11, el Papa Francisco celebró la eucaristía en el Altar de la Cátedra de la Capilla Papal de la Basílica de San Pedro en sufragio de las almas de los Cardenales y Obispos fallecidos durante el último año.

En las palabras pronunciadas en la ocasión, el Pontífice acentuó que la memoria de los fieles difuntos "suscita en cada año, en la comunidad eclesial, el pensamiento de la vida más allá de la muerte y sobre todo del encuentro definitivo con el Señor.
Él será Juez de nuestro recorrido terrenal; un juez cuyas características son la misericordia y la piedad".

"Reunidos aquí hoy en torno al altar del Señor en oración de sufragio para los Cardenales y Obispos que concluyeron su jornada terrenal durante los últimos 12 meses", recordó el Papa.

Entregarlos a la bondad del Padre

Francisco continuó con sus palabras: "Y mientras los entregamos, una vez más, a la bondad misericordiosa del Padre, renovamos nuestro reconocimiento por el testimonio de vida cristiana y sacerdotal que ellos nos dejaron. Estos nuestros hermanos alcanzaron la meta, después de haber servido a la Iglesia y haber amado al Señor Jesús, en aquella certeza del amor que el Apóstol Pablo nos recordó en la segunda lectura: ¿quién nos separará del amor de Cristo"?

Camino rumbo a la Casa del Padre

El Papa resaltó que el camino rumbo a la casa del Padre "comienza, para cada uno de nosotros, en el mismo día en que abrimos los ojos a la luz y, mediante el Bautismo, para la Gracia. Una etapa importante de este camino, para nosotros Obispos y sacerdotes, continuó Francisco, es el momento en que pronunciamos nuestro "heme aquí", durante la ordenación sacerdotal.

De hecho, afirmó el Santo Padre, a partir de aquel momento estamos unidos de manera especial con Cristo, asociados a su sacerdocio ministerial. Y en la hora de la muerte pronunciaremos el último "heme aquí" unido al mismo pronunciamiento hecho por Jesús, que murió, precisamente entregando su espíritu en las manos del Padre."

Expresó el Papa que "los Cardenales y los Obispos que hoy recordamos en esta celebración litúrgica, durante toda su vida, sobre todo después de haberla consagrado a Dios, se dedicaron enteramente a testimoniar y a dar a los otros, el amor de Cristo. Y mediante la palabra y el ejemplo, exhortaron los fieles a hacer lo mismo. Ellos fueron pastores del gran rebaño de Cristo, y, a imitación de Cristo, se dedicaron, se ofrecieron y se sacrificaron para la salvación del pueblo de Dios que les fuera confiado.

Por eso, concluyó diciendo Francisco, al término de su existencia, pensamos que el Señor "los apreció como ofrenda de un holocausto".

En la luz de la fe, nos sentimos más próximos de los Hermanos difuntos

"La luz del Misterio Pascual de Cristo, su muerte es, en realidad, el ingreso a la plenitud de la vida. En esta luz de la fe, nos sentimos todavía más próximos de nuestros Hermanos difuntos: la muerte aparentemente nos separó de ellos, pero la potencia de Cristo y de su Espíritu nos une de manera aún más profunda. Continuaremos sintiendo la cercanía de su presencia en la comunión de los santos. Nutridos por el Pan de la vida, también nosotros, juntos con todos aquellos que nos precedieron, atendemos con firme esperanza el día del encuentro frente-a-frente con el rostro luminoso y misericordioso del Padre". (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de RV)

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/83374-Papa-celebro-Misa-en-sufragio-de-cardenales-y-obispos-fallecidos-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El P. Patrice Chocholski presentó a los medios filipinos la importancia del evento. ...
 
Un reporte da cuenta de un testimonio anónimo de oposición a las presiones de las autoridades. ...
 
Piezas de diversos países escritas desde el siglo XII al XX componen la selección musical de la p ...
 
La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading