Loading
 
 
 
Loading
 
Salvación: el Reino de Dios se da en la esperanza, dice Francisco
Loading
 
11 de Noviembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Viernes, 11-11-2016, Gaudium Press) En la mañana de este jueves el Papa Francisco presidió la misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta, en el Vaticano.

En su homilía él tejió comentarios a propósito de las lecturas sugeridas por la liturgia del día.

Francisco trató del trecho del Evangelio propuesto para ayer. Él recordó que Jesús responde a la curiosidad de los fariseos que le preguntaron: "¿Cuándo vendrá el reino de Dios?".

"Ya vino, -respondió Jesús- ¡está en medio de vosotros!".

El Pontífice explicó que vino como una pequeña semilla que es sembrada y crece con el tiempo. Es Dios que la hace crecer, pero sin llamar la atención:

"El Reino de Dios no es una religión del espectáculo, que siempre buscan cosas nuevas, revelaciones, mensajes... Dios habló en Jesucristo: esta es la última Palabra de Dios. Las otras son como fuegos de artificio que te iluminan por un instante y después, ¿qué queda? Nada. No hay crecimiento, no hay luz, no hay nada: un instante.

Muchas veces, somos tentados por esta religión del espectáculo, tentados en buscar cosas extrañas a la revelación, a la mansedumbre del Reino de Dios que está en medio de nosotros y crece. Y esto no es esperanza: es la voluntad de poseer algo en manos.

Nuestra salvación se da en la esperanza, la esperanza que tiene el hombre que siembra el grano o la mujer que prepara el pan, mezclando fermento y harina: la esperanza que ella crezca. Al contrario, esta luminosidad artificial se concentra en un momento y después acaba, como los fuegos de artificio. No son suficientes para iluminar una casa; es un espectáculo".

En la espera de la Plenitud del Reino de Dios, qué hacer

¿Qué debemos hacer mientras esperamos que llegue la plenitud del reino de Dios?

Responde el Papa:

"Cuidar con paciencia. La paciencia en nuestro trabajo, en nuestros sufrimientos.... Cuidar como cuida el hombre que plantó la semilla, protege la planta y se preocupa para que no haya una hierba dañina cerca de ella, para que la planta crezca. Cuidar de la esperanza.
Y aquí, continuó el Papa, está la pregunta que yo hago a ustedes hoy:

"Si el Reino de Dios está en medio de nosotros, si todos nosotros tenemos esta semilla dentro, tenemos el Espíritu Santo allí, ¿cómo yo cuido de él? ¿Cómo discierno, cómo puedo discernir la planta buena del grano de la intriga? El Reino de Dios crece y nosotros qué debemos hacer? Cuidar. Crecer en la esperanza, cuidar de la esperanza. Porque en la esperanza fuimos salvados. Y este es el hilo: la esperanza es el hilo de la historia de la salvación. La esperanza de encontrar al Señor definitivamente".

El Reino de Dios y la Esperanza

"El Reino de Dios se fortalece en la esperanza", resaltó Francisco:

"Preguntemos a nosotros mismos: ‘¿Yo tengo esperanza? ¿O voy adelante, voy adelante como puedo y no sé discernir el bien del mal, el grano de la intriga, la luz, la mansa luz del Espíritu Santo de la luminosidad artificial?

Interroguémonos sobre nuestra esperanza en esta semilla que está creciendo en nosotros, y sobre cómo protegemos nuestra esperanza.

El Reino de Dios está en medio de nosotros, pero nosotros debemos con el reposo, con el trabajo, con el discernimiento proteger la esperanza de este Reino de Dios que crece, hasta el momento en que vendrá el Señor y todo será transformado. En un instante: ¡todo! El mundo, nosotros, todo. Y como dice Pablo a los cristianos de Tesalónica, en aquel momento permaneceremos todos con Él", finalizó el Santo Padre. (JSG)

 

Loading
Salvación: el Reino de Dios se da en la esperanza, dice Francisco

Ciudad del Vaticano (Viernes, 11-11-2016, Gaudium Press) En la mañana de este jueves el Papa Francisco presidió la misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta, en el Vaticano.

En su homilía él tejió comentarios a propósito de las lecturas sugeridas por la liturgia del día.

Francisco trató del trecho del Evangelio propuesto para ayer. Él recordó que Jesús responde a la curiosidad de los fariseos que le preguntaron: "¿Cuándo vendrá el reino de Dios?".

"Ya vino, -respondió Jesús- ¡está en medio de vosotros!".

El Pontífice explicó que vino como una pequeña semilla que es sembrada y crece con el tiempo. Es Dios que la hace crecer, pero sin llamar la atención:

"El Reino de Dios no es una religión del espectáculo, que siempre buscan cosas nuevas, revelaciones, mensajes... Dios habló en Jesucristo: esta es la última Palabra de Dios. Las otras son como fuegos de artificio que te iluminan por un instante y después, ¿qué queda? Nada. No hay crecimiento, no hay luz, no hay nada: un instante.

Muchas veces, somos tentados por esta religión del espectáculo, tentados en buscar cosas extrañas a la revelación, a la mansedumbre del Reino de Dios que está en medio de nosotros y crece. Y esto no es esperanza: es la voluntad de poseer algo en manos.

Nuestra salvación se da en la esperanza, la esperanza que tiene el hombre que siembra el grano o la mujer que prepara el pan, mezclando fermento y harina: la esperanza que ella crezca. Al contrario, esta luminosidad artificial se concentra en un momento y después acaba, como los fuegos de artificio. No son suficientes para iluminar una casa; es un espectáculo".

En la espera de la Plenitud del Reino de Dios, qué hacer

¿Qué debemos hacer mientras esperamos que llegue la plenitud del reino de Dios?

Responde el Papa:

"Cuidar con paciencia. La paciencia en nuestro trabajo, en nuestros sufrimientos.... Cuidar como cuida el hombre que plantó la semilla, protege la planta y se preocupa para que no haya una hierba dañina cerca de ella, para que la planta crezca. Cuidar de la esperanza.
Y aquí, continuó el Papa, está la pregunta que yo hago a ustedes hoy:

"Si el Reino de Dios está en medio de nosotros, si todos nosotros tenemos esta semilla dentro, tenemos el Espíritu Santo allí, ¿cómo yo cuido de él? ¿Cómo discierno, cómo puedo discernir la planta buena del grano de la intriga? El Reino de Dios crece y nosotros qué debemos hacer? Cuidar. Crecer en la esperanza, cuidar de la esperanza. Porque en la esperanza fuimos salvados. Y este es el hilo: la esperanza es el hilo de la historia de la salvación. La esperanza de encontrar al Señor definitivamente".

El Reino de Dios y la Esperanza

"El Reino de Dios se fortalece en la esperanza", resaltó Francisco:

"Preguntemos a nosotros mismos: ‘¿Yo tengo esperanza? ¿O voy adelante, voy adelante como puedo y no sé discernir el bien del mal, el grano de la intriga, la luz, la mansa luz del Espíritu Santo de la luminosidad artificial?

Interroguémonos sobre nuestra esperanza en esta semilla que está creciendo en nosotros, y sobre cómo protegemos nuestra esperanza.

El Reino de Dios está en medio de nosotros, pero nosotros debemos con el reposo, con el trabajo, con el discernimiento proteger la esperanza de este Reino de Dios que crece, hasta el momento en que vendrá el Señor y todo será transformado. En un instante: ¡todo! El mundo, nosotros, todo. Y como dice Pablo a los cristianos de Tesalónica, en aquel momento permaneceremos todos con Él", finalizó el Santo Padre. (JSG)

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/83486-Salvacion--el-Reino-de-Dios-se-da-en-la-esperanza--dice-Francisco. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Las acciones del grupo terrorista anticristiano Boko Haram bloquean la producción de alimentos. ...
 
Cada mes de mayo el rosal florece nuevamente junto al ábside del templo. ...
 
El evento es organizado por la Pontificia Unión Misional de Polonia, que cumple 100 años de funda ...
 
La misa se realizará a las 19:30 horas en San Francisco el Grande ...
 
Iniciada en este mes de diciembre, la 27ª edición de la Exposición Franciscana de Pesebres tiene ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading