Loading
 
 
 
Loading
 
Ante más de 70.000 peregrinos, el Papa clausuró el Año de la Misericordia
Loading
 
21 de Noviembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 21-11-2016, Gaudium Press) Ante más de 70.000 fieles y peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco clausuró ayer, en solemne eucaristía, el Año de la Misericordia, coincidiendo con la fiesta de Jesucristo Rey del Universo. En la homilía el Pontífice relacionó Realeza de Jesús y su infinita Misericordia.

1.png

"La solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo corona el año litúrgico y este Año santo de la misericordia. El Evangelio presenta la realeza de Jesús al culmen de su obra de salvación, y lo hace de una manera sorprendente", expresó el Papa. Su realeza, que manifiesta la "omnipotencia del amor", es motivo de júbilo de todos los hombres. "Compartimos con alegría la belleza de tener a Jesús como nuestro rey; su señorío de amor transforma el pecado en gracia, la muerte en resurrección, el miedo en confianza".

Entretanto, "sería poco creer que Jesús es Rey del universo y centro de la historia, sin que se convierta en el Señor de nuestra vida: todo es vano si no lo acogemos personalmente y si no lo acogemos incluso en su modo de reinar", señaló el Papa.

Los fieles, como partícipes del pueblo santo, "que tiene a Jesús como Rey", estamos llamados "a seguir su camino de amor concreto", a preguntarnos todos los días: "¿Qué me pide el amor? ¿Adónde me conduce? ¿Qué respuesta doy a Jesús con mi vida?".

Asimismo, "este Año de la misericordia nos ha invitado a redescubrir el centro, a volver a lo esencial. Este tiempo de misericordia nos llama a mirar al verdadero rostro de nuestro Rey, el que resplandece en la Pascua, y a redescubrir el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es acogedora, libre, fiel, pobre en los medios y rica en el amor, misionera", explicó Francisco.

En reconocimiento de la realeza de Cristo, debemos seguir el ejemplo del Buen Ladrón, que ruega diciendo: "«Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino». Esta persona, mirando simplemente a Jesús, creyó en su reino. Y no se encerró en sí mismo, sino que con sus errores, sus pecados y sus dificultades se dirigió a Jesús. Pidió ser recordado y experimentó la misericordia de Dios: «hoy estarás conmigo en el paraíso». Dios, apenas le damos la oportunidad, se acuerda de nosotros".

El Papa concluyó su homilía encomendando a la Virgen todas las situaciones difíciles, y pidiéndole que atienda todas las súplicas, las cuales no quedarán sin respuesta.

 

 

Loading
Ante más de 70.000 peregrinos, el Papa clausuró el Año de la Misericordia

Ciudad del Vaticano (Lunes, 21-11-2016, Gaudium Press) Ante más de 70.000 fieles y peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco clausuró ayer, en solemne eucaristía, el Año de la Misericordia, coincidiendo con la fiesta de Jesucristo Rey del Universo. En la homilía el Pontífice relacionó Realeza de Jesús y su infinita Misericordia.

1.png

"La solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo corona el año litúrgico y este Año santo de la misericordia. El Evangelio presenta la realeza de Jesús al culmen de su obra de salvación, y lo hace de una manera sorprendente", expresó el Papa. Su realeza, que manifiesta la "omnipotencia del amor", es motivo de júbilo de todos los hombres. "Compartimos con alegría la belleza de tener a Jesús como nuestro rey; su señorío de amor transforma el pecado en gracia, la muerte en resurrección, el miedo en confianza".

Entretanto, "sería poco creer que Jesús es Rey del universo y centro de la historia, sin que se convierta en el Señor de nuestra vida: todo es vano si no lo acogemos personalmente y si no lo acogemos incluso en su modo de reinar", señaló el Papa.

Los fieles, como partícipes del pueblo santo, "que tiene a Jesús como Rey", estamos llamados "a seguir su camino de amor concreto", a preguntarnos todos los días: "¿Qué me pide el amor? ¿Adónde me conduce? ¿Qué respuesta doy a Jesús con mi vida?".

Asimismo, "este Año de la misericordia nos ha invitado a redescubrir el centro, a volver a lo esencial. Este tiempo de misericordia nos llama a mirar al verdadero rostro de nuestro Rey, el que resplandece en la Pascua, y a redescubrir el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es acogedora, libre, fiel, pobre en los medios y rica en el amor, misionera", explicó Francisco.

En reconocimiento de la realeza de Cristo, debemos seguir el ejemplo del Buen Ladrón, que ruega diciendo: "«Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino». Esta persona, mirando simplemente a Jesús, creyó en su reino. Y no se encerró en sí mismo, sino que con sus errores, sus pecados y sus dificultades se dirigió a Jesús. Pidió ser recordado y experimentó la misericordia de Dios: «hoy estarás conmigo en el paraíso». Dios, apenas le damos la oportunidad, se acuerda de nosotros".

El Papa concluyó su homilía encomendando a la Virgen todas las situaciones difíciles, y pidiéndole que atienda todas las súplicas, las cuales no quedarán sin respuesta.

 

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/83658-Ante-mas-de-70-000-peregrinos--el-Papa-clausuro-el-Ano-de-la-Misericordia. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

...
 
"De repente, surgió un dedo de mano humana que hizo algunos trazos en una de las paredes del palaci ...
 
Según el Pontífice, es preciso encontrar esas resistencias y pedir ayuda a Dios, a fin de recono ...
 
"Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que te conducirá a Dios", será el tema de cin ...
 
Con ocasión de los 100 años de estas apariciones de la Virgen, el Papa ha concedido, "con la inher ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading