Loading
 
 
 
Loading
 
Se acerca la beatificación de religiosa argentina colaboradora del Cura Brochero
Loading
 
23 de Enero de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Lunes, 23-01-2017, Gaudium Press) Tras la reciente Canonización del Cura Brochero y la beatificación de Mama Antula, otra argentina está cada vez más cerca de recibir el honor de los altares. Se trata de la Madre Catalina María de Rodríguez, fundadora de la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

Madre Maria Catalina.jpg
La Madre Catalina María de Rodríguez, fundó la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

Según informó AICA, la Comisión Teológica de la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano aprobó por unanimidad el pasado jueves 20 de enero el milagro atribuido a la intercesión de la religiosa. Con esto sólo resta que la comisión de cardenales dé un veredicto positivo para que así el Santo Padre apruebe y anuncie la beatificación de la Madre Catalina.

El milagro, que ya había recibido un concepto positivo por parte de la junta médica de la Congregación vaticana, consiste en la curación de una mujer de Tucumán que sanó de manera inexplicable de una afección cardiaca, suceso que ocurrió hace ya 19 años a la madre de una profesora del colegio de las Esclavas de Tucumán.

Huérfana, esposa y luego religiosa

Catalina de María Rodríguez, cuyo nombre de cuna era Josefina Saturnina Rodríguez de Zavalía, nació en Córdoba, Argentina el 27 de noviembre de 1823, siendo la tercera hija del matrimonio de Hilario Rodríguez Orduña y Catalina Montenegro. Dentro de una familia con profundos valores cristianos, la pequeña fue bautizada el mismo día de su nacimiento en la Iglesia Catedral de Córdoba.

Huérfana de pequeña, quedó al cuidado sus tías, quienes estuvieron a cargo de su formación cristiana. A sus 17 años comienza a atender los Ejercicios Espirituales, donde descubrió su vocación para consagrar su vida a Dios, pero no la realizó en ese momento ya que en Argentina solo había conventos de clausura.

A los 29 años su llamado a la vida consagrada da un giro cuando se casa con el coronel Manuel Antonio de Zavalía, quien era viudo con dos hijos y con quien tuvo una hija, que tristemente murió al nacer. Tras vivir un tiempo en Paraná, regresa a Córdoba, donde Catalina queda viuda a los 42 años.

Fue en su viudez que la Sierva de Dios ve renacer su vocación y surge en su corazón el deseo de fundar una comunidad de señoras al servicio de mujeres vulnerables para catequizarlas a través de los Ejercicios Espirituales, y enseñarles a trabajar. Sueño que se materializó el 29 de septiembre de 1872 con la fundación de la Congregación de Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús.

En 1880, por solicitud del Cura Brochero y decisión de Josefina Saturnina, quien tomó por nombre religioso el de Catalina María, 16 hermanas Esclavas del Corazón de Jesús cruzan las Sierras Grandes a caballo para atender la Casa de Ejercicios y el Colegio de Niñas que había fundado el sacerdote argentino.

Fue precisamente a partir de este año cuando empieza la expansión de la Comunidad de las Esclavas en varios puntos de Argentina y de allí a países como Chile, España y Benín en África.

La Madre Catalina fallece en la casa madre de la comunidad en Córdoba el 5 de abril de 1896. Sus últimas palabras fueron: "Hijas mías os recomiendo la paz, la obediencia y la santa caridad".

Con información de AICA y colegiodejesus.org.

 

Loading
Se acerca la beatificación de religiosa argentina colaboradora del Cura Brochero

Redacción (Lunes, 23-01-2017, Gaudium Press) Tras la reciente Canonización del Cura Brochero y la beatificación de Mama Antula, otra argentina está cada vez más cerca de recibir el honor de los altares. Se trata de la Madre Catalina María de Rodríguez, fundadora de la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

Madre Maria Catalina.jpg
La Madre Catalina María de Rodríguez, fundó la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

Según informó AICA, la Comisión Teológica de la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano aprobó por unanimidad el pasado jueves 20 de enero el milagro atribuido a la intercesión de la religiosa. Con esto sólo resta que la comisión de cardenales dé un veredicto positivo para que así el Santo Padre apruebe y anuncie la beatificación de la Madre Catalina.

El milagro, que ya había recibido un concepto positivo por parte de la junta médica de la Congregación vaticana, consiste en la curación de una mujer de Tucumán que sanó de manera inexplicable de una afección cardiaca, suceso que ocurrió hace ya 19 años a la madre de una profesora del colegio de las Esclavas de Tucumán.

Huérfana, esposa y luego religiosa

Catalina de María Rodríguez, cuyo nombre de cuna era Josefina Saturnina Rodríguez de Zavalía, nació en Córdoba, Argentina el 27 de noviembre de 1823, siendo la tercera hija del matrimonio de Hilario Rodríguez Orduña y Catalina Montenegro. Dentro de una familia con profundos valores cristianos, la pequeña fue bautizada el mismo día de su nacimiento en la Iglesia Catedral de Córdoba.

Huérfana de pequeña, quedó al cuidado sus tías, quienes estuvieron a cargo de su formación cristiana. A sus 17 años comienza a atender los Ejercicios Espirituales, donde descubrió su vocación para consagrar su vida a Dios, pero no la realizó en ese momento ya que en Argentina solo había conventos de clausura.

A los 29 años su llamado a la vida consagrada da un giro cuando se casa con el coronel Manuel Antonio de Zavalía, quien era viudo con dos hijos y con quien tuvo una hija, que tristemente murió al nacer. Tras vivir un tiempo en Paraná, regresa a Córdoba, donde Catalina queda viuda a los 42 años.

Fue en su viudez que la Sierva de Dios ve renacer su vocación y surge en su corazón el deseo de fundar una comunidad de señoras al servicio de mujeres vulnerables para catequizarlas a través de los Ejercicios Espirituales, y enseñarles a trabajar. Sueño que se materializó el 29 de septiembre de 1872 con la fundación de la Congregación de Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús.

En 1880, por solicitud del Cura Brochero y decisión de Josefina Saturnina, quien tomó por nombre religioso el de Catalina María, 16 hermanas Esclavas del Corazón de Jesús cruzan las Sierras Grandes a caballo para atender la Casa de Ejercicios y el Colegio de Niñas que había fundado el sacerdote argentino.

Fue precisamente a partir de este año cuando empieza la expansión de la Comunidad de las Esclavas en varios puntos de Argentina y de allí a países como Chile, España y Benín en África.

La Madre Catalina fallece en la casa madre de la comunidad en Córdoba el 5 de abril de 1896. Sus últimas palabras fueron: "Hijas mías os recomiendo la paz, la obediencia y la santa caridad".

Con información de AICA y colegiodejesus.org.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/84880-Se-acerca-la-beatificacion-de-religiosa-argentina-colaboradora-del-Cura-Brochero. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El propósito del monumento es motivar a los fieles a "orar el Rosario con mayor devoción". ...
 
La entronización ocurrió el domingo 22 durante una celebración Eucarística en la Basílica de Gu ...
 
Fue la primera vez que tal acontecimiento ocurría en otro templo que no fuese el de la Casa de la P ...
 
La memoria de la Patrona del Amazonas, Nuestra Señora de la Concepción, será contemplada por los ...
 
El purpurado quiso recordar el éxodo de millares de personas que fueron obligadas a huir dejando to ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading