Loading
 
 
 
Loading
 
Venecia y las Gaviotas: El arte de Volar
Loading
 
1 de Febrero de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Miércoles, 01-02-2017, Gaudium Press) El arte de volar es una de esas maravillas que frecuentemente nos arranca una sonrisa, casi con el mismo encanto conque los niños contemplan extasiados, en las vidrieras, tesoros inalcanzables de juguetes o golosinas.

Convengamos, lector amigo; a quién no le gustaría desplegar alas de ángel y planear magníficamente, llevado por la fuerza de los vientos?; a quién no le agradaría ascender a un idílico mundo de cordilleras de nubes, albas como la nieve, y explorarlas en una cabalgata aérea; a quién no le fascinaría realizar virajes cerrados que desafíen la gravedad hasta lo inconcebible, y lanzarse vertiginosamente desde las alturas, para venir a zambullirse a toda velocidad en las verdes aguas de algún océano paradisíaco?

1.jpg

El arte de superar las leyes de la gravedad y con maestría tornarlas casi inexistentes es un espectáculo que - para ojos que saben observarlo- arranca exclamaciones de entusiasmo, de admiración y de encanto.

No piense el lector que nos referimos solamente a legendarios cóndores, a míticas águilas pescadoras, o a poderosos aviones presentes en algún festival aeronáutico, sino más bien a esas maestras insuperables en el arte de volar: las gaviotas.

* * *

Muy probablemente, pocos son los lugares de la Tierra donde el arte de volar puede ser puesto en escena con tanta belleza como en el tablado maravilloso de la Venecia legendaria donde cúpulas y palacios, torres y canales, se presentan al visitante como joyas engarzadas en profundas aguas de esmeralda, acariciadas por el suave pasaje de místicas góndolas...

En ese ambiente casi mítico, Venecia y las gaviotas forman un dúo inseparable que a todo momento se entreteje y se complementa, tanto en amaneceres rutilantes, como en crepúsculos de fuego, sea ante la majestad bizantina de la Plaza San Marcos, sea ante la sólida imponencia de las torres y cúpulas de San Giorgio Maggiore o de Santa María della Salute. Y siempre presentes, a todas horas, las gaviotas ensayan incansables sus osadías aéreas decorando la placidez serena de los monumentos venecianos, con la frescura de su acrobacia inesperada y juguetona.

* * *

Si el privilegio de volar sólo fue dado a las aves y a los ángeles, fue dado a los hombres desplegar las alas de la Fe y con ellas poder alcanzar, llevados por los vientos de la Gracia, las alturas del mundo del pensamiento y de la palabra, surcando como las aves, el firmamento espiritual de los ideales y de la virtud, de la acción y del heroísmo, y sobretodo, las cumbres de la verdadera Piedad Cristiana que al florecer se traduce en una rica y profunda vida espiritual.

Es precisamente através de esos vuelos de espíritu ora firmes y serenos, ora súbitos e inesperados, que la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, modela y orienta las almas con suavidad de madre, guiándolas como a gaviotas hacia una Venecia Ideal, mas allá de la cual se encuentra... el propio Cielo.

Por Gustavo Kralj

Loading
Venecia y las Gaviotas: El arte de Volar

Redacción (Miércoles, 01-02-2017, Gaudium Press) El arte de volar es una de esas maravillas que frecuentemente nos arranca una sonrisa, casi con el mismo encanto conque los niños contemplan extasiados, en las vidrieras, tesoros inalcanzables de juguetes o golosinas.

Convengamos, lector amigo; a quién no le gustaría desplegar alas de ángel y planear magníficamente, llevado por la fuerza de los vientos?; a quién no le agradaría ascender a un idílico mundo de cordilleras de nubes, albas como la nieve, y explorarlas en una cabalgata aérea; a quién no le fascinaría realizar virajes cerrados que desafíen la gravedad hasta lo inconcebible, y lanzarse vertiginosamente desde las alturas, para venir a zambullirse a toda velocidad en las verdes aguas de algún océano paradisíaco?

1.jpg

El arte de superar las leyes de la gravedad y con maestría tornarlas casi inexistentes es un espectáculo que - para ojos que saben observarlo- arranca exclamaciones de entusiasmo, de admiración y de encanto.

No piense el lector que nos referimos solamente a legendarios cóndores, a míticas águilas pescadoras, o a poderosos aviones presentes en algún festival aeronáutico, sino más bien a esas maestras insuperables en el arte de volar: las gaviotas.

* * *

Muy probablemente, pocos son los lugares de la Tierra donde el arte de volar puede ser puesto en escena con tanta belleza como en el tablado maravilloso de la Venecia legendaria donde cúpulas y palacios, torres y canales, se presentan al visitante como joyas engarzadas en profundas aguas de esmeralda, acariciadas por el suave pasaje de místicas góndolas...

En ese ambiente casi mítico, Venecia y las gaviotas forman un dúo inseparable que a todo momento se entreteje y se complementa, tanto en amaneceres rutilantes, como en crepúsculos de fuego, sea ante la majestad bizantina de la Plaza San Marcos, sea ante la sólida imponencia de las torres y cúpulas de San Giorgio Maggiore o de Santa María della Salute. Y siempre presentes, a todas horas, las gaviotas ensayan incansables sus osadías aéreas decorando la placidez serena de los monumentos venecianos, con la frescura de su acrobacia inesperada y juguetona.

* * *

Si el privilegio de volar sólo fue dado a las aves y a los ángeles, fue dado a los hombres desplegar las alas de la Fe y con ellas poder alcanzar, llevados por los vientos de la Gracia, las alturas del mundo del pensamiento y de la palabra, surcando como las aves, el firmamento espiritual de los ideales y de la virtud, de la acción y del heroísmo, y sobretodo, las cumbres de la verdadera Piedad Cristiana que al florecer se traduce en una rica y profunda vida espiritual.

Es precisamente através de esos vuelos de espíritu ora firmes y serenos, ora súbitos e inesperados, que la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, modela y orienta las almas con suavidad de madre, guiándolas como a gaviotas hacia una Venecia Ideal, mas allá de la cual se encuentra... el propio Cielo.

Por Gustavo Kralj

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/85083-Venecia-y-las-Gaviotas--El-arte-de-Volar-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Lejos de declinar, un informe sobre la libertad religiosa en los últimos tres años arroja resultad ...
 
La muestra, que se podrá apreciar hasta el 28 de enero de 2018, tiene como eje central la obra maes ...
 
La Consagración se realizó al término de 54 días de preparación espiritual de la Diócesis. ...
 
El suceso se registró en el Congreso Nacional Mariano del país, el 13 de octubre de 2017. ...
 
La vida y obra del Padre Donizetti Tavares de Lima, que recientemente fue declarado venerable por el ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading