Loading
 
 
 
Loading
 
Fieles protegen templo con cordón humano en EEUU tras interrupción por supuestos predicadores
Loading
 
9 de Febrero de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Portland (Jueves, 09-02-2017, Gaudium Press) "Bienaventurados serán cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa mía", afirma jesucristo en el Evangelio según San Mateo. Justamente cuando las lecturas de la Eucaristía recordaban este texto el pasado 29 de enero, el P. Raúl Márquez, de la parroquia de San Pedro en Portland, Estados Unidos, y sus feligreses de origen hispano tuvieron que vivirlo en carne propia. Pero su sufrimiento produjo un fruto inesperado: un masivo apoyo en favor de la parroquia y sus feligreses para prevenir un hecho similar.

ESCUDO HUMANO SAN PEDRO PORTLAND GAUDIUM PRESS.jpg
Numerosas personas protegen el templo de San Pedro en Portlan a pesar de las bajas temperaturas. Foto: Kieran Cannistra.
Ese día un grupo de hombres vestidos como cazadores y quienes afirmaban ser "predicadores callejeros" se acercaron al templo durante la celebración de la Eucaristía en español y comenzaron a gritar insultos en contra de la Iglesia Católica, a los que sumaron ofensas personales contra los feligreses por su origen hispano y en contra de las mujeres que asistieron a la Misa. Los agresores ya habían realizado actos similares en eventos políticos y lugares públicos incluyendo el Aeropuerto Internacional de Portland.

"Esto es amor"

"Todo ese domingo me sentí triste y no entendía", comentó el P. Márquez, Párroco de San Pedro desde hace cinco años y de origen colombiano. El Evangelio lo motivaba a alegrarse por el hecho, pero su impulso humano era contrario. "¿Cómo iba a sentirme mientras escuchaba y luego recordaba el insulto verbal?". Sin embargo la paciencia cristiana de esta comunidad ante la afrenta dio su fruto al domingo siguiente.

El día 05 de febrero, la comunidad de la parroquia pudo celebrar la Eucaristía sin temores: Más de 300 personas se acercaron espontáneamente al templo y formaron un escudo humano para proteger el lugar sagrado durante la celebración del sacramento en cada una de las Misas. Los fieles que protegieron el lugar acudieron tras conocer el hecho en redes sociales. "No esperaba este flujo de amor por nosotros. Es un tiempo difícil para nosotros y estamos rodeados del cariño de todos", comentó a Catholic Sentinel Alberto González, uno de los feligreses. "Esto es solidaridad. Esto es amor".

La primera muestra de apoyo que recibió la parroquia vino directamente del Arzobispo de Portland, Mons. Alexander K. Sample, quien redactó una carta a la comunidad parroquial. "Fui entristecido más allá de las palabras cuando supe de la terrible experiencia que muchos de ustedes enfrentaron cuando vinieron al templo el fin de semana pasado. Es trágico que ustedes se congreguen para celebrar el amor y la misericordia de Dios y experimentaran la crueldad y el odio", afirmó el prelado. "Estén seguros de que yo, como su Arzobispo y pastor, estoy firmemente con ustedes ante palabras tan ignorantes y llenas de odio. ustedes son nuestros hermanos y hermanas y como miembros de la misma familia de fe, debemos mantener nuestra unidad en Cristo".

Con información de The Catholic Register.

 

Loading
Fieles protegen templo con cordón humano en EEUU tras interrupción por supuestos predicadores

Portland (Jueves, 09-02-2017, Gaudium Press) "Bienaventurados serán cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa mía", afirma jesucristo en el Evangelio según San Mateo. Justamente cuando las lecturas de la Eucaristía recordaban este texto el pasado 29 de enero, el P. Raúl Márquez, de la parroquia de San Pedro en Portland, Estados Unidos, y sus feligreses de origen hispano tuvieron que vivirlo en carne propia. Pero su sufrimiento produjo un fruto inesperado: un masivo apoyo en favor de la parroquia y sus feligreses para prevenir un hecho similar.

ESCUDO HUMANO SAN PEDRO PORTLAND GAUDIUM PRESS.jpg
Numerosas personas protegen el templo de San Pedro en Portlan a pesar de las bajas temperaturas. Foto: Kieran Cannistra.
Ese día un grupo de hombres vestidos como cazadores y quienes afirmaban ser "predicadores callejeros" se acercaron al templo durante la celebración de la Eucaristía en español y comenzaron a gritar insultos en contra de la Iglesia Católica, a los que sumaron ofensas personales contra los feligreses por su origen hispano y en contra de las mujeres que asistieron a la Misa. Los agresores ya habían realizado actos similares en eventos políticos y lugares públicos incluyendo el Aeropuerto Internacional de Portland.

"Esto es amor"

"Todo ese domingo me sentí triste y no entendía", comentó el P. Márquez, Párroco de San Pedro desde hace cinco años y de origen colombiano. El Evangelio lo motivaba a alegrarse por el hecho, pero su impulso humano era contrario. "¿Cómo iba a sentirme mientras escuchaba y luego recordaba el insulto verbal?". Sin embargo la paciencia cristiana de esta comunidad ante la afrenta dio su fruto al domingo siguiente.

El día 05 de febrero, la comunidad de la parroquia pudo celebrar la Eucaristía sin temores: Más de 300 personas se acercaron espontáneamente al templo y formaron un escudo humano para proteger el lugar sagrado durante la celebración del sacramento en cada una de las Misas. Los fieles que protegieron el lugar acudieron tras conocer el hecho en redes sociales. "No esperaba este flujo de amor por nosotros. Es un tiempo difícil para nosotros y estamos rodeados del cariño de todos", comentó a Catholic Sentinel Alberto González, uno de los feligreses. "Esto es solidaridad. Esto es amor".

La primera muestra de apoyo que recibió la parroquia vino directamente del Arzobispo de Portland, Mons. Alexander K. Sample, quien redactó una carta a la comunidad parroquial. "Fui entristecido más allá de las palabras cuando supe de la terrible experiencia que muchos de ustedes enfrentaron cuando vinieron al templo el fin de semana pasado. Es trágico que ustedes se congreguen para celebrar el amor y la misericordia de Dios y experimentaran la crueldad y el odio", afirmó el prelado. "Estén seguros de que yo, como su Arzobispo y pastor, estoy firmemente con ustedes ante palabras tan ignorantes y llenas de odio. ustedes son nuestros hermanos y hermanas y como miembros de la misma familia de fe, debemos mantener nuestra unidad en Cristo".

Con información de The Catholic Register.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los Obispos de Tanzania tomaron decisiones para fomentar la devoción eucarística en las familias. ...
 
La medida busca evitar el escándalo de quienes interpretarían el rito como una aprobación de la I ...
 
El presbítero advirtió sobre la realidad del mal y la necesidad de los fieles de protegerse. ...
 
Gracias a Dios todavía va gente a la Rue du Bac en París, (incluso turistas) a la capilla del conv ...
 
Es un pecado contra Dios y un comportamiento que se asemeja al de las mafias ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading