Loading
 
 
 
Loading
 
En Artigas, Uruguay, se erige una gigantografía del Jesús de la Misericordia, este sábado
Loading
 
9 de Marzo de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Artigas (Jueves, 09-03-2017, Gaudium Press) En enero del año pasado, en una no fácil situación personal, el uruguayo Fernando Arbiza recibió de unos amigos una imagen del Cristo de la Misericordia, según la aparición a Santa Faustina Kowalska. En ese momento Arbiza tuvo una especial sensación dentro de su corazón. Tiempo después se puso en contacto con el P. Miguel Olivares, de la parroquia San Eugenio del Cuareim, en Artigas, una población a 600 kilómetros de Montevideo, en la frontera con el Brasil.

1.jpg
Foto: Conferencia Episcopal Uruguaya

Meses después de haber recibido la imagen de Jesús de la Misericordia de parte de sus amigos, Fernando Arbiza, empresario, estaba recorriendo Salto cuando encontró una imagen similar de Jesús misericordioso, solo que era gigante, y mucho le impresionó. Jesús seguía hablando en su alma, pero esta vez la "voz" le decía que Cristo le pedía que hiciese algo similar. 

Con la decisión ya tomada, el P. Olivares ayudó en la conformación de un equipo de trabajo, encargado de la financiación, la búsqueda del artista, lugar de colocación de la gigantografía, etc. Ese proyecto concluirá el próximo sábado, cuando en un edificio particular en el kilómetro 197 de la ruta 4, en la vecinanza de Artigas, será inaugurado el gigante Jesús de la Misericordia una imagen de 6 metros de alto y cerca de dos metros de ancho, de autoría de Walter Blanco.

"Yo medito en mi templo y estoy agradecido porque siento que soy cien por ciento guiado por el Padre que se manifiesta en mí´", dice Arbiza, quien invitó a los uruguayos a creer y dejar ser tocados por Jesús.

Con información de ACI Digital

 

 

Loading
En Artigas, Uruguay, se erige una gigantografía del Jesús de la Misericordia, este sábado

Artigas (Jueves, 09-03-2017, Gaudium Press) En enero del año pasado, en una no fácil situación personal, el uruguayo Fernando Arbiza recibió de unos amigos una imagen del Cristo de la Misericordia, según la aparición a Santa Faustina Kowalska. En ese momento Arbiza tuvo una especial sensación dentro de su corazón. Tiempo después se puso en contacto con el P. Miguel Olivares, de la parroquia San Eugenio del Cuareim, en Artigas, una población a 600 kilómetros de Montevideo, en la frontera con el Brasil.

1.jpg
Foto: Conferencia Episcopal Uruguaya

Meses después de haber recibido la imagen de Jesús de la Misericordia de parte de sus amigos, Fernando Arbiza, empresario, estaba recorriendo Salto cuando encontró una imagen similar de Jesús misericordioso, solo que era gigante, y mucho le impresionó. Jesús seguía hablando en su alma, pero esta vez la "voz" le decía que Cristo le pedía que hiciese algo similar. 

Con la decisión ya tomada, el P. Olivares ayudó en la conformación de un equipo de trabajo, encargado de la financiación, la búsqueda del artista, lugar de colocación de la gigantografía, etc. Ese proyecto concluirá el próximo sábado, cuando en un edificio particular en el kilómetro 197 de la ruta 4, en la vecinanza de Artigas, será inaugurado el gigante Jesús de la Misericordia una imagen de 6 metros de alto y cerca de dos metros de ancho, de autoría de Walter Blanco.

"Yo medito en mi templo y estoy agradecido porque siento que soy cien por ciento guiado por el Padre que se manifiesta en mí´", dice Arbiza, quien invitó a los uruguayos a creer y dejar ser tocados por Jesús.

Con información de ACI Digital

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Papa puso de realce este ministerio al dirigirse en marzo pasado a los participantes del curso de ...
 
La Arquidiócesis cuenta con una línea telefónica y sacerdotes que hacen guardia para atender a qu ...
 
El templo será dedicado a San Juan Pablo II y se espera esté concluido en 2018. ...
 
Eliminar los límites del respeto a la vida pone en peligro "los cimientos mismos de nuestra civiliz ...
 
Estaba Plinio Corrêa de Oliveira con algunos amigos, recorriendo Venecia (1), a final de la década ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading