Loading
 
 
 
Loading
 
Papa explicó el sentido de la Trasfiguración del Señor
Loading
 
13 de Marzo de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 13-03-2017, Gaudium Press) Ayer, en el II Domingo de Cuaresma, en el Ángelus dominical, el Papa Francisco comentó y explicó el texto evangélico del día (Mt 17, 1-9) -que narra la Trasfiguración del Señor-, junto a los numerosos fieles que lo acompañaban en la Plaza de San Pedro.

"Llevados aparte a tres de los Apóstoles, Pedro, Santiago y Juan, Él subió con ellos a un monte elevado, y allí se produjo este fenómeno peculiar: el rostro de Jesús ‘resplandeció como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz' (v. 2). De este modo el Señor hizo resplandecer en su misma persona aquella gloria divina que se podía entender con la fe en su predicación y en sus gestos milagrosos. Y a la transfiguración se acompaña, en el monte, la aparición de Moisés y Elías, ‘que hablaban con Él' (v. 3)", explicó el Pontífice.

1.png

El Papa mostró el sentido profundo de la luminosidad que vieron los apóstoles, y que simbolizaba la iluminación de "las mentes y los corazones de los discípulos, a fin de que puedan comprender claramente quién es su Maestro. Es un destello de luz que se abre improvisamente sobre el misterio de Jesús e ilumina toda su persona y toda su vicisitud".

Jesús ya estaba en camino hacia Jerusalén "donde deberá padecer la condena a muerte por crucifixión" y quería preparar a sus seguidores para ese "escándalo", preanunciando su resurrección "manifestándose como el Mesías, el Hijo de Dios".

El Señor se estaba mostrando como "un Mesías diverso con respecto a las expectativas, a lo que ellos se imaginaban sobre el Mesías, a cómo debería ser el Mesías, un Mesías diferente con respecto a las expectativas: no un rey poderoso y glorioso, sino un siervo humilde y desarmado; no un señor de gran riqueza, signo de bendición, sino un hombre pobre que no tiene donde posar la cabeza; no un patriarca con descendencia numerosa, sino un célibe sin casa y sin nido". Pero será también un Mesías glorioso, que "precisamente a través de la cruz Jesús llegará a la gloriosa resurrección, que será definitiva, no como esta transfiguración que duró un momento, un instante".

Por la Cruz a la gloria

"Jesús transfigurado en el monte Tabor ha querido mostrar a sus discípulos su gloria, no para evitarles que pasen a través de la cruz, sino para indicar hacia dónde lleva la cruz. El que muere con Cristo, con Cristo resucitará. Y la cruz es la puerta de la resurrección. El que lucha junto a Él, con Él triunfará. Éste es el mensaje de esperanza que contiene la cruz de Jesús, exhortando a la fortaleza en nuestra existencia. La Cruz cristiana no es un adorno de la casa o un ornamento que ponerse, sino que la cruz cristiana es una llamada al amor con la que Jesús se ha sacrificado para salvar a la humanidad del mal y del pecado", insiste el Papa.

Francisco recordó que muchos en este tiempo de Cuaresma dirigen sus ojos al Crucificado, a Jesús en la Cruz, "símbolo de la fe cristiana", "emblema de Jesús, muerto y resucitado por nosotros. Hagamos de modo que la Cruz marque las etapas de nuestro itinerario cuaresmal para comprender cada vez más la gravedad del pecado y el valor del sacrificio con el cual el Redentor nos ha salvado, a todos nosotros".

El Papa concluyó su meditación pidiendo a la Virgen que nos acompañe en todas las meditaciones, tanto de Jesús sufriente como de Jesús glorioso.

Con información de Radio Vaticano

 

 

Loading
Papa explicó el sentido de la Trasfiguración del Señor

Ciudad del Vaticano (Lunes, 13-03-2017, Gaudium Press) Ayer, en el II Domingo de Cuaresma, en el Ángelus dominical, el Papa Francisco comentó y explicó el texto evangélico del día (Mt 17, 1-9) -que narra la Trasfiguración del Señor-, junto a los numerosos fieles que lo acompañaban en la Plaza de San Pedro.

"Llevados aparte a tres de los Apóstoles, Pedro, Santiago y Juan, Él subió con ellos a un monte elevado, y allí se produjo este fenómeno peculiar: el rostro de Jesús ‘resplandeció como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz' (v. 2). De este modo el Señor hizo resplandecer en su misma persona aquella gloria divina que se podía entender con la fe en su predicación y en sus gestos milagrosos. Y a la transfiguración se acompaña, en el monte, la aparición de Moisés y Elías, ‘que hablaban con Él' (v. 3)", explicó el Pontífice.

1.png

El Papa mostró el sentido profundo de la luminosidad que vieron los apóstoles, y que simbolizaba la iluminación de "las mentes y los corazones de los discípulos, a fin de que puedan comprender claramente quién es su Maestro. Es un destello de luz que se abre improvisamente sobre el misterio de Jesús e ilumina toda su persona y toda su vicisitud".

Jesús ya estaba en camino hacia Jerusalén "donde deberá padecer la condena a muerte por crucifixión" y quería preparar a sus seguidores para ese "escándalo", preanunciando su resurrección "manifestándose como el Mesías, el Hijo de Dios".

El Señor se estaba mostrando como "un Mesías diverso con respecto a las expectativas, a lo que ellos se imaginaban sobre el Mesías, a cómo debería ser el Mesías, un Mesías diferente con respecto a las expectativas: no un rey poderoso y glorioso, sino un siervo humilde y desarmado; no un señor de gran riqueza, signo de bendición, sino un hombre pobre que no tiene donde posar la cabeza; no un patriarca con descendencia numerosa, sino un célibe sin casa y sin nido". Pero será también un Mesías glorioso, que "precisamente a través de la cruz Jesús llegará a la gloriosa resurrección, que será definitiva, no como esta transfiguración que duró un momento, un instante".

Por la Cruz a la gloria

"Jesús transfigurado en el monte Tabor ha querido mostrar a sus discípulos su gloria, no para evitarles que pasen a través de la cruz, sino para indicar hacia dónde lleva la cruz. El que muere con Cristo, con Cristo resucitará. Y la cruz es la puerta de la resurrección. El que lucha junto a Él, con Él triunfará. Éste es el mensaje de esperanza que contiene la cruz de Jesús, exhortando a la fortaleza en nuestra existencia. La Cruz cristiana no es un adorno de la casa o un ornamento que ponerse, sino que la cruz cristiana es una llamada al amor con la que Jesús se ha sacrificado para salvar a la humanidad del mal y del pecado", insiste el Papa.

Francisco recordó que muchos en este tiempo de Cuaresma dirigen sus ojos al Crucificado, a Jesús en la Cruz, "símbolo de la fe cristiana", "emblema de Jesús, muerto y resucitado por nosotros. Hagamos de modo que la Cruz marque las etapas de nuestro itinerario cuaresmal para comprender cada vez más la gravedad del pecado y el valor del sacrificio con el cual el Redentor nos ha salvado, a todos nosotros".

El Papa concluyó su meditación pidiendo a la Virgen que nos acompañe en todas las meditaciones, tanto de Jesús sufriente como de Jesús glorioso.

Con información de Radio Vaticano

 

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/85956-Papa-explico-el-sentido-de-la-Trasfiguracion-del-Senor. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Papa puso de realce este ministerio al dirigirse en marzo pasado a los participantes del curso de ...
 
La Arquidiócesis cuenta con una línea telefónica y sacerdotes que hacen guardia para atender a qu ...
 
El templo será dedicado a San Juan Pablo II y se espera esté concluido en 2018. ...
 
Eliminar los límites del respeto a la vida pone en peligro "los cimientos mismos de nuestra civiliz ...
 
Estaba Plinio Corrêa de Oliveira con algunos amigos, recorriendo Venecia (1), a final de la década ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading