Loading
 
 
 
Loading
 
Madrid abre Causa de Canonización de mártires del siglo XX, la primera de sacerdotes seculares
Loading
 
15 de Marzo de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Madrid (Miércoles, 15-03-2017, Gaudium Press) La Iglesia de la Concepción Real de Calatrava de Madrid acogerá el sábado 18 de marzo la apertura de la Causa de Canonización del Padre Cipriano Gil y 55 compañeros mártires del siglo XX. Es la primera causa de sacerdotes seculares de Madrid, junto con varios laicos familiares suyos, que murieron durante la persecución religiosa acaecida durante la Guerra Civil Española.

La apertura de la causa, que tendrá lugar a las 11:00 horas, será presidida por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro. También estará presente Mons. Juan Antonio Martínez Camino, Obispo Auxiliar de Madrid.

Justamente el Obispo Auxiliar, al introducir las biografías de los mártires -que han sido agrupadas en una publicación-, señala: "hablando de los sacerdotes y laicos que se presentan en esta publicación, empleamos la palabra ‘mártir' en un sentido amplio. Ciertamente sus familias y quienes tuvieron o tienen noticia de su vida y muerte los tienen por testigos heroicos de Cristo, que han derramado sangre por Él".

"El Cardenal Arzobispo de Madrid, al firmar el decreto de introducción de su Causa de canonización, se hizo eco de esta fama de martirio y la corroboró. Pero la Iglesia todavía no se ha pronunciado definitivamente al respecto", aclara Mons. Martínez Camino.

Como aún queda un camino por recorrer antes del reconocimiento de la santidad del sacerdote y sus compañeros mártires, tanto el Cardenal Osoro, como Mons. Joaquín López de Andújar y Cánovas del Castillo, Obispo de Getafe -en cuya diócesis vivían 20 de los siervos de Dios que se incluyen en la causa-, convocan a los fieles a pedir la mediación, de manera privada, de estos intercesores.

"Pongamos como intercesores a estos hermanos nuestros en la fe y pidamos la gracia de su pronta beatificación", hace eco el Obispo Auxiliar de Madrid.

Siervo de Dios Cipriano Gil

Causa de Canonización de Cirpriano Gil.jpg
"Ahora dejadme que me recoja un momento con mi Dios", dijo el sacerdote antes de ser martirizado / Foto: Archidiócesis de Madrid.

El Siervo de Dios Cipriano Gil, nació en Hombrados, Guadalajara, el 26 de septiembre de 1904. A sus 9 años ingresa al Semanario Menor de Alcalá, terminando su formación sacerdotal en el Seminario Conciliar de Madrid. Es ordenado sacerdote el 3 de junio de 1928, pero debido a una enfermedad que lo sorprende se traslada a los Jerónimos de la calle Lista, donde su hermano, Alejando, era capellán. Allí se dedica a la oración y a la lectura de los místicos españoles. Tiempo después acompaña a su hermano cuando es nombrado capellán de las Clarisas de San Pascual, del paseo de Recoletos, donde se hizo un gran confesor y guía espiritual. El Padre Cipriano llegó a orientar la vocación de la hoy venerable Cristiana de la Cruz de Artea, quien fundó varios monasterio de Jerónimas.

En 1935, es llamado a ser el párroco de El Prado. Es aquí donde el 21 de julio de 1936, junto con el joven sacerdote Joaquín, es apresado pasando 30 días en el calabozo municipal. Cuentan que mientras permaneció preso, solía decir: "hay que perdonar. Tenemos que estar dispuestos a lo que Dios quiera, a darle la vida si es preciso (...)".

Su martirio llegó el 18 de agosto de 1936 cuando contaba con 31 años. Los mismos asesinos contaron que el sacerdote los perdonó, y justo antes de morir, expresó: "Ahora dejadme que me recoja un momento con mi Dios". Su cuerpo reposa en el Monasterio de las Jerónimas de El Goloso de Madrid.

Compañeros mártires

Entre sus compañeros mártires se encuentran el Padre Víctor Navalpotro, párroco de El Escorial, martirizado el 11 de agosto de 1936; junto a él también murió el coadjutor Antolín Rodríguez del Palacio. El 28 de noviembre del mismo año fue muerto el Padre Ignacio González Serrano, párroco de Collado Villalba; este mismo mes fue martirizado el Padre Jesús Mostaza Chimeno, párroco de Collado Mediano; y el 20 de agosto de 1936, el Padre Alejando de Castro García, párroco de Los Molinos.

En la lista de los mártires también está el Padre José Polo García, Párroco de Cercedilla; el Capellán del hospital de Fuentería, Padre Alejando Álvarez; el párroco de Navacerra, Padre Timoteo del Blanco de Castro; Don Remigio Muñoz Coello, párroco de Moralzarzal; el Padre Jesús Adoración Vásquez González, Coadjutor de Miraflores de la Sierra, entre otros.

De los laicos se encuentran los hermanos del párroco de Canillejas Francisco Lato San Martín, trabajador del aeropuerto y Osmundo Lato San Martín, trabajador industrial; así como la sobrina del párroco de Aranjuez, Pilar Martín de Miguel; los padres del párroco de San Martín de la Vega Feliciano Monterrubio Garcimartín y Saturnina González Martín; la hermana del mismo párroco, Andrea Monterrubio González; y el padre del coadjutor de Pinto y capellán de las Ursilinas, José Calleja Teruel.

Para la Oración Privada

Señor Jesucristo, Sacerdote eterno, que otorgaste a tu siervo Cipriano, sacerdote, y a sus compañeros sacerdotes y familiares la fuerza necesaria para dar testimonio de Ti hasta la muerte, fiados en tu palabra: "Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos", te pedimos su pronta glorificación ante la Iglesia.

Concédenos, por su intercesión, las gracias que te imploramos: que los sacerdotes tengan la alegría de vivir unidos a Tu oblación, que muchos jóvenes respondan con generosidad a la vocación sacerdotal y otros muchos vivan el matrimonio como santa iglesia doméstica. También te pedimos esta gracia particular... Así sea. (Padrenuestro, Avemaría y Gloria).

Con información de la Archidiócesis de Madrid.

 

Loading
Madrid abre Causa de Canonización de mártires del siglo XX, la primera de sacerdotes seculares

Madrid (Miércoles, 15-03-2017, Gaudium Press) La Iglesia de la Concepción Real de Calatrava de Madrid acogerá el sábado 18 de marzo la apertura de la Causa de Canonización del Padre Cipriano Gil y 55 compañeros mártires del siglo XX. Es la primera causa de sacerdotes seculares de Madrid, junto con varios laicos familiares suyos, que murieron durante la persecución religiosa acaecida durante la Guerra Civil Española.

La apertura de la causa, que tendrá lugar a las 11:00 horas, será presidida por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro. También estará presente Mons. Juan Antonio Martínez Camino, Obispo Auxiliar de Madrid.

Justamente el Obispo Auxiliar, al introducir las biografías de los mártires -que han sido agrupadas en una publicación-, señala: "hablando de los sacerdotes y laicos que se presentan en esta publicación, empleamos la palabra ‘mártir' en un sentido amplio. Ciertamente sus familias y quienes tuvieron o tienen noticia de su vida y muerte los tienen por testigos heroicos de Cristo, que han derramado sangre por Él".

"El Cardenal Arzobispo de Madrid, al firmar el decreto de introducción de su Causa de canonización, se hizo eco de esta fama de martirio y la corroboró. Pero la Iglesia todavía no se ha pronunciado definitivamente al respecto", aclara Mons. Martínez Camino.

Como aún queda un camino por recorrer antes del reconocimiento de la santidad del sacerdote y sus compañeros mártires, tanto el Cardenal Osoro, como Mons. Joaquín López de Andújar y Cánovas del Castillo, Obispo de Getafe -en cuya diócesis vivían 20 de los siervos de Dios que se incluyen en la causa-, convocan a los fieles a pedir la mediación, de manera privada, de estos intercesores.

"Pongamos como intercesores a estos hermanos nuestros en la fe y pidamos la gracia de su pronta beatificación", hace eco el Obispo Auxiliar de Madrid.

Siervo de Dios Cipriano Gil

Causa de Canonización de Cirpriano Gil.jpg
"Ahora dejadme que me recoja un momento con mi Dios", dijo el sacerdote antes de ser martirizado / Foto: Archidiócesis de Madrid.

El Siervo de Dios Cipriano Gil, nació en Hombrados, Guadalajara, el 26 de septiembre de 1904. A sus 9 años ingresa al Semanario Menor de Alcalá, terminando su formación sacerdotal en el Seminario Conciliar de Madrid. Es ordenado sacerdote el 3 de junio de 1928, pero debido a una enfermedad que lo sorprende se traslada a los Jerónimos de la calle Lista, donde su hermano, Alejando, era capellán. Allí se dedica a la oración y a la lectura de los místicos españoles. Tiempo después acompaña a su hermano cuando es nombrado capellán de las Clarisas de San Pascual, del paseo de Recoletos, donde se hizo un gran confesor y guía espiritual. El Padre Cipriano llegó a orientar la vocación de la hoy venerable Cristiana de la Cruz de Artea, quien fundó varios monasterio de Jerónimas.

En 1935, es llamado a ser el párroco de El Prado. Es aquí donde el 21 de julio de 1936, junto con el joven sacerdote Joaquín, es apresado pasando 30 días en el calabozo municipal. Cuentan que mientras permaneció preso, solía decir: "hay que perdonar. Tenemos que estar dispuestos a lo que Dios quiera, a darle la vida si es preciso (...)".

Su martirio llegó el 18 de agosto de 1936 cuando contaba con 31 años. Los mismos asesinos contaron que el sacerdote los perdonó, y justo antes de morir, expresó: "Ahora dejadme que me recoja un momento con mi Dios". Su cuerpo reposa en el Monasterio de las Jerónimas de El Goloso de Madrid.

Compañeros mártires

Entre sus compañeros mártires se encuentran el Padre Víctor Navalpotro, párroco de El Escorial, martirizado el 11 de agosto de 1936; junto a él también murió el coadjutor Antolín Rodríguez del Palacio. El 28 de noviembre del mismo año fue muerto el Padre Ignacio González Serrano, párroco de Collado Villalba; este mismo mes fue martirizado el Padre Jesús Mostaza Chimeno, párroco de Collado Mediano; y el 20 de agosto de 1936, el Padre Alejando de Castro García, párroco de Los Molinos.

En la lista de los mártires también está el Padre José Polo García, Párroco de Cercedilla; el Capellán del hospital de Fuentería, Padre Alejando Álvarez; el párroco de Navacerra, Padre Timoteo del Blanco de Castro; Don Remigio Muñoz Coello, párroco de Moralzarzal; el Padre Jesús Adoración Vásquez González, Coadjutor de Miraflores de la Sierra, entre otros.

De los laicos se encuentran los hermanos del párroco de Canillejas Francisco Lato San Martín, trabajador del aeropuerto y Osmundo Lato San Martín, trabajador industrial; así como la sobrina del párroco de Aranjuez, Pilar Martín de Miguel; los padres del párroco de San Martín de la Vega Feliciano Monterrubio Garcimartín y Saturnina González Martín; la hermana del mismo párroco, Andrea Monterrubio González; y el padre del coadjutor de Pinto y capellán de las Ursilinas, José Calleja Teruel.

Para la Oración Privada

Señor Jesucristo, Sacerdote eterno, que otorgaste a tu siervo Cipriano, sacerdote, y a sus compañeros sacerdotes y familiares la fuerza necesaria para dar testimonio de Ti hasta la muerte, fiados en tu palabra: "Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos", te pedimos su pronta glorificación ante la Iglesia.

Concédenos, por su intercesión, las gracias que te imploramos: que los sacerdotes tengan la alegría de vivir unidos a Tu oblación, que muchos jóvenes respondan con generosidad a la vocación sacerdotal y otros muchos vivan el matrimonio como santa iglesia doméstica. También te pedimos esta gracia particular... Así sea. (Padrenuestro, Avemaría y Gloria).

Con información de la Archidiócesis de Madrid.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La reflexión fue publicada en los 50 años de polémica declaración de independencia de institucio ...
 
Uno es el del sacerdote Pierangelo Pietracatella, quien ahora es jefe de Oficina del Tribunal y el o ...
 
La ciudad de Curitiba, en Paraná, recibió la segunda edición del Encuentro del Sector Cajuru de l ...
 
Organizada en los moldes de la Jornada Mundial de la Juventud, ocurre en el Líbano la Jornada Mundi ...
 
La Semana Misionera y el cierre del Proyecto ‘Rota 300', iniciativa en alusión al encuentro de Nu ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading