Loading
 
 
 
Loading
 
Misionera española sobre tragedia en Colombia: Hay mucho dolor pero también mucha vida
Loading
 
11 de Abril de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Cali (Martes, 11-04-2017, Gaudium Press) La Hna. María Asunción Pinto, misionera javeriana, expuso al informativo español Alfa & Omega un panorama sobre el reciente desastre ocurrido en Mocoa, Colombia, donde la población entera - una capital de departamento - fue gravemente afectada por inundaciones y deslizamientos de tierra con un saldo de al menos 314 fallecidos. La religiosa describió las graves necesidades de la población pero también su vitalidad y resistencia ante las dificultades.

Mocoa Colombia Gaudium Press.png
La tragedia afectó a numerosas familias que necesitan apoyo espiritual y material. Foto: PADF.
"Hay mucho dolor pero también hay mucha vida, mucha resiliencia, pequeños milagros, como el de un niño que permaneció en el barrio a temperaturas de 38º durante 2 días y lo encontraron vivo", indicó la religiosa, quien también citó el caso de una mujer embarazada arrastrada por la corriente."La encontraron dentro del barro y ayer martes de madrugada en el hospital nació su hijo completamente sano y ella recuperándose".

Mientras las agencias estatales y religiosas avanzan en el apoyo a los damnificados, los pobladores viven en condiciones de grave privación. "Sólo decirles que la avalancha se llevó el acueducto, las estructuras eléctricas y del gas, la estación de gasolina... han desaparecido físicamente barrios enteros, han bajado de las montañas rocas de 12 y más toneladas que ahora están asentadas encima de lo que fueron las viviendas con sus familias en el interior", relató. "El cementerio está copado, 6 puentes destruidos, la carretera a Pasto destruida. Sólo hay un pequeño aeropuerto a 20 kilómetros para aterrizajes de aeronaves militares y una sola aerolínea, más bien pequeña, y una carretera que es la que llega a Cali, pasando por Pitalito, pueblo del cual llegan las ayudas materiales y está a unas 4 horas de Mocoa".

La religiosa indicó que es vital prestar ayuda psicosocial a las víctimas, hallar a los numerosos desaparecidos y solucionar el problema de la disposición de los cadáveres a causa de las altas temperaturas del lugar, que rondan los 38° centígrados. "El olor es insoportable y la posibilidad de epidemias es un hecho. El resto lo pueden deducir ustedes", comentó la religiosa. "En esta Semana Santa recordar a los mocoanos vivos y muertos, enviarles la energía espiritual de nuestra fe, que es también la fe de ellos, y aumentar nuestra conciencia de que la Tierra y sus bienes no son propiedad nuestra", concluyó.

Con información de Alfa & Omega.

 

Loading
Misionera española sobre tragedia en Colombia: Hay mucho dolor pero también mucha vida

Cali (Martes, 11-04-2017, Gaudium Press) La Hna. María Asunción Pinto, misionera javeriana, expuso al informativo español Alfa & Omega un panorama sobre el reciente desastre ocurrido en Mocoa, Colombia, donde la población entera - una capital de departamento - fue gravemente afectada por inundaciones y deslizamientos de tierra con un saldo de al menos 314 fallecidos. La religiosa describió las graves necesidades de la población pero también su vitalidad y resistencia ante las dificultades.

Mocoa Colombia Gaudium Press.png
La tragedia afectó a numerosas familias que necesitan apoyo espiritual y material. Foto: PADF.
"Hay mucho dolor pero también hay mucha vida, mucha resiliencia, pequeños milagros, como el de un niño que permaneció en el barrio a temperaturas de 38º durante 2 días y lo encontraron vivo", indicó la religiosa, quien también citó el caso de una mujer embarazada arrastrada por la corriente."La encontraron dentro del barro y ayer martes de madrugada en el hospital nació su hijo completamente sano y ella recuperándose".

Mientras las agencias estatales y religiosas avanzan en el apoyo a los damnificados, los pobladores viven en condiciones de grave privación. "Sólo decirles que la avalancha se llevó el acueducto, las estructuras eléctricas y del gas, la estación de gasolina... han desaparecido físicamente barrios enteros, han bajado de las montañas rocas de 12 y más toneladas que ahora están asentadas encima de lo que fueron las viviendas con sus familias en el interior", relató. "El cementerio está copado, 6 puentes destruidos, la carretera a Pasto destruida. Sólo hay un pequeño aeropuerto a 20 kilómetros para aterrizajes de aeronaves militares y una sola aerolínea, más bien pequeña, y una carretera que es la que llega a Cali, pasando por Pitalito, pueblo del cual llegan las ayudas materiales y está a unas 4 horas de Mocoa".

La religiosa indicó que es vital prestar ayuda psicosocial a las víctimas, hallar a los numerosos desaparecidos y solucionar el problema de la disposición de los cadáveres a causa de las altas temperaturas del lugar, que rondan los 38° centígrados. "El olor es insoportable y la posibilidad de epidemias es un hecho. El resto lo pueden deducir ustedes", comentó la religiosa. "En esta Semana Santa recordar a los mocoanos vivos y muertos, enviarles la energía espiritual de nuestra fe, que es también la fe de ellos, y aumentar nuestra conciencia de que la Tierra y sus bienes no son propiedad nuestra", concluyó.

Con información de Alfa & Omega.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

En la meditación previa al Ángelus dominical, el Papa Francisco comentó la lectura evangélica de ...
 
El Secretario de Asuntos Públicos de la Conferencia de Obispos lamentó que la decisión pueda ser ...
 
El respeto de la voluntad de Dios establece un límite necesario a la autoridad humana. ...
 
El Beato Fernando Saperas dio su vida para defender su virginal consagración a Dios. ...
 
En su homilía, el arzobispo además hizo un pedido: "quiero contar con la oración de mi pueblo par ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading