Loading
 
 
 
Loading
 
Empresario portugués obsequia imágenes de la Virgen de Fátima a templos de todo el mundo
Loading
 
24 de Abril de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Fátima (Lunes, 24-04-2017, Gaudium Press) Un empresario retirado de Portugal, José Cámara, se ha dedicado a un particular apostolado desde 2013: a fin de promover la devoción a la Santísima Virgen, ha obsequiado imágenes de Nuestra Señora de Fátima hechas a mano a más de 1000 templos alrededor del mundo. Los países que han recibido las estatuas incluyen India, Filipinas, Australia, Gran Bretaña, Estados Unidos, Guatemala, entre otros.

VIRGEN DE FATIMA GAUDIUM PRESS.jpg
La Virgen de Fátima motiva una notable devoción en fieles de todo el mundo. Foto: Our Lady of Fatima International Pilgrim Statue
"Comenzó hace unos cuatro años con la idea de ofrecer 12 estatuas hechas a mano de Nuestra Señora de Fátima - una por cada apóstol - a parroquias de Suráfrica, donde viví muchos años", comentó Cámara a Catholic News Service. El empresario publicó una oferta en el semanario católico sudafricano The Southern Cross y recibió 63 solicitudes, por lo que comprendió que había una gran necesidad entre los fieles.

El obsequio no sólo cubre el costo de la imagen, sino que también se hace cargo del valor del envío. "Ya he enviado más de mil imágenes a parroquias, escuelas, conventos, movimientos católicos, prisiones y más, incluso algunos individuos, en todo el mundo", relató Cámara, quien lamentó que por su edad le cuesta cada vez más trabajo superar los obstáculos burocráticos y el estrés de la logística. "Mis ahorros ya casi se agotan".

Las imágenes son elaboradas en un taller artesanal en Fátima, en varios tamaños adecuados para la veneración en templos y las comunidades que las reciben deben comprometerse a rezar el Santo Rosario públicamente al menos una vez al mes y ubicar la imagen ya sea en el altar mayor o en una capilla lateral dedicada a Nuestra Señora de Fátima.

Entre las memorias destacadas de su apostolado, Cámara destacó el testimonio de un sacerdote de namibia que tuvo que hacer un recorrido doble de 560 millas para poder recoger la estatua de su parroquia y el de una mujer, una de las pocas excepciones en que envió una imagen a una persona particular. La mujer padecía un cáncer en etapa terminal y quería estar acompañada por la Santísima Virgen al final de su vida.

"Pero siempre hay demoras en las aduanas y así. Una estatua tarda unos cuatro meses en llegar. No parecía que que la imagen fuera a llegar a tiempo, pero la envié de todas formas, poniendo mi confianza en Nuestra Señora", relató. Cuatro meses después, el envío aún no llegaba a destino y la paciente agonizaba sin su imagen. La hermana de la mujer tuvo que correr a la aduana a liberar la imagen al recibir la noticia de Cámara sobre su ubicación y le envió fotografías de cuando finalmente pudo llevarla al hospital. "Tomaron fotos de la mujer sosteniendo la imagen, viéndose feliz de estar con Nuestra Señora. Ella murió al día siguiente, 24 horas después. Eso era fe. Yo no creía que llegaría a ver la estatua".

El empresario declaró su convencimiento personal de que para hacer el bien hay que involucrarse, "quitarse su chamarra y su corbata, arremangarse las mangas y enfrentar el proyecto e incluso las cuentas pesadas". Todo esto, con el interés no de la gloria personal, "sino con amor por Nuestra Madre. Nuestra Señora ha estado dejando caer bendiciones desde lo alto".

Con información de The Catholic Register.

 

Loading
Empresario portugués obsequia imágenes de la Virgen de Fátima a templos de todo el mundo

Fátima (Lunes, 24-04-2017, Gaudium Press) Un empresario retirado de Portugal, José Cámara, se ha dedicado a un particular apostolado desde 2013: a fin de promover la devoción a la Santísima Virgen, ha obsequiado imágenes de Nuestra Señora de Fátima hechas a mano a más de 1000 templos alrededor del mundo. Los países que han recibido las estatuas incluyen India, Filipinas, Australia, Gran Bretaña, Estados Unidos, Guatemala, entre otros.

VIRGEN DE FATIMA GAUDIUM PRESS.jpg
La Virgen de Fátima motiva una notable devoción en fieles de todo el mundo. Foto: Our Lady of Fatima International Pilgrim Statue
"Comenzó hace unos cuatro años con la idea de ofrecer 12 estatuas hechas a mano de Nuestra Señora de Fátima - una por cada apóstol - a parroquias de Suráfrica, donde viví muchos años", comentó Cámara a Catholic News Service. El empresario publicó una oferta en el semanario católico sudafricano The Southern Cross y recibió 63 solicitudes, por lo que comprendió que había una gran necesidad entre los fieles.

El obsequio no sólo cubre el costo de la imagen, sino que también se hace cargo del valor del envío. "Ya he enviado más de mil imágenes a parroquias, escuelas, conventos, movimientos católicos, prisiones y más, incluso algunos individuos, en todo el mundo", relató Cámara, quien lamentó que por su edad le cuesta cada vez más trabajo superar los obstáculos burocráticos y el estrés de la logística. "Mis ahorros ya casi se agotan".

Las imágenes son elaboradas en un taller artesanal en Fátima, en varios tamaños adecuados para la veneración en templos y las comunidades que las reciben deben comprometerse a rezar el Santo Rosario públicamente al menos una vez al mes y ubicar la imagen ya sea en el altar mayor o en una capilla lateral dedicada a Nuestra Señora de Fátima.

Entre las memorias destacadas de su apostolado, Cámara destacó el testimonio de un sacerdote de namibia que tuvo que hacer un recorrido doble de 560 millas para poder recoger la estatua de su parroquia y el de una mujer, una de las pocas excepciones en que envió una imagen a una persona particular. La mujer padecía un cáncer en etapa terminal y quería estar acompañada por la Santísima Virgen al final de su vida.

"Pero siempre hay demoras en las aduanas y así. Una estatua tarda unos cuatro meses en llegar. No parecía que que la imagen fuera a llegar a tiempo, pero la envié de todas formas, poniendo mi confianza en Nuestra Señora", relató. Cuatro meses después, el envío aún no llegaba a destino y la paciente agonizaba sin su imagen. La hermana de la mujer tuvo que correr a la aduana a liberar la imagen al recibir la noticia de Cámara sobre su ubicación y le envió fotografías de cuando finalmente pudo llevarla al hospital. "Tomaron fotos de la mujer sosteniendo la imagen, viéndose feliz de estar con Nuestra Señora. Ella murió al día siguiente, 24 horas después. Eso era fe. Yo no creía que llegaría a ver la estatua".

El empresario declaró su convencimiento personal de que para hacer el bien hay que involucrarse, "quitarse su chamarra y su corbata, arremangarse las mangas y enfrentar el proyecto e incluso las cuentas pesadas". Todo esto, con el interés no de la gloria personal, "sino con amor por Nuestra Madre. Nuestra Señora ha estado dejando caer bendiciones desde lo alto".

Con información de The Catholic Register.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Una ambiciosa campaña de apoyo a la evangelización busca dejar un legado para el futuro. ...
 
El Arzobispo y Primado de México presidió en la Basílica de Guadalupe una Eucaristía por las cas ...
 
Hay en el universo un número incontable de seres. Cada cual posee características que lo distingue ...
 
Un sacerdote anónimo de Zaragoza obtuvo por medio de su experiencia en los púlpitos de diversas co ...
 
Será el 22 de octubre en Barão de Cocais con el tema "Juventudes en defensa de la vida de los Pueb ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading