Loading
 
 
 
Loading
 
Card. Sarah destaca en España testimonio de San Juan de Ávila e importancia del silencio
Loading
 
15 de Mayo de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Córdoba (Lunes, 15-05-2017, Gaudium Press) La Diócesis de Córdoba, España, celebró el pasado 10 de mayo la festividad de san Juan de Ávila, con celebraciones centrales en la Basílica Pontificia de Montilla. El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Robert Sarah, se hizo presente en la memoria litúrgica y presidió la Eucaristía ante los restos del Santo, al igual que varios actos académicos en los cuales destacó la importancia del silencio en la liturgia de la Iglesia.

 Intevención completa del Card. Sarah sobre el silencio y la liturgia. Fuente: Diócesis de Córdoba. 
Sobre el ejemplo de San Juan de Ávila, el Cardenal destacó tanto su predicación como su testimonio de vida, que lo convirtieron en Santo Patrón del clero secular de España. "No se puede entender el sacerdocio sin una fe encarnada en obras de amor, caridad, sacrificio y contemplación", predicó el purpurado. "San Juan de Ávila fue un sacerdote consciente, a favor de los hombres, celebrando los sacramentos, ofreciendo la oración para la vida del mundo y actuando como embajador de la vida de Cristo; es por ello que nos exhorta a que vivamos con caridad pastoral el ministerio sacerdotal que Cristo nos ha confiado".

Después de la Eucaristía, el Prefecto fue invitado al Teatro Garnelo, donde presentó la ponencia "La fuerza del silencio en la Liturgia", con notable presencia de sacerdotes. El Card. Sarah recordó el ejemplo de un joven religioso de la Abadía de Santa María de Lagrasse, el Hno. Vicente María de la Resurrección, quien padeció esclerosis múltiple y con quien al no poder hablar "me comunicada con la mirada, el silencio y la oración", y en quien "a pesar del sufrimiento, brillaba en su rostro paz, serenidad y felicidad".

"En efecto, el primer lenguaje de Dios es el silencio; debemos aprender a ser silenciosos y a descansar en Dios", indicó el Prefecto, quien contrastó esta necesidad con la obsesión del mundo actual por el ruido y la vida exterior. "Es tiempo de poner a Dios en el centro de nuestras preocupaciones, de nuestros pensamientos, de nuestro actuar y de nuestra vida. Así, nuestra vida cristiana podrá fundamentarse en la luz de la fe y alimentarse en la oración".

El Cardenal explicó a los sacerdote presentes que la mayor necesidad de la Iglesia no es una reforma administrativa o una estrategia de comunicación: "El programa existe y es el de siempre, que proviene del Evangelio y la Tradición Viva", expuso el Prefecto. "Creo que somos víctimas de la superficialidad, del egoísmo y del espíritu mundano que propaga la sociedad mediática; por ello, invito a los cristianos y a los hombres a entrar en el silencio porque sin el silencio, permanecemos en una ilusión mortal", insistió. "El silencio es más importante que cualquier otra obra humana, porque allí habla Dios".

Adicionalmente, el Prefecto inauguró en la Catedral de Córdoba el Foro Osio, donde presentó la ponencia "La Catedral: un lugar santo de encuentro de Dios con los hombres", en el cual expuso que, más allá del valor histórico o artístico de los templos, las Catedrales son por encima de todo "un lugar de fe", donde se lleva a cabo el culto litúrgico: "un lugar santo, que al mismo tiempo es un lugar de saber, de estudio, de cultura y arte, de silencio y diálogo con Dios. Un lugar de perdón y salvación, de encuentro eclesial y de caridad, un lugar de celebración y misterio".

Con información de Diócesis de Córdoba.

 

Loading
Card. Sarah destaca en España testimonio de San Juan de Ávila e importancia del silencio

Córdoba (Lunes, 15-05-2017, Gaudium Press) La Diócesis de Córdoba, España, celebró el pasado 10 de mayo la festividad de san Juan de Ávila, con celebraciones centrales en la Basílica Pontificia de Montilla. El Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Robert Sarah, se hizo presente en la memoria litúrgica y presidió la Eucaristía ante los restos del Santo, al igual que varios actos académicos en los cuales destacó la importancia del silencio en la liturgia de la Iglesia.

 Intevención completa del Card. Sarah sobre el silencio y la liturgia. Fuente: Diócesis de Córdoba. 
Sobre el ejemplo de San Juan de Ávila, el Cardenal destacó tanto su predicación como su testimonio de vida, que lo convirtieron en Santo Patrón del clero secular de España. "No se puede entender el sacerdocio sin una fe encarnada en obras de amor, caridad, sacrificio y contemplación", predicó el purpurado. "San Juan de Ávila fue un sacerdote consciente, a favor de los hombres, celebrando los sacramentos, ofreciendo la oración para la vida del mundo y actuando como embajador de la vida de Cristo; es por ello que nos exhorta a que vivamos con caridad pastoral el ministerio sacerdotal que Cristo nos ha confiado".

Después de la Eucaristía, el Prefecto fue invitado al Teatro Garnelo, donde presentó la ponencia "La fuerza del silencio en la Liturgia", con notable presencia de sacerdotes. El Card. Sarah recordó el ejemplo de un joven religioso de la Abadía de Santa María de Lagrasse, el Hno. Vicente María de la Resurrección, quien padeció esclerosis múltiple y con quien al no poder hablar "me comunicada con la mirada, el silencio y la oración", y en quien "a pesar del sufrimiento, brillaba en su rostro paz, serenidad y felicidad".

"En efecto, el primer lenguaje de Dios es el silencio; debemos aprender a ser silenciosos y a descansar en Dios", indicó el Prefecto, quien contrastó esta necesidad con la obsesión del mundo actual por el ruido y la vida exterior. "Es tiempo de poner a Dios en el centro de nuestras preocupaciones, de nuestros pensamientos, de nuestro actuar y de nuestra vida. Así, nuestra vida cristiana podrá fundamentarse en la luz de la fe y alimentarse en la oración".

El Cardenal explicó a los sacerdote presentes que la mayor necesidad de la Iglesia no es una reforma administrativa o una estrategia de comunicación: "El programa existe y es el de siempre, que proviene del Evangelio y la Tradición Viva", expuso el Prefecto. "Creo que somos víctimas de la superficialidad, del egoísmo y del espíritu mundano que propaga la sociedad mediática; por ello, invito a los cristianos y a los hombres a entrar en el silencio porque sin el silencio, permanecemos en una ilusión mortal", insistió. "El silencio es más importante que cualquier otra obra humana, porque allí habla Dios".

Adicionalmente, el Prefecto inauguró en la Catedral de Córdoba el Foro Osio, donde presentó la ponencia "La Catedral: un lugar santo de encuentro de Dios con los hombres", en el cual expuso que, más allá del valor histórico o artístico de los templos, las Catedrales son por encima de todo "un lugar de fe", donde se lleva a cabo el culto litúrgico: "un lugar santo, que al mismo tiempo es un lugar de saber, de estudio, de cultura y arte, de silencio y diálogo con Dios. Un lugar de perdón y salvación, de encuentro eclesial y de caridad, un lugar de celebración y misterio".

Con información de Diócesis de Córdoba.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El evento es la más grande manifestación pública de fe del país, reuniendo a devotos de todo el ...
 
La iniciativa del gobierno Bachelet no superó la votación de la Cámara de Diputados. ...
 
Los prelados rechazaron las versiones oficiales que desconocen graves señales de tortura en el cuer ...
 
La reflexión fue publicada en los 50 años de polémica declaración de independencia de institucio ...
 
Uno es el del sacerdote Pierangelo Pietracatella, quien ahora es jefe de Oficina del Tribunal y el o ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading